Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta: 

Penmarik

(Ven, 1976, Personality en Custrel por Indian Hemp)

Por Alfredo E. Plaza V.

 

En la hípica hay ejemplares que desarrollan extensas campañas pisteras, debido en primer lugar, a su excelente estado de salud y en segundo lugar, una serie de circunstancias que le permiten aprovechar la ausencia de muchos ejemplares de su propia generación para ganar un espacio en la historia y así dejar gratos recuerdos en la mente de todos los hípicos, y Penmarik no ha sido la excepción. Perteneciente a una generación de oro nacida en 1976 encabezada por Negresco, Caletero, Kemal, Tatuaje, Borman, Para Rato, Alecrim, Guadamil, Sombrío, etc., que desarrolló una campaña desde los dos años hasta los seis años, participando en la programación selectiva del 1979 hasta 1982.

 

Este importado en vientre, nacido y criado en el Haras Anamar de la señora Peggy de Azqueta cuyo padre Personality fue ganador del Preakness Stakes  y “Caballo del Año” en 1970 y la madre Custrel, también norteamericana. Defendió las sedas negras con media luna blanca del Stud Chivacoa, también de la señora Peggy de Azqueta. En los primeros años de campaña estuvo bajo el entrenamiento del “MusiúMillard Faris Ziadie y en los últimos años estuvo bajo la preparación de Daniel Pérez García.

 

Debuta como dosañero el 7 de octubre de 1978 con la monta de Antonio José Utrera en recorrido de 1300 metros ocupando un magro octavo puesto a 19 cuarpos del ganador Campestre. En el mes de diciembre su victoria le dio a Juan Vicente Tovar la oportunidad de romper la marca de carreras ganadas en una temporada.

 

 

 

Comienza la temporada oficial de 1979 y participa en los 1500 metros del Clásico Inauguración Francisco de Miranda donde arriba en la quinta posición en carrera ganada por su compañero de establo y stud, Kemal que dejó crono de 94”4, donde estuvo en los últimos puestos en los primeros metros de carrera y al final hizo efectiva una corta atropellada, viéndose entrado en la recta final, último por fuera.

 

También participa en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios de 1979 donde arribó en el último lugar en carrera ganada por el campeón Negresco con Eduardo Lamas derrotando a Continente, Alecrim, Tarascón, Kemal, entre otros, en una carrera que contó con 18 ejemplares. Los parciales 24”1, 48”, 72”2, 100”1 para completar 128”1 para la milla y un cuarto.

 

A la edad de cuatro años participa en el Clásico Cavepro de 1980 donde arribó en el séptimo y penúltimo lugar, en carrera ganada sorpresivamente por Planificador sobre el favorito Sweet Candy. Penmarik no pudo hacer efectiva su atropellada y apenas se ganó al caballo Residente, a pesar de que corrió a la expectativa de los punteros. Los parciales fueron de 24”, 47”4, 71”4, 98”1 para finalizar en 125”1. En el tercero arribó la yegua Nohani que hizo el gasto de la prueba, cuarto Potro Din y quinto In, luego Guadamil a la par de Penmarik y Residente, en ese orden.

 

A la edad de cinco años, ya bajo el entrenamiento de Daniel Pérez, gana la Copa El Corsario con la monta de Argenis Rosillo agenciando 126”3 para los 2000 metros. Luego, participa en los 2000 metros de la Copa Leopoldo Manrique Terrero de 1981 donde arriba en el tercer puesto detrás de su compañero de establo In que derrotó en buena lid al caballo Pollito, cuarto Gazapo y cerró la pizarra Rey de Bastos, a falta de otros. Los parciales de la prueba fueron 24”, 48”4, 73”4, 101” para completar 128”1.

 

Seguidamente, corre el Clásico Mathieu Valery de 1981, arribando en el tercer puesto en carrera ganada por Pollito derrotando a In en tiempo de 126”1 para los 2000 metros. Semanas más tarde, corre el Clásico José María Vargas de 1981 donde arriba en el cuarto lugar en carrera ganada por el ex campeón del Hipódromo Municipal de Ciudad Bolívar, Pollito por distanciamiento del campeón Sweet Candy, In entró en el tercero y cerró el pelotón Gazapo en una nómina de 5 competidores con parciales de 24”4, 49”2, 74”2, 100”1 para completar 125”2 para los 2000 metros, todos atribuibles a Sweet Candy, pero un latigazo dado por Jesús Márquez en la cara de Pollito en la recta final dio pie al reclamo de Humberto Pinto, el cual prosperó.

 

Después se apertura lo que se llamó la “Triple Corona de la Resistencia” con el Clásico Andrés Bello de 1981 en 3000 metros donde llegó tercero detrás de la yegua Nohani que se les vino de punta a punta dejando a In en el segundo lugar, completando la pizarra los ejemplares Eminente y El Sombrereño, luego arribaron Potro Din, Planificador, Guadamil, Los Pacaes y el moro Palpitante, mal en el último lugar. La pupila del Saltron dejó parciales 24”4, 74”4 129”2, 182”3 para dejar marca de 197”2 a tres segundos y un quinto del record de Negresco.

 

Después baja 1200 metros para correr la Copa Carlos Rodriguez en 1800 metros y arriba tercero a cuatro cuerpos de la yegua La Chachi que dejó tiempo de 111”2 que quedó a 2/5” del record impuesto en la versión de 1980 de esta carrera  por Alecrim y como dato curioso, para la versión de esta carrera en 1982, la yegua Val Fleurie iguala la marca de Alecrim pero es la yegua la que se queda en poder del record de los 1800 metros

 

Luego, en una gran demostración, corriendo en contra de sus características, en los primeros puestos hasta el punto de dominar la prueba en la recta de enfrente y sin Nohani, arribó segundo detrás de su compañero de llave In que galopó en tiempo record el Clásico Batalla de Carabobo y Día del Ejército en 2600 metros en tiempo de 163” exactos aún vigente, con parciales de 24”, 74”1, 125”1 y 149”4 para rematar en 13”1 los últimos 200 metros. Tercero llegó Eminente, cuarto Room Mate, quinto Potro Din y Bala Fría, último.

 

Una semana después baja 600 metros para correr la Copa Germán Rodríguez Roye en 2000 metros y logra escoltar a la extraordinaria hija de Polizón, La Guacha que dejó 126”1.

 

Más tarde corre sin suerte porque no logra figurar en el marcador, la Condicional Especial Revista La Fusta en 1600 metros donde un irreverente Javito logra la victoria.

 

Seguidamente, corrió el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación de 1981 donde arriba en el tercer lugar detrás de su compañero de llave In que logró la victoria y Big Secret que logró el segundo, después arribaron Tatuaje en el cuarto, Rey de Bastos en el quinto y sexto Cromagnon. Los parciales de 23”3, 47”1, 71”3, 98”2 con remate de 26”4 para completar 125”1.

 

Luego corrió el Clásico Cavepro arribando en el quinto lugar en carrera ganada por Big Secret de punta a punta sobre In, que no pudo quebrar la resistencia del hijo de Wa Wa Cy, en el tercero, bien lejos a 19 cuerpos, Tío Julio y Tropigold, a falta de otros. Los parciales de 24”2, 48”3, 73”1 y 98”3 para rematar en 26”1 el último cuarto de milla.

 

También corre la milla de la Copa Revista Hipódromo de 1981 llegando cuarto y abriéndose paso en fuerte atropellada, detrás de Room Mate el ganador y Los Pacaes que logró el placé y El Sombrereño. Cerró la pizarra la yegua La Chachi en una carrera donde participaron 14 ejemplares con parciales de 22”2, 45”1, 70”2 para rematar 26”4 totalizando 97”1 para los 1600 metros.

 

A los seis años en 1982 corrió por segunda vez el Clásico José María Vargas donde arribó en el sexto lugar en carrera ganada en forma dramática y de extremo a extremo por Big Secret, el cual una vez traspasada la meta cae fulminado por un paro pulmonar después de haber librado una extraordinaria batalla en la recta final derrotando a Del Rey, Giacomo y Tajoreal. Los parciales de Big Secret fueron de 24”1, 48”1, 72”3 y 99”2 para completar 126”2.

 

Semanas después corre el Clásico Presidente de la República de 1982 donde arriba en el sexto lugar en carrera ganada en gran forma por Golden Arrow sobre In, La Chachi, Tajoreal y Black Bag, a falta de otros, en una nomina de 14 ejemplares. El tiempo empleado por el ganador fue de 150”4 para la milla y media.

 

Ya, sin Big Secret y Golden Arrow, el domingo 23 de mayo de 1982 se abre la llamada “Triple Corona de la Resistencia” con el Clásico Andrés Bello y con la monta de Argenis Rosillo logra el tercer lugar detrás de Tajoreal que reaccionó y liquidó a In en una carrera que prácticamente tenía ganada el hijo de Handsome Jon. Tajoreal dejó tiempo record para los 3000 metros de 194” exactos con parciales de 25”1, 77”1, 129”2 y 181”. Penmarik en este tipo de carrera corrió siempre a la expectativa en los primeros puestos, tal como lo hizo en la versión anterior de este clásico. Cuarto arribó Yorky, quinto Mini Super y El Grañudo último, tal como partió.

 

Semanas después, compite en el Clásico Batalla de Carabobo y Día del Ejército en 2600 metros logrando el tercer puesto, tal como partió y nuevamente detrás de sus rivales Tajoreal que logró una clara victoria e In, completaron la pizarra Black Bag y Flechón. Los parciales de 23”3, 74”1, 125”3 y 149”1 para rematar en 15”4 y completar 165” exactos. Cabe destacar el último parcial donde Tajoreal superó el record, para ese entonces, de Negresco de 149”2.

 

Pero, el 5 de julio de 1982 con la monta del “Monstruo” Gustavo Ávila corre las dos millas del Clásico Fuerzas Armadas y en final de foto le arrebata el placé a su compañero de llave In en carrera ganada de manera contundente por Tajoreal y Yorky cerró la nómina en tiempo de 209”4 con parciales de 25”, 75”2, 131”2, 184”1 con remate de 25”3 todos atribuibles a Tajoreal. Vale la pena mencionar, que Penmarik en dos años demostró ser un gran animador en estas agotadoras pruebas teniendo un balance de 2 segundos y 3 terceros. Su compañero de cuadra In, también en este tipo de carreras tuvo un balance de 1 primero, 4 segundos y 1 tercero, además de afianzarse como el segundo ejemplar mayor ganador de dinero en nuestro país detrás de Sweet Candy. Ambos ejemplares rompieron la barrera de los cinco millones de bolívares para la época con un dólar a 4,30 Bs/$.

 

 

Participó por segunda vez en el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación en 2000 metros donde arriba en el tercer lugar con la monta de Gustavo Ávila detrás de Norte que ganó la carrera y Pudiente que llegó en el segundo. Del Art cerró el pelotón en tiempo de 127”4 con parciales de 24”1, 49”1, 73”2 y 100”3.

 

Luego, vendría el Clásico Coproca, también con la monta de Gustavo Ávila, quien se había convertido en su jinete oficial, logra otro tercero detrás de Tajoreal y Tío Julio que voló al final.

 

 El Coronel José M. Márquez Iragorri entrega a Doña Peggy de Azqueta el trofeo de la Copa ganada por Penmarik

 

Luego, corrió la Condicional Especial José María Márquez Iragorri en 2200 metros donde en una demostración extraordinaria, Penmarik con el campeón Gustavo Ávila sorprende a los ejemplares Iron Fist, Norte y Del Rey con ventaja de casi 4 cuerpos, entre otros, aventajandolos por 3 ¼ cuerpos y dejando tiempo de 141”3 quedando a 3 segundos del record de El Isiro, representando para el “Monstruo” su última victoria de por vida en una condicional especial o copa.

 

Así quedó listo para disputar la Copa de Oro de Venezuela donde una irreverente Trinycarol los galopó en una gran carrera dejando a Tajoreal en el segundo, Tintoreto en el tercero, nuestro homenajeado Penmarik en el cuarto después de correr último en las primeras de cambio, ganándose a Del Rey y Norte que llegó último y fuera de carrera. Los parciales fueron de 24”, 74”3, 99”3 y 126”1 para un global de 152”3 para los 2400 metros.

 

Posteriormente, participa en otra gran carrera el Clásico Cavepro en 2000 metros, donde aprovechando la pelea inicial de sus contendores, el potro e invicto Guayacitano y Tajoreal, desplazó a ambos y los superó por 1 ½ cuerpos, acabando, por un lado, con el invicto del mencionado potro y por el otro, dejando lejos a Tajoreal en el último lugar, significando para Gustavo Ávila su última victoria clásica de por vida. Penmarik ganó en tiempo de 126”4 con parciales de 23”3, 47”, 72”1 y 99”3.

 

 

 

Por último, corrió y arribó sexto en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios en carrera ganada por la yegua Invested Gail sobre Tajoreal, Dancing Girl, Del Rey y Mascarón, donde Penmarik apenas pudo superar a Guayacitano, Panforte y Petrolero, ya que no pudo concretar su larga atropellada. Los parciales de la carrera fueron de 23”1, 47”4, 72”2 y 99”1 para un tiempo final de 125”4 para los 2000 metros.

 

De esta manera terminó su campaña pistera de 70 actuaciones en las cuales logró 10 triunfos, 10 segundos, 15 terceros y Bs. 2.458.880. Retirado de las pistas fue enviado por propietaria a su Haras Anamar, donde recibió algunas oportunidades destacando por medio de los ganadores Britano, Sestri, Menina, Montecito, Atares, Money Rex, Río Lady, entre otros.

 

En síntesis, Penmarik significó tres marcas para dos grandes látigos: para Juan Vicente Tovar, la marca de carreras ganadas en una temporada. Para Gustavo Ávila su última victoria selectiva o condicional especial y su última victoria clásica.

 

Fuentes: Apuntes personales, Grupo Yahoo! Venezuela Pasión Hípica, www.pedigreequery.com,  www.youtube.com, Ing. Juan Macedo.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 25 de junio de 2009

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados