Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Mr. Jorge

(Ven, 1991, Slewbop en Bridal Queen por Drone)

Por Juan Macedo

 

La conjugación de varios factores puede hacer ver una historia fascinante, cosa que converge en particular en un purasangre notorio. Nos referimos a Mr. Jorge, caballo registrado en el Stud Book de Venezuela como zaino pero a medida que pasaba el tiempo sacó a relucir su pelaje gris, nacido el 5 de enero de 1991 en el Haras La Quebrada de Rafael Branger. Fue adquirido para correr con los colores amarillo y naranja del Stud Anhergo II, siendo alojado en la cuadra de “KikoFrancisco D’Angelo.

 

 

Debutó el 7 de agosto de 1993 en el Hipódromo La Rinconada con la monta de José Leonardo Verenzuela logrando un buen triunfo con ventaja de 1 ¼ cuerpos sobre Sha Broso agenciando 66”3 para los 1100 metros.

 

Al mes, ahora con la conducción de Angel Alciro Castillo, logró mantener su invicto derrotando en atropellada a Gabuchón con 2 cuerpos de ventaja y dejando registro de 71”2 para los seis furlones. La condición de invicto la pierde el 18 de septiembre en marco del Clásico Victoreado donde cae con honores ante Mr. Lamb por apenas pescuezo.

 

De regreso Verenzuela en sus lomos, el 2 de octubre Mr. Jorge se adueña de la Copa Juan Carmona parando el cronómetro en 79”2 para los 1300 metros, superando por 5 cuerpos a Gabuchón. Dos semanas después nuevamente se topa con Mr. Lamb, ahora en el Clásico Albert H. Cipriani, donde nuevamente tienen una lucha campal y otra vez derrotó a Mr. Jorge, esta vez por apenas ½ cuerpo de ventaja.

 

 

El 6 de noviembre Mr. Jorge sacó a relucir su calidad para superar con ¾ cuerpo a Swearing God en la Copa Henrique Toledo Trujillo, agenciando 85”2 para los siete furlones. ¡Y a la tercera va la vencida! Dijo (figurativamente) Mr. Jorge cuando en otra batalla campal esta vez dio cuenta de Mr. Lamb aprovechando un pase por dentro y logró adjudicarse el Clásico Antonio José de Sucre con ventaja de apenas pescuezo y unos 15 minutos de espera mientras los comisarios desestimaban el reclamo realizado por José Martín Toro, dejando registro de 84”1 para los 1400 metros.

 

 

El 3 de diciembre Mr. Jorge nuevamente demostró su superioridad al atropellar y superar con 2 cuerpos a El Bonchón en marco de la Copa Agustín Hernández paralizando el teletimer en 96”4 para la clásica milla. Pero dos semanas después fue sorprendido por Colosal que logró doblegar al nieto de Seattle Slew con 3 cuerpos de ventaja en el Clásico Comparación.  Esta fabulosa campaña le permitió compartir el Título de Campeón Dosañero con el mencionado Colosal.

 

 

Tras un receso debido a una leve lesión en una de sus manos, Mr. Jorge reapareció el 24 de abril de 1994 enfrentando al máximo lote común de manera decorosa, figurando cuarto a 6 cuerpos del crack Míster Classic. Inició la Triple Corona Nacional el 15 de mayo con la milla del Clásico José Antonio Páez y cuando parecía que Mr. Jorge iba a anotarse con el triunfo, luego de un bonito pase pegado a la baranda, apareció Largavita por fuera y le arrancó el manjar de la boca, quedando el tordillo a 1 ½ cuerpos.  Tres semanas después participó en el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría, segundo paso de la Triple Corona Nacional, pero atropelló a la par de Largavita y éste sacó provecho de la situación para doblegarlo fácilmente con 3 ½ cuerpos de ventaja.

 

Para el tercer paso de la Triple Corona Nacional, el Clásico República de Venezuela, “El CanarioDamián Quintero se hizo caballero de Mr. Jorge y en esta ocasión su jinete hizo correr en los 800 metros finales al nieto de Drone para pasar a dominar a la entrada de la recta final para limitarse a galopar y cruzar la meta con 4 ¾ cuerpos de ventaja sobre Largavita, agenciando un excelente crono de 151”1 para la milla y media.

 

 

Luego de un breve receso, Mr. Jorge derrotó a su antojo al máximo lote común superando con 3 ½ cuerpos a El Colorado, registrando 113”1 para los 1800 metros. El 14 de agosto participó en el Clásico Cría Nacional donde en decorosa demostración ocupó el tercer lugar a 2 ½ cuerpos del campeón Ta’ Fino. Luego corrió en la Copa de Oro de Venezuela, donde sufrió tropiezos en la recta final pero que no lo excusa de ese mediocre quinto lugar a 10 cuerpos de Prime Tip.

 

El 29 de septiembre participó en el Gran Premio Unicría, donde tuvo que levantar en la partida quedando en el último lugar. A pesar de ello, en los 800 finales su jinete Damián Quintero hizo correr a su cabalgadura y al inicio de la recta final dominaba con comodidad, solo que comenzó a hacer extraños y cargarse hacia la baranda exterior, pero su superioridad le permitió mantener 3 ½ cuerpos de ventaja sobre Win al momento de cruzar la meta, registrando 128”3 para los dos kilómetros. Algo indicaba que Mr. Jorge no estaba bien y su participación en el Gran Premio Clásico avaló esa apreciación ya que fracasó estrepitosamente, quedando a 23 cuerpos de Southern Parts.

 

 

Mr. Jorge reapareció el 5 de marzo de 1995 con la monta de Henry Salazar ante el máximo lote común en 1500 metros donde decorosamente ocupó el sexto lugar a 6 ½ cuerpos de Camionero. Tres semanas después corrió en el Clásico José María Vargas conducido por Damián Quintero donde nuevamente lo hizo bien, figurando cuarto a 2 cuerpos de Traffic Express, pero haciendo extraños y cargando hacia afuera. Fue inscrito en el Clásico Presidente de la República donde quedó último fuera de carrera en aquella carrera que ganó Colonial con Juan Vicente Tovar. Ocho meses después, el 1 de diciembre regresó Mr. Jorge con la monta de Jean Carlos Velásquez figurando quinto a 15 cuerpos de Enomao en la Copa Julián Abdala, demostrando que no era ni la sombra del valiente corredor de antaño.

 

Ya con cinco años a cuestas, Mr. Jorge continuó campaña en el Hipódromo La Rinconada con fracaso tras fracaso. Lo llevan al Hipódromo de Santa Rita, con la esperanza que logre mejorar, pero el resultado es el mismo. Luego de su última carrera, no se supo más del noble nieto de Seattle Slew. En el total olvido cerró la vida pistera de Mr. Jorge, un caballo de una particularidad en su pelaje que fue Campeón en el más importante hipódromo del país y que fue capaz de evitar una triple corona, para que al final fuese obligado a correr cuando ya no quería. Su campaña de 36 actuaciones, alargada innecesariamente, acumuló un total de 9 victorias además de 5 segundos, un tercero, 2 cuartos y 2 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 18.834.571.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas, Revista La Fusta.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, sábado 29 de julio de 2017

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados