Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Módena

(Ven, 1984, Quadratic en Edith por Herbager)

Por Juan Macedo

 

La historia de la castaña Módena inicia en el mes de noviembre de 1983 en Keeneland, cuando el Dr. Mauricio Azar adquirió la veterana matrona Edith preñada del semental Quadratic por la cantidad de US$11,000. Exportada a Venezuela, el 30 de marzo de 1984 en el Haras Tamarú parió una bella potranca, la misma que al poco tiempo de nacida fue envíada al Haras El Campo donde se crió.

 

Ya Módena instalada en el Hipódromo La Rinconada, específicamente en la cuadra de “La estrella de MessinaVittorio Catanese, fue llevada con calma al día de su debut, que fue el 24 de enero de 1987 en recorrido de 1500 metros y luciendo la chaquetilla blanca, negra y vino tinto del Stud AMZ de su criador con la monta de Douglas Vásquez, donde lo hizo muy bien al ocupar el segundo lugar en el marcador a 5 ¾ cuerpos de la veloz Kiss Me. Dos semanas después se hizo de la victoria al superar con 9 cuerpos de ventaja a Es Bertha, agenciando 101”3 para la clásica milla.

 

Subida de lote fracasó estrepitosamente ante Kiss Me, por lo que en su siguiente salida contó con la conducción de “El DiabloÁngel Francisco Parra. Luego de tres buenas figuraciones detrás de Nap, Lady Avie y As Cirensica, el 12 de abril Módena mostró una asombrosa capacidad locomotiva para los 2000 metros para derrotar con ventaja de ¡16 cuerpos! a Radiofónica, agenciando 130”3. Corrió seguido y subida de lote fue capaz de superar a As Cirensica con 2 ¾ cuerpos de ventaja y agenciando 100” exactos para la milla, quedando así ajustada para participar en la llamada triple corona para potrancas.

 

El 2 de mayo Módena participó en la clásica milla del Clásico Hipódromo La Rinconada, perdiendo una carrera increíble finalizando tercera apenas a cabeza de As Cirensica y Sátira. Dos semanas después demostró de lo que estaba hecha al ganar a placer el Clásico Prensa Nacional donde derrotó a Sátira con 5 ¾ cuerpos de ventaja y dejando crono oficial de 128”1 para los dos kilómetros. Cuando todo parecía indicar que no tendría problemas de adjudicarse la última joya de la triple corona, pero el palafrenero (apodado media res) la aguantó en la partida golpeándose en la boca (de allí en adelante casi siempre partía dando importantes ventajas) y Sátira sacó a relucir su calidad en el Clásico Joaquín Crespo y batió a la hija de Quadratic muy fácilmente, dejándola a 7 ½ cuerpos en el segundo lugar. Regresó al lote común pero fracasó inexplicablemente ante la veloz Silver Grey, trás sufrir una pésima partida.

 

 

Llevada con calma y tras mes y medio de descanso, el 8 de agosto Módena galopó con ¡10 cuerpos! de ventaja a Fresal agenciando 121”1 para los 1900 metros, todo como preámbulo a su participación en la primera edición del Gran Premio Nacional que se efectuó el 6 de septiembre. En esa ocasión la nieta de Herbager, magistralmente conducida por Ángel Francisco Parra (su jinete oficial) se vino en ganancia y tuvo la suficiente energía para contener el avance de Epic Value y superarla con 1 ¾ cuerpos de ventaja, parando los relojes en 128”3 para los dos kilómetros. Sin duda que esta fue la mejor exhibición de su vida pistera.

 

 

El 10 de octubre Módena participó en el Clásico El Corsario figurando quinta a 7 cuerpos de la impresionante A Chorus Line, a las dos semanas se anexó la Copa Miguel Otero Silva derrotando con 1 ¼ cuerpos de ventaja a Russian Fox agenciando 118”2 para los nueve furlones, a pesar de regalar considerable ventaja en la partida. Participó en los 1800 metros del Clásico Fuerza Aérea Venezolana figurando tercera a 7 ¾ cuerpos de Sátira y cerró el año con los dos kilómetros del Clásico Instituto Nacional de Hipódromos donde protagonizó otro final dramático cayendo cono honores desde el tercer lugar apenas a cabeza de Sátira y Capaz.

                      

Ya como cuatroañera, Módena reapareció el 8 de enero de 1988 en el Hipódromo Nacional de Valencia para participar en los 1800 metros del Clásico Princess Run, pero fue sorprendida por Lady Avie que logró conservar el puesto de vanguardia y derrotarla con 1 ½ cuerpos de ventaja. Regresó al óvalo de Coche y el 19 de marzo reapareció en el Clásico Mathieu Valery quedando octava apenas a 5 cuerpos de Capaz. Mes y medio después corrió en el Clásico Día del Trabajador, figurando cuarta decorosamente a 3 ¾ cuerpos de la tordilla Great Neige.

 

Tras un obligado descanso para recuperarse de sus viejos problemas físicos, Módena reapareció el 11 de septiembre con la monta de “El NegroJesús Márquez en los 1800 metros del Clásico Cavepro mostrándose disminuida, quedando sexta a 12 cuerpos de Llamarada. Regresó al lote común y nuevamente con Ángel Francisco Parra up donde mejoró ostensiblemente figurando cuarta a 5 ¼ cuerpos de Sinakbar y segunda a 7 ½ cuerpos de Llamarada. El 22 de octubre Módena con la monta de José Luis Vargas corrió en la Copa Miguel Otero Silva ocupando el tercer puesto a 3 ½ cuerpos de Imagine. Tres semanas después participó en la Copa Leopoldo Manrique Terrero donde logró un excelente tercer puesto a un cuerpo de Mara.

 

El 3 de diciembre Ángel Francisco Parra regresó a su cabalgadura y en una magnífica actuación logró dar cuenta de Sátira y superarla por ½ cuerpo de ventaja en los 1800 metros del Clásico Fuerza Aérea Venezolana, agenciando 117”1, reverdeciendo laureles. Nuevamente cerró el año con el Clásico Instituto Nacional de Hipódromos donde fue otra vez protagonista de un final dramático, solo que en esta ocasión fue Admiración quien la relegó al segundo lugar apenas por pescuezo.

 

A los cinco años Módena regresó al Hipódromo Nacional de Valencia el 6 de enero de 1989 para llevarse el Clásico Princess Run, aventajando con 4 cuerpos a la rendidora Patllena y dejando crono de 118” exactos para los 1800 metros. De regreso a La Rinconada y enfrentando al máximo lote, figuró segunda a 7 ¼ cuerpos de La Parisina, regresando a la cuadra resentida de sus manos.

 

Módena reapareció el 30 de abril en marco del Clásico Día del Trabajador donde quedó quinta a 10 cuerpos de Red Love. Dos semanas después, en carrera decorosa, figuró tercera a 2 ½ cuerpos de Epic Dancer en los dos kilómetros de la Copa Francisco Urbina. Pero las lesiones hicieron mella en su capacidad locomotiva y tras cuatro actuaciones para el olvido, la castaña nieta  de Quadrangle fue retirada de las pistas.

 

Módena realizó una productiva campaña de 36 actuaciones, donde saboreó las mieles del triunfo en 9 ocasiones, además de figurar 6 veces en el segundo, 9 terceros, 2 cuartos y 3 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 6.587.300. Al mes de llegar al Haras Gran Derby para iniciarse como matrona, murió accidentalmente por lo que no se le conoció descendencia, pero será recordada como una brillante corredora, una campeona sin corona.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas, Dr. Mauricio Azar

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, viernes 19 de diciembre de 2014

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados