Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Moon Invictus

(Ven, 2003, Fast As A Cat en Penny Run por Linkage)

Por Juan Macedo

 

La imbatibilidad en cualquier deporte competitivo es un reto, de ahí es que se hace más interesante a medida que se hace más duradero y en el hipismo es poco frecuente que un purasangre logre mantenerse imbatible por mucho tiempo, por que la castaña Moon Invictus tiene que ser un caso justo de mencionar en estos anaqueles del hipismo. Nació el 14 de enero de 2003 en el Haras Oropal y fue adquirida en venta privada por el Sr. Luis Gerardo Páez para correr los colores verdes del Stud Zemerath, bajo el entrenamiento de Germán Rojas.

 

Debutó el 6 de agosto de 2005 con la monta de Santiago González en recorrido de 1100 metros, donde de manera asombrosa se anotó el triunfo ya que zigzageó en toda la recta final y a pesar de ello aventajó a Nationals por margen de 6 ¾ cuerpos dejando fabuloso registro de 64”3. Siguió con la Copa Uniproca donde pareció ratificar que se trata de la mejor potranca de la generación al agenciar 70”2 para los seis furlones y superar por 12 cuerpos a Nationals.

 

 

El 10 de septiembre fue un paseo de salud la disputa del Clásico Lanzarina para la invicta Moon Invictus que tomó dominio de la prueba con total comodidad desde el propio inicio de las acciones y rechazó los intentos de My Little Poet por presionarla, sin que Emisael Jaramillo tuviera necesidad alguna de estimularla con el látigo en ningún tramo de la prueba, pese a lo cual la potra estableció una clara diferencia de 4 ¼ cuerpos entre ella y Golden Jak que culminó segunda, dejando registro de 69”4 para los 1200 metros.

 

 

Nuevamente la hija de Fast As A Cat probó de nuevo ser la mejor exponente de su generación, al imponerse con solvencia en el Clásico Edgar Ganteaume, aunque se notó a Emisael Jaramillo tratando de evitar que cargase afuera, prácticamente durante todo el trayecto. a pesar de ello, dominó en todos los terrenos de la competencia, sin ver peligrar su triunfo en ningún momento, superando finalmente por 2 ½ cuerpos a My Little Poet en tiempo de 83” para los siete furlones.

 

 

A continuación vino el Clásico Ciudad de Caracas, donde la nieta de Linkage mantuvo su invicto, enseñando garra y clase de sobra con la monta de Emisael Jaramillo, superando a la tenaz My Little Poet por un cuerpo y necesitando 95”4 para el recorrido de 1600 metros. Cerró el año el 23 de diciembre anotándose el Clásico Tapatapa mostrándose imponente para permanecer invicta fácilmente por 5 ¾ cuerpos sobre Golden Jak y dejando parados los cronómetros en 82”3 para los 1400 metros. Más que contundente su título de Campeona Dosañera.

 

 

El 15 de enero de 2006, Emisael Jaramillo debió apelar a todos sus recursos para que Moon Invictus pudiera imponerse en el Clásico Andrés Bello, resistiendo con gallardía el incesante acoso que durante la recta final le planteó Golden Jak, pero aun con el susto igual la clase terminó imponiéndose con ventaja de 1 cuerpo y en tiempo de 97”2 para la milla. Otro derroche de clase constituyó su actuación en el Clásico Asamblea Nacional, superando todos los inconvenientes y echando por tierra todas las especulaciones que en torno a su condición física habían surgido, las cuales por cierto cobraron mucha fuerza minutos antes de la carrera, luego de que la yegua registrara en balanza apenas 391 kilos, es decir, 19 kilos menos con respecto a su peso promedio y así extender su invicto en 8 actuaciones, aventajando por 1 cuerpo a la veloz Nefertiti y agenciando 84” para los 1400 metros.

 

 

Fue el 16 de abril cuando Moon Invictus extendió su invicto en 9 actuaciones para superar la marca impuesta por Vélika en 1966 e igualar la marca nacional impuesta por la tordilla Wonder Again en el Hipódromo de Valencia, como la potranca cuyo invicto ha perdurado más en la hípica nacional moderna, protagonizando otro final no apto para cardíacos, esta vez al batallar durante toda la recta con My Little Poet, la cual por momentos parecía la iba a rebasar, pero la campeona que entrena Germán Rojas sacó a relucir toda su clase para aventajar por ¾ cuerpo a su rival en el Clásico Senegal, todo ello prácticamente a 25 metros para la meta, en tiempo de 96” para la milla.

 

 

Llega mayo acompañado con el sueño de la Triple Corona para Potrancas y Moon Invictus asiste a la cita con Emisael Jaramillo, pero sus condiciones físicas no eran las más adecuadas y pierde su invicto desde el quinto lugar a 14 cuerpos de Golden Jak y Toscana. Tres semanas después insisten en el Clásico Prensa Hípica Nacional en 2000 metros con Edgar Pérez y el resultado es similar, octava a 12 cuerpos de Toscana. Un breve receso para reaparecer el 23 de julio en la milla el Clásico Día de la Armada, pero se veía a claras que no era la misma batalladora y valiente corredora al quedar cuarta a 3 ¾ cuerpos de Gran Estefanía.

 

Su condición física había desmejorado y por ello deciden enviarla al Haras Oropal con la intención de buscar su recuperación y es para octubre cuando regresa al Hipódromo La Rinconada donde cumplió su reglamentaria cuarentena para volver a la cuadra de Germán Rojas. Pero el Sr. Luis Gerardo Páez cambia de planes y la nieta de Storm Cat estrena cuadra, la roja de Ricardo D’Angelo.

 

Con nuevo entrenador, Moon Invictus reapareció en gran forma el 28 de enero de 2007 y se apuntó una cómoda victoria en la Copa Rafael Rodríguez Navarro que se disputó sobre recorrido de 1400 metros y contando con la hábil conducción de Emisael Jaramillo, imponiéndose de extremo a extremo en tiempo de 81”3 y superando a Caracala’s por 2 cuerpos.

 

 

Pero fue sorprendida por Codiciada que se creció en el Clásico Ségula C y dejando a la campeona dosañera en el cuarto lugar a 2 ¼ cuerpos, pero como la gran campeona que es, Moon Invictus con Johan Aranguren (en sustitución de Rigo Alberto Sarmiento) tomó desquite de Codiciada por ½ cuerpo para apuntarse en buen estilo el Clásico Eduardo Larrazábal Eduardo sobre distancia 1600 metros que recorrió en 95”1. Es de recordar que luego vino el reclamo del entrenador de Codiciada, Oscar González, por un aparente tropiezo en la recta final el cual fue rechazado por los comisarios

 

 

El 7 de abril, después de una emocionante lucha, Moon Invictus logró quebrar la resistencia, que desde la curva le ponía Alicia y concretar a favor en tiempo de 69"3 para los 1200 metros de la Copa José Luis Fernández. Y el 6 de mayo nuevamente testigo de otro triunfo de la Campeona Moon Invictus, que impuso su clase de nuevo en la Copa Guía Hípica pasando a dominar al giro de la última curva, rematando contundentemente la recta final, superando fácilmente por 4 ¼ cuerpos a Caracala’s agenciando 76”4 para los 1300 metros.

 

 

El 30 de junio Moon Invictus volvió a demostrar que no tiene rivales conocidas en las distancias cortas y medias al vencer contundentemente en la Copa Julián Abdala recorriendo los 1400 mts en 86”, a pesar de verse comprometida en dos o tres ocasiones, accionando por la parte interior de la pista en la recta final pasó a definir la prueba sin problemas, pese al avance final de Ginger que ocupó el segundo lugar a 2 cuerpos.

 

 

El 4 de agosto participó en la Copa José Rafael Ball, donde corrió con mala suerte ya que Siete Islas perdió a su cabalgadura y como consecuencia la hija de Fast As A Cat retrasó y no recuperarse de ello por largo trecho, luciendo perdida y sin fuerza suficiente como para alcanzar a las punteras, pero accionando por dentro, pareció descontar con mayor eficiencia en los 150 metros finales, pero ya todo estaba decidido y Alicia la superó por ½ cuerpo. A pesar de ese revés, Moon Invictus participa en el Clásico Internacional de los Sprinters donde tuvo algunos inconvenientes de tráfico en plena recta final pero atropelló con fuerzas para ocupar el segundo lugar a 1 ¾ cuerpos del norteamericano Dr. Fox.

 

 

Esa representó la última actuación de Moon Invictus, completando una campaña de 20 actuaciones para un total de 14 victorias, 2 segundos y 2 cuartos para acumular en premios la cantidad de Bs. 490.841.000. Fue enviada inicialmente al Haras Oropal a engrosar el Staff de yeguas reproductoras y actualmente se encuentra en el Haras Vista Hermosa, con la esperanza de ver reflejado en sus hijos la calidad que ella mostró en las pistas venezolanas.

 

Fuentes: Revista Guía Hípica, Revista Hipódromo, Diario Líder, Diario Meridiano, Sr. Rigoberto Rojas.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 30 de abril de 2009

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados