Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Ninfa del Cielo

(Ven, 2011, Big Prairie en Dynabid por Dynaformer)

Por Juan M. Arredondo Q.

 

Nuestra homenajeada nació el 3 de enero de 2011 en el Haras La Orlyana, hija del semental Big Prairie en Dynabid por Dynaformer, siendo la segunda hija en Venezuela de su madre que parió en 2010 un hijo por el lamentablemente fallecido Biloxi Palace que se llamó King Júpiter, de corta campaña. Adquirida por el Sr. Giuseppe Gueccia para defender los colores del Stud Forza Azurra, fue entregada para su preparación al entrenador Juan Carlos Ávila, quien por razones que no conocemos decidió saltar la programación como dosañera y preparar a su pupila para desarrollar su campaña a partir de los 3 años, su peso físico osciló entre 450 y 460 kilos (muy constante).

 

Debutó el 12 de enero de 2014 en una tercera válida para el 5y6 y Ávila le confió la monta a uno de sus jinetes de mayor éxito en el momento, Johan Aranguren, por sus buenos ejercicios previos a la carrera sumado a sus conexiones (preparada por el catire a quien le gustaba debutar a sus ejemplares listos) se convirtió en la favorita del público con el número 1 en la gualdrapa, ya en carrera accionó detrás de la velocidad de Miss Verónica para pasar de un viaje a la entrada de la recta y terminar galopando con diez cuerpos de ventaja sobre Marbella que en pasada final le quitó el segundo a la mencionada Miss Verónica, dejando tiempo para los 1200 de 73” en las manos y dando la grata sensación al aficionado en general de estar en presencia de una yegua especial.

 

Subió directo al lote selectivo para su segunda presentación en el Clásico Manuel Fonseca Arroyal el 2 de febrero contra 3 rivales y le tocó enfrentar en duelo de invictas a La Invasora, líder momentánea de la generación que aparentemente llevaba la ventaja porque venía de ganar el Clásico Ciudad de Caracas como dosañera y el Clásico Andrés Bello en enero mientras Ninfa del Cielo apenas tenía una carrera en debutantes y perdedoras. Al darse la partida la favorita La Invasora salió disparada en punta y allí permaneció hasta la curva final donde nuevamente la pupila de “El CatireJuan Carlos Ávila se lanzó en firme y pasó de viaje para asumir como nueva líder de la generación, ganando por 4 ¼ cuerpos y en 84”3 para 1400 y confirmando esa impresión de estar en presencia de una yegua para grandes cosas en nuestro patio.

 

 

Fue descansada un par de meses por un problema en sus miembros anteriores (que fue atendido y solucionado a tiempo) y volvió a la pista el 6 de abril para el Clásico Senegal enfrentando a 4 rivales y ya como la gran favorita, ratificando su liderazgo con un fácil triunfo por 5 ½ cuerpos y en 96”4 para los 1600 dejando en el segundo a Awesome Gem; importante acotar que en cada actuación había subido 200 metros con respecto a la anterior y sus contundentes victorias hacían presagiar lo que ocurriría en la triple corona. Sin embargo, para el Clásico Hipódromo La Rinconada le tocó enfrentar a una potra en ascenso llamada Princess Money montada por Emisael Jaramillo y a la que muchos consideraban que podría vencer a Ninfa del Cielo, junto a otras 3 rivales.

 

 

El día 18 de mayo se dio inicio a la triple corona y la carrera de 5 participantes se volvió un duelo entre la invicta Ninfa del Cielo y la mencionada Princess Money, saliendo triunfante la consentida del Stud Forza Azurra en una emocionante competencia dejando tiempo de 96”3 para la milla y derrotando por 1 ¼ cuerpo a la pupila del Niño Renzo, la cual vendió cara su derrota. De esa manera, la ahora invicta en 4 se presentaba como la única y firme aspirante a lograr la triple corona de yeguas, luciendo Princess Money como su principal enemiga.

 

 

Para la disputa del segundo peldaño el día 8 de junio, Clásico Prensa Hípica Nacional, se le sumaron viejas y nuevas rivales, con el regreso de La Invasora y Princess Money más la presencia de Princesa Venecia, la cual era ganadora selectiva en largo, lo cual hacía presagiar una prueba más complicada en el papel; en duelo de estrategias, Leonel Reyes asumió la punta desde la partida con Princesa Venecia y la mantuvo hasta la recta final, girando la curva final pegada a la baranda para obligar a Ninfa del Cielo a correr por fuera y ésta demostró su versatilidad y calidad pasando nuevamente de viaje a sus rivales y ganando por 3 ½ cuerpos a Princesa Venecia que la escoltó mientras Princess Money apenas pudo para el cuarto y La Invasora no figuró, dejando 126”3 para los 2000 metros y quedando a punto de alcanzar una hazaña inédita en nuestro hipismo para las hembras, ser una triple coronada invicta.

 

 

El día de su consagración fue el 6 de julio en el Clásico General Joaquín Crespo, enfrentando a 4 rivales y siendo la principal enemiga en el papel Princesa Venecia, la cual tomó nuevamente la punta desde la partida y se mantuvo allí hasta los 700 metros finales, cuando Aranguren movió a la pupila del Forza Azurra y ésta le respondió para pasar a ganar de manera convincente por 8 cuerpos sobre la pequeñita Rin Rin que avanzó con fuerzas al final, venciendo en tiempo de 153” para los 2400 y llevando la gloria para la cuadra amarilla y las conexiones de este valioso ejemplar.

 

 

Luego de alcanzar esta gran hazaña se da otro hecho quizás inédito en nuestra historia hípica contemporánea, al ser vendida la virtual campeona tresañera por lo que suponemos fue una oferta irresistible que se presentó para adquirirla, pasando a formar parte del Stud El Oso Yogui pero siendo mantenido Juan Carlos Ávila como su preparador.

 

Para el 10 de agosto estrenando sus nuevos colores fue inscrita para el Clásico Gustavo Ávila enfrentando a 4 rivales y en el papel una prueba de trámite para la nueva reina del patio, durante su desarrollo parecía ser así ya que luego de ir colocada la vedette tomó la punta a la entrada de la recta sacando ventaja como era su costumbre pero luego se le fue acercando la pequeñita Rin Rin que en un final emocionante llegó a medio cuerpo de la vencedora y aún invicta, dando por primera vez muestra de vulnerabilidad; el tiempo fue de 111” para 1800 metros y su siguiente reto potencial era enfrentar a las maduras en el Clásico Cruz del Ávila, donde entre otras vería a Luna Santa.

 

 

El día 31 de agosto se realizó en el marco de la Gala Hípica la confrontación entre las líderes del patio, la mejor tresañera versus la mejor madura y aunque fueron once participantes la atención de la carrera se centró entre las dos campeonas que en final cerrado decidieron, sacando mejor parte la pupila de Fernando Parilli con Manuel José Meleán por un pescuezo y acabando con el invicto de la potra, en un tiempo de 117”2 para los 1900 metros. Luego de su primera derrota, es preparada para enfrentar a los machos en el magno evento nacional el último domingo de octubre.

 

Tras casi dos meses de preparación y estrenando nuevo jinete, Emisael Jaramillo, la potra asume el compromiso de disputar el Clásico Simón Bolívar y en un duelo espectacular logra doblegar al tordillo My Running Mate (campeón tresañero) dominando la carrera casi hasta el rayado donde es alcanzada por el maduro Dreaming of Gold, conducido por Santiago González y entrenado por José Francisco D’Angelo que la relega nuevamente al segundo lugar por segunda ocasión consecutiva de su campaña, en un tiempo de 151”2 para los 2400 metros. Por su actuación, es nominada a defender los colores patrios en el Clásico Internacional del Caribe, a celebrarse en La Rinconada para el mes de diciembre.

 

Para el día 7 de diciembre, le tocó enfrentar a lo más granado del área del Caribe en el evento anual de corte internacional que los calibra y en una formidable demostración logra adjudicarse por 9 cuerpos el Clásico Internacional del Caribe en tiempo de 111” para los 1800 metros, siendo la primera yegua venezolana en ganarlo en Venezuela y el tercer ejemplar en general (luego de Alighieri y Water Jet), consagrándose como la Campeona Tresañera y además Caballo del Año en nuestro país.

 

 

Durante su fabulosa campaña en Venezuela nunca fue superada por otro ejemplar tresañero, sus dos derrotas fueron ante ejemplares maduros y en ambas ocasiones cayendo con todos los honores, demostrando calidad y superioridad ante sus contemporáneos. Fueron 10 actuaciones para 8 triunfos y 2 segundos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 2.748.172.

 

Fue llevada a cumplir campaña en Estados Unidos, donde no pudo cumplir con las expectativas creadas y lamentablemente no pudo lograr victoria en dos actuaciones, acumulando US$558, siendo retirada de las pistas tras presentar una elevada hemorragia pulmonar, luego de un briseo en la pista del hipódromo de Keeneland. Fue adquirida por el Sr. Armando Rodríguez, quien la trajo de regreso a Venezuela para la reproducción alojada en Haras La Primavera, siendo su primer producto en la pista un macho por Miner’s Lamp de nombre Fina Estampa, que debutó en prueba de corte selectivo.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Diario Líder en Deportes (fotos)

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, sábado 31 de octubre de 2020

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados