Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Miss Vereda

(Ven, 1983, Gentleman’s Word en Chorlita por Killard)

Por Carlos Romero

 

En el espectáculo hípico las grandes proezas generan dentro de los aficionados admiración y grandeza, un fuerte sentimiento que encierra lo que comúnmente se llama idolatría, más allá si viene de una de las representantes del llamado “sexo débil”, pero sin lugar a dudas esta alazana dejo una profunda huella en el corazón de los aficionados hípicos, dada su grandeza, su linaje, su corazón y su entrega dentro de las pistas, demostrando su nobleza hasta el final con enorme valentía y clase que sólo los grandes poseen, esta es la historia de la extraordinaria Miss Vereda.

 

Nacida el 16 de febrero de 1983 en el Haras Tamanaco de la Sra. Ana Maria de Freudman, criadero ubicado en el Estado Aragua; y perteneciente a la sexta producción del linajudo Gentleman´s World (quien era el padrillo estelar del establecimiento: padre de Pudiente, Miniprincesa, Giovanotto, Aragonero entre otros).

 

Su madre Chorlita era descendiente del gran Killard. La alazana era hermana materna de Ocumar (ganador clásico del Francisco de Miranda de 1975) y el rendidor Bingo. Su tercera madre era Urraca, la madre de Arrendajo y Calandria, ambos ganadores clásicos en el Hipódromo Nacional del El Paraíso. El abuelo materno, Killard, ha sido uno de los más influyentes sementales de la historia hípica venezolana, padre de Arrendajo, el doblecoronado Fair Kill, Guarenera (yegua que se ganó a los machos en el Ministerio de Agricultura y Cría de 1956), Lavadora, Pájaro Bravo (el único caballo que corrió como tresañero y como cuatroañero carreras de la triple corona venezolana, puesto que lo hizo en el M.A.C. de 1959, llegando 5º de Canario, y en el Páez de 1960, llegando 4º de Gradisco), etc. Killard también fue el abuelo materno de Petronio, Guayacitano, Epílogo, Jungle Chief, en fin un gran semental ingles.

 

Adquirida por bajo precio por la familia Gutiérrez rondando los 120 mil bolívares, quien a la cabeza del Sr. Mario Gutiérrez deciden comprarla a pesar de tener un peso físico bajo, agregando que era bastante pequeña.

 

Bajo la tutela en el entrenamiento del Don Pedro Materán la potranca comienza su etapa de amansamiento, pero no es hasta el 16 de febrero de 1986 (con 3 años), cuando debuta en una segunda carrera no valida del programa; y donde enfrentando a 12 rivales supera a Urvi por casi 8 cuerpos, contando con la conducción de Cruz Márquez y dejando tiempo de 76” exactos para el recorrido de 6 furlones. Posteriormente el sábado 29 de febrero repite la distancia en ganadoras de 1, pero en esta oportunidad tiene problemas en la salida, llegando octava a 6 cuerpos de Baby Fly, contando nuevamente con la monta de Cruz Márquez.

 

Una semana más tarde el domingo 9 de marzo, contando con 100 metros más que en su anterior, sale colocada y en mitad de la recta supera a Tan Bella por 1 ½ cuerpo contando en esta oportunidad con Andrés Bianco en la silla, dejando crono de 82” para los 1300 metros.

 

Con tres semanas de descanso va al lote de ganadoras de 2, en la prueba la pupila de la divisa azul, blanca y anaranjada parte desde el quinto, para ocupar el cuarto puesto a 4 cuerpos detrás de Merry Bay, otra vez con Andrés Bianco en sus lomos.    

 

Una semana más tarde el domingo 30 de marzo, cae nuevamente quinta detrás de Miss Paris a unos 3 cuerpos en distancia de 2000 metros, con la conducción de Dubis Barboza. La alazana correría en atropellada quedándose corta en los finales.

 

De ahí su entrenador Pedro Materán decide junto a su propietario Sr. Mario  Gutiérrez darle la monta a Douglas Valiente líder de los jinetes en ese entonces, quien no desaprovecha la oportunidad, ganando el 27 de abril en gran forma la prueba sobre Tamarucha a 11 cuerpos, dejando tiempo de 99”1 para la milla.

 

Luego el sábado 3 de mayo repite la dosis y se venga de Baby Fly superándola por 7 cuerpos y marcando 99” para el recorrido de 1600 metros, además de conducirla nuevamente el “Jet” Valiente.

 

El Doctor Luis Enrique Monasterio manifiesta: “la potranca estaba en inmejorable estado de salud, a pesar de los 390 kilos en su peso factor importante”.

 

Para así manejar la posibilidad su entrenador Pedro Materán de optar por la Especial Leopoldo Márquez una semana después del Clásico Hipódromo de La Rinconada, selectiva que abre el camino de las hembras en el ovalo capitalino. Contando con Douglas Valiente, la formidable Miss Vereda escolta a Last Time quien con Ángel Francisco Parra, la doblega por ¾ cuerpos el sábado 10 de mayo a la altura de la quinta carrera.

 

Dominando el primer paso de la triple corona la linajuda Capaz del Sr. Antonio Paz logrando victoria de manera contundente y sin atenuantes, junto a otras extraordinarias exponentes como Fuse Dancer, Napaz, Casilda  entre otras. Llega así el Clásico Prensa Hípica Nacional.

 

Con experiencia en la distancia, la extraordinaria alazana Miss Vereda acude a “baile de etiqueta” el 25 de mayo en gran forma, sus allegados formalizan los servicios del negro Jesús Márquez, sin embargo la suerte no estuvo de su lado y la rendidora Fuse Dancer domina el Clásico Prensa Hípica Nacional, llegando quinta a 13 cuerpos la hija de Chorlita.

 

Luego el sábado 28 de junio domina a Doña Yola por 2 ¾ de cuerpos, dentro del marco de la Especial Rubis Barboza, saliendo desde el segundo y empleándose en 98”1 para la milla, en otra extraordinaria exhibición de la pupila de la divisa “Los Gutiérrez”. En esta prueba regresaría a la conducción el “JetDouglas Valiente.

 

Por cosas del destino, Pedro Materán contacta a Juan Vicente Tovar ya que diferencias entre él y el “Jet” Valiente marcarían distancia, y así llega el campeón jinete a las manos de la noble corredora. Así el sábado 12 de julio la formidable alazana, supera por 4 ¾  cuerpos a la madura Kurtosis, empleando tiempo de 115” para el recorrido de 1800 metros, dando muestra de categoría y fluidez en la larga, en el lote de ganadoras de cinco carreras.

 

Luego viene sin duda su prueba consagratoria una semana más tarde, el campeón Juan Vicente Tovar convencido de la capacidad de la gran yegua, decide optar por ella y rechazando montas de lujo como Capaz (doble coronada de ese año), Pleasure Night, entre otras afronta el Clásico Día de la Armada bajado en esa temporada a la clásica milla.

 

El lote extraordinario lo representaba excelentes exponentes como: Doña Yola, Fuse Dancer, Rymer Reef, Watery, Napaz entre otras.

 

 

En gran categoría la descendiente de Gentleman´s World saco la casta y pudo superar a la linajuda Capaz que ocupa la segunda casilla con la monta de Ángel Francisco Parra, la alazana de esta manera ganaba su tercera en fila y se consagraba antes las de su sexo. Al comienzo de la prueba Tovar trajo a Miss Vereda algo desconectada del pelotón que encabezaba la favorita Capaz. Posteriormente paso a dominar Watery, pero Capaz retomo el control de la competencia un poco después, cuando Parrita trataba de desprenderla, aunque con muy poca fortuna puesto que aflojo debido a la embalada de Miss Vereda que la desplazó en los últimos 200 metros, dejando 97”3 para la milla.

 

Capaz quedo segunda, tercera fue Pleasure Night, cuarta Rymer Reef y completo el marcador Fuse Dancer. Esta sin duda era su prueba más importante y más aún llegando al millón de bolívares en su producción. Muy significativo en la época. Esta prueba fue el sábado 19 de julio.

 

Luego de esta victoria su entrenador Pedro Materán manifestó:”sabemos la clase de campeona que tenemos, ahora buscaremos las mejores carreras para ella”, días más tarde decidieron el Sr. Mario Gutiérrez y Materán disputar la Copa Julián Abdala en distancia de 1900 metros.

 

Con un mes de descanso la formidable Miss Vereda disputa la selectiva el domingo 17 de agosto, y sale victoriosa sobre Earel por 4 cuerpos, tercera llegaría Innegable a 7 cuerpos, dando nuevamente muestra de su autentica capacidad corredora, la alazana del Tamanaco se mostraba realmente imbatible, dejando tiempo para el recorrido de 121”3.

 

Con una semana de descanso, Pedro Materán decide bajar a los 7 furlones. Era el marco del Clásico El Corsario que se corría por vez primera. Con otra estupenda conducción de Juan Vicente Tovar, la formidable Miss Vereda superaba a Pleasure Night por medio cuerpo, siendo esta yegua entrenada especialmente para esta selectiva, sin embargo poco pudo hacer ante la elegancia de la alazana del Tamanaco, dejando crono de 86” exactos.

 

 

El domingo 21 de septiembre, la cita fue en la Especial Derby Sovecría, selectiva en la cual competiría con tan solo dos rivales, dada la capacidad de Miss Vereda quien era la autentica líder entre las tresañeras. Mientras que la doblecoronada Capaz hija de Prince Nashua del haras San Marcos, estaba militando en lotes más exigentes.

 

La carrera se desarrollo con la alazana del Tamanaco corriendo segunda en todo momento, para que Juan Vicente Tovar buscara en firme a la puntera Pintada, doblegándola en los 200 metros finales y así anexándose otra importante selectiva, dejando crono de 113”2 para los 1800 metros. Esta era la sexta victoria conseguida por la notable yegua, quien de una vez comandaba la generación, solo teniendo como fuerte rival a Capaz del Sr. Antonio Paz.

 

 

La mira de la familia Gutiérrez era el Bolívar, carrera soñada para todo propietario y amante de los purasangres, conociendo muy bien los planes de Don Mario, Pedro Materán decide buscar una prueba a comienzos de Octubre, que le sirviera de ajuste al importante evento, debido al alto Handicap bajando al lote común como era de esperarse, su entrenador contacta al aprendiz Noel Hernán para que se haga caballero de la formidable alazana.

 

La prueba se disputo el domingo 5 de octubre, “la mayoría de los expertos mantuvo que la carrera era totalmente innecesaria, más aún poniendo en peligro su hilo de victorias” palabras de Abudy Arazi. Sin embargo la formidable Miss Vereda vendería cara su derrota cayendo a 3 ¾ de cuerpos de Capaz quien tomaría venganza de ella en el recordado Día de la Armada.

 

De esta manera se cortaba una racha importante de victorias al hilo. Bajo estos matices llega el Gran Premio Clásico Simón Bolívar de 1986, con los propietarios de Miss Vereda, quizás a una manera particular empecinados en correr la importante justa.

 

El Doctor Luis Enrique Monasterio veterinario de la alazana, nos mencionó la siguiente anécdota: “Esas dos semanas fueron muy difíciles, debido a que yo le comente en varias oportunidades a Pedro Materán, que no corriera a la yegua, también tuve la oportunidad de expresárselo a sus propietarios, yo argumentaba que la yegua se le debía dar descanso, estaba fatigada y tenia un problema notorio en sus miembros anteriores, lo cual podía ser tratado pero dándole un tiempo (correr milla y media podía ser mortal para ella) y así buscar las carreras de hembras al final de la temporada, a pesar de explicarles en varias oportunidades ellos se mantenían firmes en su decisión de correrla, yo les ratifique: la corremos pero a responsabilidad de ustedes”.

 

Tomando en cuenta también que la hija de Gentleman´s World nunca había corrido más allá de los 2000 metros.

 

La alazana a pesar de ello, tenía sino el mejor, uno de los mejores trabajos para la carrera que seria de 1800 metros en 117”2 con acción atronadora, este ejercicio sin duda era el que necesitaba su entrenador Pedro Materán para terminar de ratificar su condición, en los medios impresos se publico y algunos expertos mantenían se les paso la mano a Pedro Materán y allegados de la divisa Los Gutiérrez”.

 

La prueba era de fuego para la noble Miss Vereda, aquí les dejo algunos de los más importantes rivales en ella: Aragonero (Campaña de 7-5, un prospecto sin duda). Stage Door Ed (Campaña de 18-5, con figuraciones selectivas), Winton (Campaña de 17-8, campeón del momento en la capital), Sir Roled, Mantle (Campaña de 34-10, ganador de Grado), Innegable (Campaña de 48-11, la otra yegua de la carrera que seria retirada en días previos), The Horse (Campaña de 30-7, atropellador nato y selectivo), Epic War (Campaña de 12-8, tresañero del momento).

 

Estos fueron algunos de la importante nomina, que se cerro con 13 participantes. El negro Jesús Márquez fue el jinete de la noble corredora, debido a que el campeón Juan Vicente Tovar tenía el compromiso adquirido ya con los propietarios de la divisa “Luxor” de Winton de los hermanos Larrazábal.

 

El domingo 26 de octubre fue la gran cita, en una carrera extraordinaria la formidable alazana ubicada en puestos intermedios, empieza a buscar la carrera en los 400 metros finales, ya en ese momento Winton con Juan Vicente Tovar había quebrado la acción corredora de Stage Door Ed, el negro Márquez venia fustigando a la noble alazana por centro de pista, notándose el esfuerzo titánico de la extraordinaria hija de Chorlita que daba el extra que ya no podía dar, dando muestra de valentía, nobleza, gallardía y coraje que pocos lo tienen, haciendo crisis en uno de sus miembros anteriores, con todo y eso llegando quinta a 11 cuerpos; y luego de pasada la raya el jinete Jesús Márquez se lanzaba a la pista, ya que la nobleza de la campeona era inmensa cumpliendo con su afición, pocos metros después caía fulminada debiendo ser sacrificada minutos más tarde.

 

Lamentable perdida para la cría nacional, además de ser una baja notable para el espectáculo, la Sra. Ana Maria de Freudman manifestaría: “Tengo una tristeza inmensa, era un potencial vientre”.

 

Entre la euforia de algunos aficionados por la victoria de Juan Vicente Tovar (primera victoria en el Bolívar) y el ídolo Winton, otros desconsolados y con profunda tristeza, entre lagrimas en sus rostros miraban a la noble campeona Miss Vereda en la pista de La Rinconada, en una de las tardes más eufóricas, nefastas y inexplicables al mismo tiempo de la historia hípica nacional.

 

Lagrimas, descontento, rabia e indignación fue el momento vivido cuando veía a mi pupila en la pista, me sentía que pude haber hecho más por ella, lamentablemente fue uno de los días más duros de mi profesión” palabras del Dr. Luis Enrique Monasterios quien veía las incidencias desde su hogar, ya que no decidió ver la carrera desde el hipódromo por las diferencias consumadas con los allegados a la familia Gutiérrez. Su campaña quedo confeccionada de la siguiente manera: 10 primeros (5 de ellas selectivas), 1 segundo, 1 tercero, 1 cuarto en 17 presentaciones públicas, para una producción de Bs. 2.042.500.

      

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Sr. Jaime Casas, Sr. Ricardo Maldonado, Sr. Javier Farache, Irvin Díaz (Fotos).

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 21 de junio de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados