Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Paraima

(Ven, 1977, Lassington en Antique por Prince Canarina)

Por Juan Macedo

 

Sin lugar a dudas que un ejemplar que fue icono de valentía y gallardía durante su campaña pistera, capaz de romper paradigmas ya que era hija de Lassington y de desarrollo tardío, fue la castaña Paraima, que nació en el Haras Aroa del Sr. Moisés Herrera Camarán el 26 de abril del año 1977, corriendo para la chaquetilla de su criador en sociedad con el Sr. Saúl Branger, a cuadros verdes y blancos con mangas naranja del Stud Garrapata, bajo la preparación del “ABC del entrenamiento”, Agustín Bezara Castro.

 

Debutó tardíamente en octubre de 1980 con Ángel Angulo y de manera meteórica ascendió a lotes superiores en lo que restaba del año, iniciando 1981 como cuatroañera haciendo corta pasantía en el duro lote de Ganadoras de 3, donde se encontró a las rendidoras Negra Yiya, Daysi e Inconforme.

 

El 7 de marzo la hija de Lassington reverdece laureles con William Mújica y ¡de que manera! derrotando por ½ cuerpo a Daytri en la Copa Pedro A. Salas tras sensacional atropellada y recorriendo los siete furlones en 85”3. Regresa al lote común donde repite, esta vez a cuesta de Lady Gail, la que derrota por 1 ¼ cuerpos y en tiempo de 92”4 para los 1500 metros.

 

Regresa al lote selectiva en la Copa Henrique Otero Vizcarrondo, pero sufre múltiples tropiezos y apenas puede ocupar el noveno lugar a 6 cuerpos de La Chachi. Se anota otro triunfo en el lote común, esta vez superando a Inconforme por ¾ cuerpo y participa en la Copa Jesús González Cabrera, donde ocupa el segundo lugar a 6 ½ cuerpos de la veloz Abisinia. A la semana con la monta del entonces aprendiz Iván Fernández derrota al galope a Lucía con ventaja de 8 cuerpos y agenciando un llamativo 91”1 para los 1500 metros.

 

El 27 de junio participa en la milla de la Copa Miguel Emmanuelli donde ocupa el cuarto lugar a 8 cuerpos de La Guacha. Al mes corre por primera vez la vuelta completa al óvalo caraqueño con Ángel Angulo en la Copa Ségula C sin deslucir, al ocupar el cuarto puesto a 2 cuerpos de la rendidora Bayona. Regresa a la milla y con William Mújica donde se bate a muerte contra La Chachi, pero esta logra superarla por apenas nariz en la Copa Hermán Stelling.

 

El 29 de agosto se ve las caras nuevamente contra La Guacha, pero la hija de Polizón nuevamente derrota a Paraima y se anexa la Copa Agustín Avellaneda, dejándola en el tercer lugar a 6 cuerpos. Un mes después cae derrotada por apenas pescuezo de Daytri en la Copa Luis A. Landaeta, pero la nieta de Nashua toma venganza en el Clásico Simón Rodríguez y con 100 metros más logra superar a Daytri por la misma ventaja y agenciando 98”1 para la milla. Paraima continúa su sensacional campaña derrotando en feroz atropellada por 1 ¼ cuerpos a On Time y Demencia en la Copa Manuel Fonseca, recorriendo los 1600 metros en 99”2. El 22 de noviembre participa en los 1800 metros del Clásico Arturo Michelena, pero fracasa al quedar novena a 23 cuerpos de Blinis, regresando a su cuadra con una leve claudicación en una de sus manos.

 

 

Un breve receso le permite recuperarse, para reaparecer el 23 de enero de 1982 de manera triunfal en la Copa Cipriano Jiménez Macías con “El NegroJesús Márquez, superando con ventaja de 6 ½ cuerpos a Dresdén, recorriendo los 1900 metros en 121”3. Tres semanas después se adjudica el Clásico John Boulton, aventajando por 4 ¾ cuerpos a On Time agenciando 114”4 para los nueve furlones. Aquí rompió el paradigma de que los descendientes de Lassington no pasaban de la milla.

 

 

Lamentablemente recrudece la lesión y fue retirada temporalmente por cinco meses, reapareciendo en Julio en la Copa Miguel Emmanuelli con Jesús Márquez, logrando un bonito tercer lugar a 2 cuerpos de Val Fleurie. Luego reta a los machos en la Copa Germán Rodríguez Roye ocupando el segundo lugar a 1 ¼ cuerpos de Icamerú y superando a buenos corredores como Best Seller, Bala Fría, Flechón y Pequeño Lord, pero sufriendo una herida en su miembro anterior derecho que nuevamente la aleja de las pistas.

 

 Moises Herrera Camaran recibe del Sr. Cipriano Jimenez Macias la Copa ganada por Paraima

 

En octubre reaparece en la Copa José Murillo con William Mújica, donde ocupa un desaliñado quinto lugar a 7 cuerpos de Lucky Beauty, dando a entender que no era la misma que en la primera mitad del año. A las dos semanas con Juan Vicente Tovar figura cuarta a 2 ¼ cuerpos de Eremita en los 1500 metros de la Copa Luis A. Landaeta.

 

Paraima participa en la milla del Clásico Simón Rodríguez donde queda cuarta a 4 cuerpos de Invested Gail, acto seguido ocupa el segundo puesto en final dramático a pescuezo de Evening Star en la milla de la Copa Manuel Fonseca. A la semana Gorjeadora la deja en el segundo lugar a 2 ¾ cuerpos en la Copa Federico de la Madriz y en lo que fue su última salida a ruedo hípico alguno figura en el tercer lugar a 9 cuerpos de Lucky Beauty, pero oficialmente ocupa el segundo lugar detrás de Gorjeadora ya que la ganadora fue descalificada.

 

A pesar de las lesiones que mermaron su capacidad locomotiva, Paraima nunca dejó de luchar y siempre se mantuvo entre las mejores, demostrando su garra y valentía. Su campaña fue de 31 actuaciones, para un total de 11 triunfos, 9 segundos, 3 terceros y 5 cuartos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 1.958.240. Fue enviada a los Estados Unidos pero tuvo muchos problemas de fertilidad (quedaba vacía o abortaba) hasta que, preñada por el semental Island Whirl, fue regresada al Haras Aroa en Venezuela, donde nació ese producto (Parafina); además dio a los ganadores Tony Ger, Miss Paraima (abuela de la Campeona Rubizay) y Valvulina.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Hipicomputo2000  

                             

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 28 de mayo de 2009

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados