Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Que Calor

(Ven, 1986, Over Again en Guillermina por Dardanus)

Por Carlos Romero

 

En 1989 la alazana Qué Calor descendiente de Over Again (quien cumpliera campaña en el hipódromo de La Limpia) en Guillermina por Dardanus, que nació el 3 de abril de 1986, tenia una cita con la historia al declarar las autoridades regionales la asignación de una triple corona para yeguas, de una manera por así decirlo confusa. El moderno y recién inaugurado óvalo de Santa Rita fue el escenario de esos históricos enfrentamientos, la alazana Qué Calor era entrenada por el joven Gustavo Delgado Socorro, que anteriormente cumpliera varios años exitosos como propietario de purasangres en el Estado Zulia y la capital, la alazana fue criada en el Haras San Luis del Señor Alfredo Pontrelli.

 

 

La potranca era propiedad de los señores Marco Antonio Mastrogiacómo, Reinaldo Vezga  y su criador Alfredo Pontrelli quienes en asociación deciden correrla en el nuevo coso zuliano, estos personajes eran conocidos gracias a grandes ejemplares de La Rinconada como Epic Junior. También Miguel y Vito, ambos hijos de los antes mencionados, formaron parte de la divisa Raspilla.

 

Teniendo un peso modesto, la potranca tenia muchas mañas las cuales sacaron varias “canas” al entrenador Gustavo Delgado, una de ellas era que caminaba mucho dentro del box, retozaba y el equipo de cuadra no hallaba que hacer con esta salvedad. Días más tarde se le detecto un grave problema, no sudaba, padecía de anhidrosis, teniendo que ser entrenada de una manera especial.

 

La diminuta alazana tiene una campaña discreta entre las de su sexo al inicio de su campaña y la más renombrada en ese entonces era Flight Hope, quien era descendiente del padrillo criollo El Monaguense y su propietario era Jesús Ernesto Chávez, padre de Mario Chávez entrenador de la castaña, acotando que la potra era la más sobresaliente de la generación. Pero al acercarse a los eventos clásicos programados para la generación tresañera, comenzó a demostrar buenas condiciones con par de triunfos, una de ellas   específicamente el 31 de marzo, cuando venciera por 3 ¼ cuerpos a Contendiente y Dellymar, empleando buen tiempo de 72” exactos para 1200 metros en el lote de ganadoras de 2 y 3. La otra fue el jueves 21 de abril, derrotando a su gran rival Flight Hope y a Reina Azabache apareadas a unos 2 cuerpos, empleando 98” exactos para el recorrido de una milla, con esta victoria la alazana estaba en su mejor momento.

Gustavo Delgado 

 

Sin embargo Gustavo Delgado pensaba que su pupila podía dar la campanada en los estelares eventos, así la flamante Qué Calor responde en el Clásico Ana Maria Campos (viernes 5 de mayo de 1989), derrotando a su gran rival Flight Hope (esta conducida por Marcos Soto) por unos 4 ¼ cuerpos, dejando para el recorrido de una milla 98”3 y siendo conducida por Javier Delgado. Tercera llegaría High Secret y cuarta Diluviosa. Gustavo Delgado, decide junto al Sr. Reinaldo Vezga, buscar suerte en el Clásico Hipódromo de Santa Rita (primer paso de la triplecorona zuliana para machos), llegando en un meritorio cuarto lugar detrás del denominado “gran concordeAction Run, a unos 9 cuerpos, segundo Tulipe y tercero Cañañí, en carrera celebrada una semana después, el día viernes 12 de mayo

 

 

En este ínterin, las autoridades locales deciden crear la triplecorona para potrancas de manera oficial encabezada por el Sr. Freddy Macias, presidente del ente, formalizando como ultimo paso el Clásico Prensa Nacional en recorrido de 2000 metros, ante el asombro de propios y extraños.

 

Bajo estos acontecimientos llega él segundo paso, Clásico Luisa Cáceres de Arismendi (26 de mayo), y donde por ende se dio el mismo resultado, ganando nuevamente Qué Calor con Javier Delgado y marcando crono de 98”2 para la milla, siendo escoltada por Flight Hope con Rafael Bravo Gómez, aproximadamente a 2 cuerpos, luego llegaron Mother Goose y Diluviosa a 10 cuerpos respectivamente.

 

Llega el Clásico Prensa Nacional en recorrido de 2000 metros, celebrado el viernes 16 de junio, en esta oportunidad corriendo desde el vamos y administrada por Javier Delgado, la alazana derrota nuevamente a Flight Hope  y Reina Azabache, dejando tiempo de 128”4 exactos para el recorrido. Con esta victoria la alazana pasaría a la historia de la hípica zuliana, al ganar los tres pasos de una triplecorona que por muchos fue inventada al final, pero a pesar de ello no desmerita en ningún momento la calidad corredora de la extraordinaria hija de Over Again, que de esa manera lograba la inmortalidad al convertirse en la primera en lograrlo, dejando grata impresión dentro de los aficionados.

 

 

Sus allegados deciden afrontar el reto, e irse por el tercer paso de la triplecorona para los machos, muchas fueron las protestas y criticas por esta decisión, sin embargo Gustavo Delgado manifestaba que su pupila estaba en extraordinario condición, así corre el Clásico Simón Bolívar (viernes 23 de junio) en recorrido de milla y media. Llegando en la sexta posición sin pena ni gloria detrás del “gran concordeAction Run, Campanario y Del Cuzco.

 

Luego va al Clásico Batalla Naval del Lago en recorrido de 1800 metros, un mes más tarde, allí enfrentando por vez primera a las maduras, obtiene el segundo puesto a 1 cuerpo de la valiosa Flight Hope, que en esta oportunidad estaba más recuperada y contando con la estupenda conducción de Rafael Bravo Gómez. En selectiva realizada específicamente el viernes 21 de julio.

 

Posteriormente regresa al plano estelar, en el marco de la Condicional Especial Rafael Barboza en recorrido de 1600 metros, en la prueba se presenta la primera incursión de la rendidora cuatroañera Silent War, que cumpliera buena campaña en La Rinconada, en la cual obtuvo un total de 8 victorias y más de 1,2 millones de bolívares en producción. Esta era la gran vedette de la carrera, entrenada por Pablo Andrade y conducida por Damián Quintero, la defensora de las sedas del Haras Gran Derby de Mauricio Azar logro batir a la triplecoronada Que Calor por un margen cercano a los 4 cuerpos en competencia celebrada el viernes 18 de agosto.

 

Más tarde, el 20 de septiembre tuvo que ser retirada por problemas físicos, así llega el miércoles 4 de octubre, en un día muy especial para todos los hípicos zulianos, ya que se celebro la apertura del 5 y 6 nacional en el moderno hipódromo de Santa Rita, en una jornada inédita dentro de la historia de la hípica zuliana, en la tercera prueba, la triplecoronada Que Calor partiendo por el puesto numero 1 y con su jinete de siempre Javier Delgado, pudo sortear inconvenientes y resolver la prueba a favor (a pesar del altísimo Handicap: 61 kilos) relegando a Thayen con Ángel Parra y pensionada de Agapito Feijoo al segundo puesto a unos 4 ¾ de cuerpos. Dejando tiempo de 91”2 para 1500 metros.

 

El 25 de octubre, día miércoles la formidable tresañera, actúa en la Condicional Especial Ing. Mario Mauriello en recorrido de 1800 metros, en la prueba se presentan la invicta invasora Silent War y la rendidora Flight Hope, en prueba realmente impresionante saliendo colocada y desarrollándose con la linajuda Silent War en la delantera marcando parciales, Javier Delgado Leal busco por líneas de afuera, para quebrar la resistencia de Silent War y así lograr la victoria por más de 1 ¼ cuerpos, soportando 55 kilos y dejando crono de 112” exactos, viéndose realmente espectacular.

 

 

 

Bajo todo estos acontecimientos llega el Clásico Nuestra Señora de la Chiquinquirá en recorrido de 1800 metros (miércoles 15 de noviembre), en ese año la gran prueba de la hípica zuliana era modificada por las autoridades cambiando su condición a yeguas de 3 y más (abierta a nivel nacional). Contando con buen pote de 300 mil bolívares en premios, siendo la segunda prueba con premio más alto, superada nada más por el Clásico Rafael Urdaneta. En la competencia se dieron cita: Silent War (con monta de lujo José Luis Vargas), Bejuma (invasora valenciana que tenia récord de 5 victorias y 655 mil bolívares en producción, presentada por Rafael Landínez), además en representación del Zulia: Flight Hope con Roger Rengifo, terminando con las rendidoras Con Calor y Estela Roja. A la altura de la décima carrera, la diminuta Flight Hope, amparada con Rengifo, resolvió a favor y luego de salir colocada en el segundo, supera a la triplecoronada Que Calor por 2 ¾ cuerpos y Silent War respectivamente

 

Reaparece el 12 de diciembre, en recorrido de 1800 metros, cae batida por la atrevida Reina Azabache, esta ultima conducida por Franklin González, a unos 3 cuerpos, la derrota influye más que todo por el alto Handicap, que soporto la tresañera que dio ventaja de hasta 4 kilos. Después de esta derrota, su entrenador Gustavo Delgado la mantuvo en el máximo lote, corriendo de esta manera dos semanas seguidas, alcanzando en ambas la victoria, superando en la primera a Diluviosa  y Flight Hope respectivamente. Alcanzando un total de 12 victorias en ese fabuloso 89, la alazana pensionada de Gustavo Delgado Socorro conquistaría fácilmente el título como Yegua del Año 1989. La producción de la campeona quedo en 1,546.400 bolívares, sin duda la mayor productora a nivel regional y primera con campaña zuliana en superar el millón y medio.

 

Comienza su campaña como madura, el miércoles 17 de enero, dentro del marco del Clásico Periodistas Hípicos, logrando una buena victoria, superando en los finales a Flight Hope por 2 ¾ cuerpo, marcando 84” exactos para el recorrido de 1400 metros. Dos semanas más tarde, se mantiene en el máximo lote y supera por margen de 5 cuerpos a Diluviosa, soportando el máximo peso de 62 kilos, en una soberbia actuación.

 

Consigue de esta forma, su quinto triunfo consecutivo dentro del Clásico Asamblea Legislativa del Edo. Zulia, en esa prueba supero por 4 cuerpos a la invasora capitalina Tomboy, empleando tiempo de 98” exactos para la milla. “Su momento era extraordinario, la campeona esta más madura y no tiene problemas” palabras de Gustavo Delgado, luego de la victoria de la invicta como madura en 1990. Por otra parte sostuvo que la mantendría corriendo las selectivas.

 

Mantiene su racha en la Copa Rafael Ortiz, celebrada el día miércoles 28 de marzo, batiendo por 1 cuerpo a Pen And Pencil y Flight Hope, siendo una prueba bastante inusual, ya que derroto a 10 competidoras. El tiempo fue de 88” para los 1400 metros. Luego disputa el Clásico Hipódromo de La Rinconada, disputado el martes 10 de abril, saliendo colocada y haciendo correr su jinete Javier Delgado Leal en el momento oportuno, superando a Fuerte Brisa con Damián Quintero por medio cuerpo de diferencia. El tiempo fue de 113”3 para los 1800 metros. Su propietario Reinaldo Vezga enfatizó: “Esta yegua es toda una campeona, demostrando que es la mejor del Zulia”. Con esa victoria llegaba a 17 triunfos otro récord para la hípica zuliana

 

Gustavo Delgado Socorro buscaría otro enfrentamiento con el “gran concorde” Action Run, el cual venía con una hegemonía en el coso ritense, el marco fue el Clásico Día del Trabajador en recorrido de 1400 metros, la campeona Que Calor no tuvo mayor fortuna y apenas logro el sexto lugar a unos 7 cuerpos de Action Run, el cual seguía mandando en él ovalo ritense. Luego busca la Copa Gorgonio Parra en 1800 metros, en la prueba no tuvo buena salida y cae batida por Fabienne a unos 6 cuerpos. Problemas físicos la aquejan y va directo al Clásico Día de la Independencia en 1600 metros el miércoles 3 de julio, donde cae a 4 ¾ cuerpos de Garimpeira conducida por Ángel Parra, llegando segunda Fuerte Brisa de Pablito Andrade.

 

El miércoles 18 de julio, disputa el Clásico Batalla Naval del Lago, conducida por Rafael Torrealba por vez primera, cayendo a 4 cuerpos de Naguache. Luego disputa la Copa Milmero Valbuena contando otra vez con el Raudo Torrealba, donde cae nuevamente de Garimpeira a 2 ¼ cuerpos, en 6 furlones. Días más tarde, Gustavo Delgado busca la distancia apta para ella y su jinete de siempre Javier Delgado, corriendo sin suerte cae en la Copa Rafael Barboza a 4 ½ cuerpos de Garimpeira que la derrotaba por tercera ocasión. Dos semanas posteriormente, escolta nuevamente a Garimpeira en la Copa Enrique Amado Rincón en 1800 metros, acortando la diferencia a 2 cuerpos.

 

Bajando de distancia, la campeona Que Calor (conducida por el Raudo Torrealba) cae en los 1200 metros del Clásico Veseli, otra vez Garimpeira hizo de las suyas y saco ventaja decisiva a favor de los intereses de la divisa Epsom. A mediados de septiembre, específicamente el miércoles 19. Su entrenador Gustavo Delgado, viendo que ya no era la misma, teniendo graves problemas al nivel de los cascos, decide bajarla al máximo lote. Es así cuando regresa a la victoria el día miércoles 26 de septiembre, conducida por Angel A. Castillo y superando a Diluviosa por 5 cuerpos, dejando crono de 99”3 para la milla. Continua con la racha el miércoles 16 de octubre, conducida por él “pelón” Padilla, superando a Sweet Lady por 8 cuerpos y con 60 kilos a cuestas. El crono fue de 114”2 para los 1800 metros.

 

Su ultima victoria fue 31 de octubre, cuando en recorrido de 2 kilómetros, derrotara nuevamente a Diluviosa en ganadoras de 5 y más, de la mano del “pelón” Padilla, parando los relojes en 130”1 para la distancia. El 14 de noviembre disputa, sin suerte otra participación en el máximo lote, donde cae a 3 ¾ cuerpos de Las Brisas, con el mismo jinete.

 

Su propietario el Sr. Reinaldo Vezga, decide junto a su entrenador optar por el Clásico Internacional Confraternidad del Caribe Sr. Jorge Hank, que ese año se disputaría en el hipódromo de Santa Rita, en baile de etiqueta, la consentida de Gustavo Delgado cae quinta en forma meritoria detrás de las también venezolanas Mon Coquette y la tordilla Stilwater, a unos 14 cuerpos, vale destacar que fue conducida por Rafael Torrealba.

 

Así la campeona Que Calor puso fin a su ejecutoria pistera, en la cual traspaso la meta en ganancia en 20 oportunidades (récord regional), en un total de 43 salidas. Acumulando en ganancias Bs. 3.192.500 y US$1.200 dólares en producción monetaria. Es por ello, a pesar de sus problemas físicos y sus mañas, la campeona logra colarse en la afición zuliana, que atravesaba en ese instante por su mejor momento dentro de la hípica, con un hipódromo moderno y con premios a la altura. Así le rendimos honor a quien honor merece, una gran corredora la alazana Que Calor. Nunca dejaría descendencia debido a que pocos meses al ingresar a la cría, moriría a consecuencia de una infosura siendo una lamentable pérdida para la cría nacional y específicamente la zuliana.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 04 de octubre de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados