Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Milady

(Ven, 1992, Slew Prince en So Striking por Storm Bird)

Por Juan Macedo

 

Proveniente de una línea materna poderosa (la influencia de La Troienne) que se ha hecho sentir a través de grandes corredores a nivel mundial y en nuestro país, la bella alazana Milady lo demostró en las pistas venezolanas con su gran velocidad. Nacida el 20 de mayo de 1992 en el Haras San Isidro de Don Amín Saiden, corrió para los colores rojos con cuadros azul y plata del Stud Los Álvarez, inicialmente bajo el cuidado y entrenamiento de Ramón Carbonell.

 

 

A pesar de ser una potranca tardía, debutó el 18 de diciembre de 1994 en el Hipódromo La Rinconada y con la monta de Richard Ibarra, demostrando de una vez su característica principal, una explosiva velocidad. Ganó de punta a punta con ventaja de 4 cuerpos sobre Tundra y agenciando 67”2 para los 1100 metros.

 

Pasó a las manos de Miguel Contini y llevada con calma, Milady reapareció el 26 de marzo de 1995 y en una soberbia actuación superó a Zoddy’s con 1 ½ cuerpos de ventaja y dejando excelente registro de 64”3 para los 1100 metros. Dada la calidad mostrada, fue inscrita en los 1300 metros de la Copa Blondy, pero la hija de Slew Prince “se desinfló” y apenas pudo quedar séptima a 21 cuerpos de la fogueada My Little Doll.

 

Dos meses después, el 18 de junio, Milady regresó al lote común y ahora bajo la conducción de “RoyRoger Rengifo regresó a la senda del triunfo, superando con 2 ¼ cuerpos a Coplera y parando los relojes en 76”3 para los 1300 metros. La racha continuó el 9 de julio con Daniel Centeno up, cuando dio cuenta de la tordilla White Parts por 2 cuerpos agenciando 72”1 para los seis furlones. El 22 de julio la nieta de Storm Bird regresó al lote selectivo, esta vez eran los 1200 metros de la Copa Día del Veterinario y con la monta de Rigo Sarmiento esta vez no se amilanó ante el fuerte lote y se fue de punta a punta para ganar fácilmente con ventaja de 6 ½ cuerpos sobre Zoddy’s, con un notable registro de 71” exactos.

 

El 12 de agosto Milady se hizo presente en el Clásico Burlesco y haciendo caso omiso a los 1400 metros, cruzó la meta en ganancia con ventaja de 1 ¾ cuerpos sobre Zoddy’s, marcando 83”2 para los 1300 metros. Se dio la oportunidad de enfrentar a los machos en el Clásico de los Sprinters pero Milady simplemente no pudo, al fracasar desde el noveno puesto a 19 cuerpos de Burking.

 

El 24 de septiembre participó en los 1400 metros de la Copa Mathieu Valery pero nuevamente fracasó al quedar sexta a 10 cuerpos de Queen Libano. Regresó al lote común con la monta de Roger Rengifo dando muestras de recuperación, solo que en los metros finales le faltó aliento y Terrafirmed le dio alcance para superarla por cabeza. El 10 de diciembre cerró el año al participar en los 1200 metros de la Copa Lavandera con la monta de Jean Carlos Velásquez, donde volvió a fallar figurando décima a 11 cuerpos de Ratainikza.

 

Ya a los cuatro años, Milady regresó al máximo lote común el 27 de enero de 1996 y con la monta del aprendiz Rubén Darío Brito volvió a saborear las mieles del triunfo al cruzar la meta con ventaja de 2 ½ cuerpos sobre Trace Of Wolf y parando los cronómetros  en 72”2. Al mes regresó para continuar la racha, esta vez con ventaja de 1 ½ cuerpos sobre Irradiada y en tiempo de 71”4 para los seis furlones.

 

Vista que, en ese entonces, la programación selectiva para los velocistas  (especialmente las yeguas) era débil, los propietarios de Milady decidieron hacer maletas y llevársela a Norteamérica, buscando otros horizontes, específicamente en la Florida, en la cuadra de Carlos Morales Salas. Tres meses después, el 14 de mayo en Hialeah Park, la nieta de Seattle Slew hizo su debut con los colores del Silvanna Stable y la monta de Abdiel Toribio en un Reclamo valorado en US$40,000 en distancia de 1000 metros y a pesar de no brincar al tiro, fue capaz de dar cuenta del lote y ganar con ventaja de 3 cuerpos sobre Spirit’s Sister, agenciando 59"3 para 1000 m.

 

Ya en Calder, Milady corrió dos Allowance sin éxito, regresó a un Reclamo valorado en US$50,000 donde figuró segunda a 1 ¼ cuerpos de Morning Native. El 6 de julio con la monta de Daniel Centeno participó en el kilómetro del Zippy Do Handicap donde figuró sexta apenas a 2 ½ cuerpos de Reign Dance. Luego de pernoctar entre Allowances y Reclamos, el 13 de diciembre corrió los seis furlones del Thirty Zip Handicap con la monta de José Delgado donde fracasó figurando séptima a 11 ½ cuerpos de Plum Country.

 

Milady reapareció el 21 de febrero de 1997 en Gulfstream Park en un Reclamo valorado en US$25,000 donde realizó una magnifica carrera al quedar segunda a 1 ¾ cuerpos de So Cheerful. Regresó a Hialeah y tras dos salidas regulares, el 10 de mayo triunfó fácilmente en un Reclamo valorado en US$25,000 con ventaja de 4 cuerpos sobre Plenty To Catch, agenciando un fabuloso 70”3 para los 1200 metros.

 

La hija de Slew Prince corrió seis veces más en Calder (las dos últimas bajo el cuido de Julián Canet) sin destacar, su última actuación fue el 8 de diciembre en un Reclamo valorado en US$12,500 con la monta de Abdiel Toribio cuando figuró última a 13 cuerpos de Presstekit. En resumen, Milady corrió en Venezuela en 13 oportunidades, cruzando la raya en ganancia 8 veces, además de un segundo lugar, acumulando en premios la cantidad de Bs. 6.414.400. Ya en Norteamérica corrió 21 veces para dos triunfos, dos segundos, dos terceros y tres cuartos, acumulando en premios la cantidad de US$27,784.

                                                 

Regresó a Venezuela y fue alojada en el Haras Gran Derby para cumplir papel como reproductora, destacando por intermedio de las ganadoras Miss Simpatía, Mariagadaniela (madre de Mister Reyes) y Lady Cat. Pero sin dudas que Milady será recordada como una de las yeguas más rápidas de la década de los años ’90.

 

Fuentes: www.hipicomputo2000.com, Revista Gaceta Hípica.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 28 de marzo de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos    los derechos reservados