Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Pagary

(Ven, 1993, Santón en Amazonense por Sir Lister)

Por Enrique Salazar

 

PAGARY nació el 12 de febrero de 1993, criado en el Haras Bucaral, allá en Belén (Estado Carabobo), el Valle de los Campeones, fue un corredor contundente que obtuvo 17 triunfos en 48 salidas a las pistas de La Rinconada y Valencia, lo­grando triunfos selectivos en ambos hipódromos, contando con el entrenamiento de José Garóffalo y Germán Rojas. En Caracas logró 6 victorias, 5 de ellas consecutivas, culminando la seguidilla al triunfar en la Copa Gaceta Hípica de 1997.

 

 

Indudablemente fue en el Hipódromo de Valencia, luego de superar una lesión de tendón provocada por acción de manos inescrupulosas que hicieron que corriera bajo los efectos de sustancias nocivas, donde logró alcanzar el status campeonil que hoy se le reconoce. Allí en 1999 logra sus primeros títulos como Campeón Maduro y Caba­llo del Año, realizando ese año una de sus mejores exhibiciones cuando venciera en la Copa de Oro de Valencia en tiempo récord para los 2000 metros (122”2).

 

El año 2000 seria aún superior en logros, ven­ciendo en el Clásico Círculo de Periodistas Hípicos de Carabobo sobre 1800 metros (111”4); en el Clásico Propietarios Valencianos, el pote más rico del Hinava; en el Clásico Natalicio del Libertador, una tarde memorable frente a un público que lo vitoreaba, pues corría exactamente un mes después de la que quizás es su victoria más querida por los valencianos, el Clásico Batalla de Carabobo: en esta carrera saldría a darlo todo, batallando duro desde la partida con el valiente Juan Ramón, en parciales de 22”1 (400 metros); 45”3 (800 metros); 71”3 (1200 metros) y 97”4 para la milla. A partir de allí PAGARY se desprendió del lote, asegurándose un lugar en la historia hípica valenciana, cruzando la meta victorioso en 151”1 para los 2400 metros, en una prodigiosa exhibición de clase y coraje, conducido por Emisael Jaramillo, con quien nunca perdió. Tampoco lo hizo con Douglas Valiente, con quien triunfo las 4 veces que le condujo. Ese año 2000 marcarla además el récord de dinero producido por un ejemplar en una temporada para el hipódro­mo de Valencia. Sus ganancias totales de Bs. 64.128.026 aún lo ubican en la actualidad entre los mayores productores de la historia hípica nacional.

 

Al morir el 20 de agosto del año 2001 y sin dejar descendencia, nosotros desde nuestra tribuna lo recordamos con la nostalgia de verlo correr, con la alegría de haber vivido sus triunfos y con el afecto que se tiene a los amigos inolvidables. Hoy, ante su ausencia física inevitable, puedo escribir: "PAGARY ya no es un sueño" Es una realidad grande que, con su presencia y verdad, nos pleno de alegría y orgullo, a nosotros y a los aficionados hípicos, en especial a la hípica valenciana que lo acogió como su Campeón durante las temporadas 1999 y 2000.

 

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 10 de mayo de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados