Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Mariawaleska

(Ven, 1992, York Minster en Miss Nathalie por Polar Night)

Por Juan Macedo

 

En nuestro hipismo existen purasangres que, a pesar de su desempeño pistero y su gallardía, no lograron obtener un campeonato. La zaina Mariawaleska fue uno de esos casos. Nacida el 7 de febrero de 1992 en las praderas carabobeñas del Haras Los Aguacates del Dr. Oscar de Guruceaga, fue adquirida por el Dr. Aníbal Guilarte para lucir durante su campaña pistera la famosa chaquetilla amarilla con la letra G en su pecho. La custodia y entrenamiento de esta bella zaina le fue cedida al eficiente entrenador Miguel Contini.

 

Mariawaleska debutó el 20 de noviembre de 1994 en el Hipódromo La Rinconada con la monta de José Leonardo Verenzuela sin pena ni gloria, ocupando el séptimo lugar a 13 cuerpos de Amorosa. Luego con la monta de Ángel Angulo mejoró al figurar tercera a 4 cuerpos de Amazing Fehr. Fue en su tercera salida, el 18 de diciembre, cuando salió de perdedora al superar a Gold Vic con ventaja de 1 ½ cuerpos y agenciando 86”3 para los siete furlones.

 

Reapareció el 15 de enero de 1995 ocupando el quinto lugar a 6 cuerpos de La Peñera. A las dos semanas con la monta de “RoyRoger Rengifo dio cuenta de Coplera con margen de 3 ¼ largos y dejando marca de 86” exactos para los 1400 metros. Se estrenó en el lote selectivo en marco del Clásico Congreso de la República donde figuró decorosamente en el cuarto puesto a 4 ¾ cuerpos de Only Classic. Acto seguido regresó al lote común y se estrenó en los dos codos, desempeñándose de manera aceptable al quedar tercera a 7 ½ cuerpos de Magic Princess.

 

El 9 de abril Mariawaleska contó con la conducción de Juan Vicente Tovar (que regresaba de su retiro hace 2 años y medio) y magistralmente se anotó su tercer triunfos a expensas de Lalique que se conformó con el segundo lugar a 1 ¾ cuerpos, agenciando 84”4 para los 1400 metros. Subida de lote, repitió con otro sonoro triunfo con margen de 6 ¾ cuerpos sobre Orensana y dejando registro en el teletimer de 98”1 para la milla.

 

Mariawaleska participó en el Clásico Hipódromo La Rinconada, pero su desempeño fue decepcionante, llegando a la cuadra sentida de una de sus manos. Luego de 2 meses y medio de recuperación, la hija de York Minster reapareció el 30 de julio figurando sexta a 7 ½ cuerpos de Miss Caribeña y a las dos semanas reverdeció laureles superando a Island Dancer con margen de 1 ½ cuerpos con un magnifico registro de 96”3 para la milla.

 

El 10 de septiembre participó en el Gran Premio Unicría con la monta de Rigo Sarmiento y en una carrera memorable e inesperada para muchos, la bella zaina pasó la raya con ventaja de 6 ½ cuerpos y parando los cronómetros en 126”3 para el recorrido de 2000 metros.

 

 

La hija de York Minster fracasó al quedar séptima a 15 cuerpos de Magic Princess en el Clásico Eduardo Larrazabal, aun así su propietario no perdió la fe e inscribió a su pupila en el Gran Premio Simón Bolívar con la monta de Jean Carlos Velásquez donde realizó una buena exhibición al figurar cuarta a 12 cuerpos de El Gran Sol. El 26 de noviembre reverdeció laureles en otra gran carrera cuando superó con ¾ cuerpo de ventaja a Gran Duquesa en los 1800 metros del Clásico Fuerza Aérea Venezolana, dejando registro de 112”3 para el recorrido. De manera intempestiva sus dueños decidieron enviarla a República Dominicana para participar el 9 de diciembre en la Copa Confraternidad del Caribe, donde logró un meritorio tercer puesto detrás del dominicano El Incorruptible.

 

De regreso a nuestro país, Mariawaleska reapareció el 17 de marzo con Rafael Torrealba en sus lomos, para figurar segunda apenas a pescuezo de Iracín. Dos semanas después participó en el Clásico Gustavo J. Sanabria donde quedó tercera a 14 cuerpos de Impugnable. Pero el 19 de abril con la monta de Roger D. Brito estuvo a punto de dar la gran sorpresa, solamente la extraordinaria atropellada de Traffic Express fue la diferencia y en propia sentencia logró sacarle un pescuezo de ventaja a la nieta de Polar Night, eso fue en marco del Clásico Presidente de la República.

 

Luego de figurar tercera a 2 ¼ cuerpos de Impugnable, reverdeció laureles por la vía del oficio, ya que dramáticamente por apenas cabeza fue nuevamente derrotada por Impugnable, agenciando 114”2 para los 1800 metros. Pero los tropiezos ocasionados por la ganadora a la hija de York Minster obligó a los Comisarios de turno bajar a la ganadora y por ende subiendo a la zaina al primer lugar. El resto del año corrió siete veces más sin deslucir.

 

Ya con cinco años, Mariawaleska reapareció el 19 de enero de 1997 evidenciando su clase para conquistar en dramático final el triunfo en el marco de la Copa Revista Guía Hípica al derrotar a Fin De Crisis, dirigida por Daniel Centeno, constituyéndose en tamaña sorpresa para el público espectador, dejando 86"3 para la ruta de 1400 metros.

 

Luego de tres buenas exhibiciones, el 29 de marzo la zaina Mariawaleska se adosó a la baranda interior para dominar en buena lid a La Alcaparra con margen de 3 ¾ cuerpos de ventaja en el marco del Clásico Gustavo J. Sanabria dejando crono de 127"4 para los dos kilómetros.

 

Luego de fracasar en el Clásico Presidente de la República y la Copa Inland Voyager. Mariawaleska inició una racha de figuraciones decorosas, incluyendo un segundo a 1 ¾ cuerpos de Come On Honey en el Clásico Fuerza Áerea Venezolana y 3 terceros en el Clásico Burlesco (a 1 ¾ cuerpos de Magic Wheels) y las Copas Fetrahípica (a 1 ¾ cuerpos de Come On Honey) y Revista La Fusta (a 3 ¾ cuerpos de Leyanna). Cerró el año de manera sensacional, derrotando a Iracín con margen de 2 ½ cuerpos en marco del Clásico Instituto Nacional de Hipódromos, recorriendo los dos kilómetros en 125”4 contando con la conducción de José Javier Zerpa.

 

Con seis años a cuestas, el 25 de enero de 1998 Mariawaleska figuró quinta a 8 ½ cuerpos de Trezzel en marco de la Copa Revista Gaceta Hípica, para que dos semanas después con la magistral conducción de Ángel Alciro Castillo hiciera suya la Copa Francisco Urbina Romero al superar con margen de 1 ½ cuerpos a Raizel, agenciando crono de 126”4 para los 2000 metros. La hija de York Minster corrió dos veces más sin pena ni gloria para así cerrar este capítulo de su vida pistera.

 

 

 

Mariawaleska completó una campaña de 47 salidas a la pista (sin contar su buena figuración de República Dominicana) de los cuales en 12 veces saboreó las mieles del triunfo, además de 4 segundos, 11 terceros, 5 cuartos y 5 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 32.793.035. Enviada a su nuevo destino, el Haras Gran Derby, donde fungió como yegua madre, destacando en su nuevo rol por intermedio de los selectivos Descifrado y The Blue Note; además de los ganadores Gran Varón, Waleska Fly, Mi Viejo Chente y Royal Derby.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Hipódromo, www.hipicomputo2000.com

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 27 de octubre de 2016

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados