Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Niso

(Ven, 1973, Brissenden en Laura II por Takt)

Por Juan Macedo

 

Un purasangre valiente, con garra y guapo como pocos, incluso fuerte o de hierro, que terminaba de correr un clásico exigente y sale inmediatamente para otra carrera fuerte, sea selectiva o no, ese era Niso, un alazán que nació el 17 de febrero de 1973 en el Haras La Quebrada del Dr. Rafael Branger Ruttman y que fue adquirido por la cantidad de Bs. 91.000 por el Dr. Aníbal Guilarte y el Contralmirante Ernesto Reyes Leal para correr sus colores amarillo y verde.

 

Bajo el entrenamiento de “El ChéJuan Eugenio Vidal, comenzó su carrera el 20 de abril de 1975 en la distancia de 600 metros y llegó quinto a nue­ve cuerpos del ganador Guachafite­ro, con el atenuante de que el entonces po­trillo se golpeó al chocar contra el aparato de partidas. Pero en su siguiente salida en 800 metros, superó por medio cuerpo sobre Juan Parranda.

 

Aunque no logró más triunfos como dosañero, nunca paso desapercibido, ya que el 17 de agosto figuró segundo a cabeza de Pretor en la Copa Rómulo Francisco Méndez, al mes figuró segundo a tres cuerpos de El Aven­turero en el Clásico Albert H. Cipriani, cuar­to (partiendo mal) a catorce cuer­pos de Lavandín en el Clásico Antonio José de Sucre, y el 21 de di­ciembre, en el Clásico Comparación, actuó en grande y superó a Lavandín, para terminar a 4 ½ cuerpos en pos de El Aventurero, para que no quedara ninguna duda de que se trataba de un caballo verdaderamen­te clásico. Quiero decir que el potro nunca pasó desaper­cibido, incluso cuando pocos creían en su capacidad corredora.

 

No es sino hasta el 29 de febrero de 1976 cuando logra su segundo triunfo, derrotando por pescuezo a Jersey, reapareciendo con nuevo entrenador: el maestro Millard Faris Ziadie y se mantuvo en el lote común hasta el 4 de abril, cuando con Argenis Rosillo up sor­prendió a todo el mundo en el Selección de Fedeharas, batallando intensamente en todo el recorrido y perdiendo gallardamente ante Sendero por un cuerpo.

 

Regresó al lote común para obtener tres triunfos más para volver al lote clásico, esta vez en el marco del Clásico José Antonio Páez, donde víctima de tropiezos y una inadecuada estrategia, cayó a cinco cuerpos de Pretor.

 

Pero el 20 de junio salió a ganar de punta a punta el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría en 2000 metros superando a Doble R por un cuerpo y parando el teletimer en 126” con el aprendiz Rafael Teodoro Chávez (fue su primer triunfo clásico como jockey) que entendió que debía arrear sin usar el látigo ya que se amugaba y entonces despejó todas las dudas, consagrándose como uno de los mejores de la generación.

 

 

Trató de conseguir la doblecorona el 18 de julio, pero a quien se encontró nuevamente fue con Sendero en la milla y media del Clásico República de Venezuela y no se lo pudo ganar, quedando a un cuerpo, pero que lo consagró como un potro de alta resistencia. Aunque a honor a la verdad, el que se llevó los halagos fue Lavandín, que partió caminando regalando unos 100 metros y llegó a menos de dos cuerpos del ganador.

 

Desde entonces Niso estuvo en todas ganando y perdiendo, hasta feo en algunas ocasiones, como le pasó en el Clásico Simón Bolívar que ganó sensacionalmente Na­viero. Pero el 21 de noviembre en el Clásico Cría Nacional con Argimiro Guerrero (que fue su primer triunfo clásico como jockey), durmiendo a sus rivales en la milla y media. El 22 de noviembre, conducido por Ángel Francisco Parra, fue superado por apenas nariz por el veterano Victorioso en la Copa Ultima Hora Hípica. Su campaña este año 1976 le sirvió para compartir el Campeonato del Mejor Tresañero con Doble R.

 

 

Reapareció con Argimiro Guerrero el 15 de enero de 1977 en los 1900 metros de la Copa Alfredo Abilahoud, donde ocupa el tercer lugar a 14 cuerpos de Naviero, dos semanas después, en el Clásico Burlesco, mejoró figuró tercero a 5 cuerpos de El Aventurero, a las dos semanas cae quinto a 5 cuerpos de Swing en el lote común. Tras breve descanso, reaparece el 6 de marzo en los dos kilómetros del Clásico José María Vargas, batallando toda la carrera para quedar tercero apenas a ¾ cuerpos de Victorioso.

 

Pero no es sino el 19 de abril cuando se consagra y lograr el Clásico Presidente de la República derrotando a Swing por 1 ½ cuerpos, agenciando 159” para los 2400 metros, montado por Rafael Teodoro Chávez. ¿Saben con que trabajo llegó Niso al clásico? 164”1 para los 2400 metros, otra de las genialidades de Don Millard Ziadie que gritaba “Vamos Niso, vieja nomás” al entrar en la recta final.

 

 

Apenas cinco días de descanso fueron suficientes para superar por cabeza a Doble R en la Copa Revista Hipódromo, agenciando 132” para los dos kilómetros y el 27 de mayo se anotó la Copa Gaceta Hípica donde reaccionó en los metros finales y alcanzar a Victorioso superándolo por la mínima diferencia y en tiempo de 127”4 para los 2000 metros.

 

Algunos problemas físicos lo alejaron de la pista de La Rinconada para reaparecer el 12 de noviembre en la Copa Última Hora Hípica, figurando segundo a ¾ cuerpos de Huracán Si. Lamentablemente esas lesiones mermaron su capacidad locomotiva fracasando en par de oportunidades para culminar su campaña el 12 de marzo de 1978 ocupando el noveno lugar a 9 cuerpos de El Aventurero en marco del Clásico José María Vargas.

 

De esa manera Niso completó una campaña pistera de 45 actuaciones, de los cuales 10 fueron de manera triunfal, además de 9 segundos, 6 terceros, 5 cuartos y 3 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 1.557.779,50. Fue retirado a la cría, enviado al Haras Los Rada donde recibió algunas oportunidades, destacando con los ganadores Norxis, Arrebatadora, Pinturero, Rebequita, Solo y El Tramao. Lamentablemente Niso muere el 13 de marzo de 1981, para todos aquellos que dis­frutaron de lo mejor por ese gran caballo.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, www.hipicomputo2000.com, Sr. Custodio Bello.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 21 de junio de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados