Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Pirlo

(Ven, 2004, Solitary Vision en Spanish Star por Slewbop)

Por Juan Macedo

 

Hasta la singular fecha cuando nació, el 29 de febrero de 2004, indicaba que este potrillo alazán iba a ser especial. Fue en el Haras Oropal donde nació, aunque al poco tiempo su dueño, el Sr. Vicente Sorribes, decidió enviarlo al Haras El Peñón para criarlo, donde el Sr. Antonio Dirienzo lo vio y se hizo socio. Así nació la casaca verde oscuro con mangas y gorra roja del stud que llevaría el nombre del potrillo: Pirlo. Fue enviado al Hipódromo La Rinconada donde fue alojado en la cuadra de Don Antonio Bellardi, quien se encargó de su cuido y entrenamiento.

 

Fue el 3 de septiembre de 2006 cuando Pirlo hizo su debut a las órdenes de Leonel Reyes Ramos en recorrido de 800 metros, los que recorrió a gran velocidad para aventajar a Black Bortot con 3 ¾ cuerpos y agenciando 44”2 para el recorrido. Tal fue el agrado que provocó ese debuto que dos semanas después lo vemos participando en los 1200 metros del Clásico Victoreado con Alvaro Finol en sus lomos, donde peleó toda la carrera con Magno Ejemplo y en los metros decisivos fue sorprendido por El Platinado, que lo relegó al lugar de escolta apenas a un cuerpo. El 14 de octubre corrió en la Copa Juan Carmona donde cargó adentro en la partida y que le cobró factura al figurar tercero a 3 ¾ cuerpos de Magno Ejemplo.

 

 

 

Tarde, pero la dicha llega, el 5 de noviembre se escenificó el Clásico Albert H. Cipriani donde el nieto de Slewbop aprovechó un pase entre dos al inicio de la recta final para pasar a dominar, superando a Classic Parts y Taconeo con 4 ½ cuerpos de ventaja y agenciando 82”4 para los siete furlones. El futuro se veía promisor y el 26 de noviembre Pirlo participó en el Clásico Antonio José de Sucre con la monta de Jean Carlos Rodríguez, pero no fue el mismo ya que figuró tercero a 15 cuerpos de Il Divo. A los pocos días nos enteramos que le detectaron un sobrehueso en una de sus manos y que estaría alejado de las pistas por un tiempo prudencial.

 

 

Pasó a la cuadra de Luis Francisco Martín y reapareció el 1 de abril de 2007 en marco del Clásico Cañonero, pero su actuación fue decepcionante al figurar cuarto (último) a 21 cuerpos de Taconeo. Luego de tres carreras sin pena ni gloria en el lote común, Pirlo logró reivindicarse el 14 de julio con la monta de Maikel Rodríguez al cruzar el disco en ganancia con ventaja de 2 cuerpos sobre Accomplice, dejando crono de 72”2 para los seis furlones.

 

Tras nuevo cambio de cuadra, es ahora Eduardo Castro quien debe cuidar al noble hijo de Solitary Visión. Luego de un tercer lugar a 10 cuerpos de Oro Sólido, a partir del 11 de agosto el potro alazán comienza una racha ganadora con la monta de Luis Fontes Vizquel. Primero derrotó a Formidable por apenas cabeza, agenciando 85” exactos para los 1400 metros. Dos semanas después aventajó a Gardel con 2 cuerpos en crono de 77”2 para los 1300 metros. Finalmente brindó una bonita exhibición al derrotar dramáticamente a The Big Angel apenas por cabeza de ventaja parando los relojes en 95”3 para la milla, mostrando en cada una de esas victorias garra y gallardía como hace un año.

 

El 21 de octubre participó en el Clásico Grano de Oro donde protagonizó un final no apto para cardíacos con Speedavid y Oro Sólido, quedando en el lugar de escolta a pescuezo de Speedavid. Regresó a la senda victoriosa el 3 de noviembre al vencer a Diente de Oro con ventaja de 8 ½ cuerpos y registro de 63”1 para los 1100 metros. Corriendo seguido, participó en el Clásico Gradisco donde nuevamente fue protagonista de otro final reñido, pero en esta ocasión le tocó conformarse con el tercer lugar apenas a pescuezo de Fleming.

 

Luego de recuperarse de sus problemas físicos, Pirlo reapareció el 27 de abril de 2008 con la monta de Emisael Jaramillo, pero su jinete no lo sintió bien de las manos y no lo exigió, quedando sexto a 9 ½ cuerpos de Magno Ejemplo. Luego de 45 días de descanso, ahora con la monta de Alfredo García Paduani, se vio muy recuperado al sorprender a Jacob’s Field con pescuezo de ventaja agenciando 69”2 para los 1200 metros. Tras un nuevo receso, con la monta de Rigo Sarmiento fracaso desde el séptimo lugar a 19 cuerpos de Wild Power. Fue enviado al Hipódromo Nacional de Valencia para participar en el Clásico Sprinters de Hinava con la monta de Leonel Reyes Ramos, donde decorosamente escoltó al sorpresivo Lakers a 3 ½ cuerpos.

 

Regresó al Hipódromo La Rinconada donde corrió cuatro veces seguidas sin deslucir, pero cerró el año el 14 de diciembre mostrándose totalmente recuperado en el Clásico Grano de Oro al forzar el tren de carrera a unos 300 metros de la partida y desplazar a Magno Ejemplo para sacar un par de cuerpos en la delantera. Al entrar en la recta final, Magno Ejemplo pasó a dominar la prueba, pero Álvaro Finol comenzó a exigir a Pirlo y éste reaccionó en sensacional demostración para regresar a la delantera y conseguir la victoria con ¾ cuerpos sobre Magno Ejemplo, agenciando 69” exactos para los seis furlones.

 

 

Con cinco años a cuestas, Pirlo regresó el 11 de enero de 2009 donde participó en otro final dramático, quedando a pescuezo de Magno Ejemplo. Dos semanas después se escenificó la Copa El Gran Sol donde se conformó con el tercer lugar a 3 cuerpos de Magno Ejemplo. El 13 de febrero se reconcilió con la victoria al cruzar la meta con ventaja de 3 cuerpos sobre Go Rockies agenciando 69”4 para los 1200 metros. El 07 de marzo en la misma distancia requirió pasar en 70” exactos para salir nuevamente victorioso en esta incursión en el máximo lote con ventaja de 3 ¼ cuerpos sobre El Fructuoso.

 

Pirlo (al igual que el futbolista italiano que cada día lo hacía mejor) se fue consolidando como el mejor sprinter del momento en el Hipódromo La Rinconada cuando hizo suya la Copa Revista Gaceta Hípica donde sólo tuvo como máximo rival durante la competencia a su compañero de establo Go Rockies que en meritoria carrera cayó derrotado a tan solo ¾ cuerpo, el tiempo final de la prueba fue de 69”3 para los 1200 metros.

 

 

El 11 de abril participó en el Clásico Hylander, donde Go Rockies fue superior y lo dejó en el segundo lugar a 3 ½ cuerpos. Al mes corrió negado en la Copa Gran Abuelo, quedando en el séptimo puesto a 8 ¼ cuerpos de Viva El Sol.

 

Regresó al lote común buscando el descargo del entonces aprendiz Yonder Rodríguez, saboreando nuevamente las mieles del triunfo cuando superó con ventaja de 4 cuerpos a Go Rockies. El 27 de junio conducido nuevamente por Álvaro Finol mostró total recuperación y controló las acciones desde la propia partida y fue capaz de reaccionar exitosamente ante el feroz ataque de Go Rockies, que casi pasó a dominar la competencia al lograr un extraordinario pase al giro de la última curva, pero Pirlo resultó superior en la recta decisiva y terminó ganando por ventaja de 1 ¾ cuerpos, en tiempo de 82” exactos para los 1400 metros de la Copa Polo Grounds.

 

 

El 8 de agosto, en marco de la Copa Catire Bello, el nieto de Slewbop se fue de punta a punta y no tuvo escollos para dejar en el camino a Alkaid, así como también resistió el avance de Viva El Sol que llegó segundo a 3 ¼ cuerpos, dejando marca de 70”4 para los seis furlones. Para la Gala Hípica, Pirlo era de los favoritos para ceñirse el Clásico de los Sprinters, pero el infortunio hizo de las suyas al tener una mala partida y no recuperarse para quedar sexto a 8 ¼ cuerpos de Lavoe. Tres semanas después participó en la Copa Don Fabián con “El TendónEdgar Pérez sin éxito.

 

 

El equipo de la cuadra de Eduardo Castro hizo su mejor trabajo para que Pirlo se aliviara de sus dolencias. Reapareció el 2 de mayo de 2010 ante el lote común con la monta de Jean Carlos Rodríguez, quedando sexto a 13 ¾ cuerpos de Go Rockies. Ahí habló y dijo que no quería correr más. Fue su última salida a las pistas.

 

Pirlo, un campeón sin corona, completó una gran campaña de 39 actuaciones para 15 triunfos, además de 5 segundos, 6 terceros, 2 cuartos y 2 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 478.207. Fue enviado al Haras El Peñón donde ha recibido oportunidades como reproductor, destacando por intermedio de la ganadora clásica Catirota y el ganador Abuelo Robinson.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista ¡Hipódromo!, Diario Meridiano, Diario Líder en Deportes, Sr. Jaime Casas A.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, lunes 30 de agosto de 2020

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados