Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Reina Si

(Ven, 1954, King's Hope en Shewanna por Sherab)

Por Juan Macedo

 

Existen purasangres de carreras que logran destacar cuando están en plenitud de condiciones, volviéndose imbatibles ante sus contendientes, a punta de valentía y clase. Reina Si fue una prueba fehaciente de ello. Esta alazana nació el 18 de febrero de 1954 en el acreditado plantel de cría Haras Cocotío y curiosamente fue el primer producto registrado del excelente semental King’s Hope.

 

 

A finales de febrero de 1956 fue inscrita en el Primer Concurso de Modelos Purasangres de carrera nacidos en el país y gracias a su conformación y preciosa estampa se hizo acreedora del Primer Premio, su primer triunfo, por supuesto simbólico.

 

Luciendo los colores amarillo con rombos rojos del Stud Candela de su criados Nicolás de las Casas y contando con el entrenamiento de Oscar Rivera Gaete, su debut en la pista del Hipódromo Nacional de El Paraíso fue el 14 de julio de 1956 bajo la conducción de Balsamino Moreira, logrando triunfar en forma por demás cómoda, con ventaja de 2 ½ cuerpos sobre Alhambra, agenciando 50” exactos para los cuatro furlones.

 

El 11 de agosto defiende su invicto de manera exitosa, pero esta vez tras luchar y doblegar con apenas ½ cuerpo a Catarata, tras crono de 50”1 para los 800 metros. El 9 de septiembre y en 900 metros, Reina Si derrota nuevamente a Catarata, esta vez con un cuerpo de ventaja y parando los relojes en 57” exactos. El 22 de septiembre se enfrenta con otra retadora de altos kilates, Hyperbole, pero la descendiente de King’s Hope saca a relucir su calidad para superarla con 1 ½ cuerpos y agenciando 57” en 900 metros.

 

 

Pero la apoteosis de su campaña fue el 7 de octubre durante su participación en el Clásico Ciudad de Caracas. Esta prueba clásica sirvió para que Reina Si obtuviera su quinta victoria al hilo manteniendo su condición de invicta. Con Balsamino Moreira up, la potranca fue superior en todo el trayecto, para superar a Arcadia con ventaja de 1 ½ cuerpos, agenciando 76”2 para los seis furlones. Lamentablemente la veloz pupila de Oscar Rivera fue victima de una lesión en una de sus manos que trunca su campaña como dosañera, pero no evita que pueda ser titulada como Campeona Dosañera.

 

 

Reina Si, aparentemente recuperada, reaparece el 10 de febrero de 1957 ante la Serie E para criollos en recorrido de 1100 metros, logrando animar gran parte del recorrido pero al final decae para finalizar cuarta a 3 ¾ cuerpos de Tolón, finalizando así su invicto. A partir de ese momento Reina Si continúa su campaña de manera innecesaria, ya que a claras se observó que no era la misma. Fueron fracasos tras fracasos durante casi cuatro meses, hasta que fue enviada al Haras Cocotío esperando su recuperación total y regresarla al ruedo capitalino, hecho que nunca sucedió.

 

Reina Si completó una breve campaña de 12 actuaciones para un total de cinco victorias, en calidad de invicta, además de un cuarto puesto para acumular en premios la cantidad de Bs. 75.796. Se quedó alojada en el Haras Cocotío donde fungió el papel de yegua madre donde destacó por intermedio de los ganadores Reina Aída y Oriete.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas, Sr. Roque Yoris S.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 24 de febrero de 2011

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados