Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Mándorla

(Ven, 1980, Administrator en Castañuela por Sir Ribot)

Por Juan Macedo

 

No es fácil encontrar en las carreras de caballos el encuentro de dos estrellas de la misma generación y de la misma categoría, sólo que en este caso particular las lesiones se encargaron de que no coincidieran durante su campaña pistera. Uno de esos ejemplares es nuestra homenajeada Mándorla, castaña nacida el 24 de marzo de 1980 en el Haras Montalbán y adquirida por los señores Aldino Belley y Nino Battista para correr los colores del Stud El Dulce. La otra estrella fue The Queen.

 

Inicialmente fue entrenada por Víctor Urbina, que la debutó a finales de 1982 figurando sexta a 8 cuerpos de Amazonia con la monta de Argimiro Guerrero. Ya como tresañera logró “romper el maiden” y mantenerse en el lote de ganadoras de una carrera sin impresionar a sus seguidores, por lo que sus propietarios decidieron cambiar de cuadra, pasando la hija de Administrator a manos de Don Guillermo Parra, quien le detecta una lesión en la rodilla, por la cual es retirada temporalmente del óvalo caraqueño.

 

Reaparece de manera triunfal y comienza una racha de triunfos sorprendente, ascendiendo vertiginosamente de lote gracias a su extraordinaria velocidad. Para el 5 de noviembre de 1983 enfrenta su primera prueba de fuego en la Copa Manuel Azpúrua Alcántara con Rafael Bravo Gómez up, donde logra un bonito triunfo con ventaja de ¾ cuerpos sobre Encendida y agenciando 86” para el recorrido de 1400 metros.

 

 

Tres semanas después en el Clásico Arturo Michelena se vendría una Mándorla que con la monta de Rafael Ángel Gutiérrez liquidaría las pretensiones de sus rivales de turno al ganar de manera contundente de tiro a tiro agenciando tiempo de 115" para 1800 metros y dejando a 5 ½ cuerpos en el segundo a la yegua Comentada.

 

 

Nuevamente con Rafael Bravo Gómez, el 11 de  diciembre Mándorla volvería a imponerse a sus rivales que le salieron al paso en el Clásico Fuerza Aérea Venezolana, agenciando 131"1 para los dos kilómetros y superando nuevamente a Comentada con ventaja de 3 ½ cuerpos.

 

 

Apenas seis días de diferencia para participar en el Clásico Instituto Nacional de Hipódromos, donde realiza otra muestra de superioridad superando a Tangaloa con 7 cuerpos de ventaja y parando el reloj de la pizarra electrónica en 128”3 para los 2000 metros. En todas estas carreras exhibió las cualidades de una máquina de carreras, mostrando lo mejor de él en cada una de sus zancadas. La manera en la que batía a sus oponentes era simplemente impresionante, galopando igual sobre terreno pesado o ligero.

 

Tras un breve y merecido descanso, Mándorla domina una vez más a sus rivales, reapareciendo el 19 de febrero de 1984 en el Clásico John Boulton, de punta a punta superando a Irish Dawn con ventaja de cuatro largos, fue conducida por Rafael Bravo Gómez y agenció 115”2 para los 1800 metros. Luego realizó dos exhibiciones más en la pista de La Rinconada sin lograr reencontrarse con el triunfo, pero sin deslucir. Su última actuación fue en el Clásico Día de la Armada figurando sexta detrás de Baby Dancer, donde terminó sentida. A pesar de esa corta campaña, logró titularse con la corona de Campeona de 4 y más años en 1984.

 

 

 

Su campaña total fue de 16 actuaciones, de los cuales nueve de ellos fueron cruzando el disco en ganancia, además de 3 segundos y un cuarto, acumulando en premios la cantidad de Bs. 2.432.900. Retirada a la cría, fue alojada en el Haras Montalbán, donde tuvo un total cuatro hijos, pero solo Lady Halo fue ganadora en el lote común, lamentablemente ninguno heredó la capacidad locomotiva de su madre. A finales de 1991, Mándorla murió estando preñada de Gauley.

 

Fuentes: Revista Hipódromo, Hipicómputo2000, Sr. Jaime Casas, Sr. Rafael Henríquez

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 07 de junio de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados