Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Paso Real

(Ven, 2001, Volantín en Agua Bendita por Mano a Mano)

Por Juan Macedo

 

El 20 de febrero de 2001, nacía un potro alazán en el Haras Agua Miel, ubicado en el estado Yaracuy, propiedad del Dr. Federico Carmona Perera. Fue nombrado Paso Real debido a su forma elegante al caminar en los potreros del haras, con altivez y gallardía. Corrió para los colores rojos del Stud Abi-Car-Leo.

 

Bajo el entrenamiento de Don Julio Ayala Coronil, Paso Real debuta el 7 de septiembre de 2003 con la monta de Manuel Ángel Meleán, quien lo guía al triunfo con ventaja de 5 cuerpos sobre Brando, dejando marca de 76”4 para los 1300 metros. Su terminante presentación fue suficiente para aventurarse, tres semanas después, en la Copa Templado con total éxito, ya que derrotó al fogueado Don Cote por 1 ¼ cuerpos y parando los cronómetros en 82”3 para los siete furlones.

 

 

Debido a su carácter díscolo, fue llevado con mucha paciencia y el 27 de octubre reaparece en la Copa Juan Carmona, donde se lleva los honores derrotando por 1 ½ cuerpos a Suleiman. Su propietario Don Federico, manifestó que ganar la copa en honor a su padre era como ganar otro Clásico Simón Bolívar. ¡Palabras mayores!

 

En búsqueda del título como mejor dosañero, Paso Real fue inscrito para correr el 14 de diciembre en el Clásico Comparación. Antes de la partida Paso Real se levantó de manos y se golpeó fuertemente. Inexplicablemente el veterinario de guardia ni se inmutó y dejó correr al ejemplar. El resultado fue un magro séptimo lugar a 12 cuerpos de Tite.

 

Aparentemente recuperado, participa en el Clásico Francisco de Miranda fracasando de nuevo al quedar sexto a 17 cuerpos de Don Cote y es cuando se le detecta una lesión en una de sus manos (especificamente de los carpos donde se golpeó en la carrera anterior e intervenido exitosamente por el Dr. Carlos Larrázabal) y es llevado al Haras Agua Miel para descansar por un tiempo prudencial.

 

Reaparece el 18 de abril de 2004 en el marco del Gran Premio Unicría donde realiza excelente carrera al figurar segundo a 1 ¼ cuerpos de Latinovenezolano, en tiempo de 95”4 para la milla. Tres semanas después ve acción en el primer paso para la Triple Corona Nacional, el Clásico José Antonio Páez, pero corre sin suerte al finalizar sexto a 11 cuerpos de Wigusyuldi.

 

Se presenta en los dos kilómetros del Clásico Cría Nacional y en la partida Latinovenzolano carga para adentro llevándose a Wigusyuldi, Juventino, Real Poet y Paso Real que llevó la peor parte ya que quedó rezagado, mientras que Sibarita no pierde el paso y se roba la iniciativa, para triunfar brillantemente en un verdadero fangal. A pesar del tropiezo Paso Real, con Deudis Peña Mora figura cuarto a cuatro cuerpos.

 

El 20 de junio se presenta un record sin duda inédito con el triunfo de Paso Real ya que un hijo y nieto de ganadores del Clásico República Bolivariana de Venezuela gane el mismo clásico y de que manera, tras sostener una larga atropellada desplazar a Sibarita y superar por nariz a Dr. Buñuelo, faena lograda brillantemente por José Javier Zerpa.

.

.

Paso Real continúa su campaña enfrentando a lo más granado del lote selectivo sin éxito, aún así fue nominado junto a Sibarita y Latinovenezolano para representar a Venezuela en el Clásico Internacional del Caribe que se corrió el 5 de diciembre con la monta de Rafael Torrealba, pero apenas pudo ocupar el octavo puesto detrás del panameño Spago.

 

Reaparece el 5 de febrero de 2005 en el lote común con Rafael Torrealba en distancia de 1800 metros, donde figura segundo a 1 ½ cuerpos de El Realista. Continúa campaña hasta que el 2 de abril, donde el carablanca tomó desquite del invalidado Continental y ganó con una ventaja de tres cuerpos con Leonel Reyes Ramos.

 

Pero el alazán de 440 kilos lo acompaña la mala suerte y no puede cristalizar en sus siguientes actuaciones en la pista de Coche, aunque logra figuraciones destacadas como un cuarto a 5 ¾ cuerpos de Sibarita en el Clásico Presidente de la República, segundo a 5 cuerpos de Sibarita en la Copa Senegal, segundo a 8 cuerpos de Mr. Serafini en el Clásico Fuerza Armadas, cuarto a 6 ½ cuerpos de Polo Grounds en el Clásico Propietarios La Rinconada, tercero a 3 ¾ cuerpos de King Fire en el Copa de Oro de Venezuela y cuarto a 7 cuerpos de Rompe Carga en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar.

 

Nuevamente nominado para participar en la Serie Hípica del Caribe, esta vez en la Copa Confraternidad. Después de llegar a Puerto Rico y cumplir con la cuarentena correspondiente, Paso Real comenzó su entrenamiento, trabajándolo en pelo en vez de silla. El cambio fue efectivo ya que el 3 de diciembre con Ángel Alciro Castillo derrota de manera categórica por un cuerpo al mexicano Danzig Prince Race, agenciando 120”3 para los 1900 metros.

 

Como hípico de corazón, Don Federico arriesga y envía a Paso Real hacia Norteamérica, específicamente a la cuadra de José Garóffalo, quien recibe al hijo de Volantín a finales de diciembre. Llevado con calma y después de excelentes briseos, reaparece en Calder el 6 de mayo de 2006 en el Sumter S. con la monta de Carlos Andrés Olivero, donde no pudo salir del último lugar, a 24 cuerpos del ganador Siphon City. El 20 de mayo realiza otro intento, esta vez en el Big Bubble S. en 1800 metros, sin suerte, llegando octavo (último) a unos 13 cuerpos del ganador Unbridels King.

 

 

De regreso a Venezuela, sorpresivamente aparece inscrito para correr el 8 de julio en las dos millas del Clásico Fuerza Armada con Ángel Alciro Castillo y aunque solo tuvo tres semanas en cancha fue capaz de llegar a pescuezo de Mr. Serafini. Fue inscrito en el Clásico Propietarios La Rinconada, pero sus viejas lesiones hicieron crisis y fue retirado de la carrera. Pero el noble alazán no pudo salir de la cuadra, una rara enfermedad invadió su organismo y fue deteriorando su salud hasta que un día de octubre murió, cerrando de una manera trágica otro capitulo de la historia, tanto del turf nacional como la de Don Federico Carmona. Completó una campaña en La Rinconada de 26 actuaciones para 5  triunfos, 5 segundos, 3 terceros y 5 cuartos para acumular en premios la cantidad de Bs. 253.496.800; y en el exterior un total de 4 actuaciones para un triunfo y $60.000.

 

Fuentes: Revista Hipódromo, Diario Meridiano, Diario Líder, Hipicómputo2000, Sr. Jaime Casas, Sr. Enrique Baumeister, Sr. Ramón Brito.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 21 de junio de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados