Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Rey del Mar

(1996, Ven, Groomed To Win – Mandy por Pancho Villa)

Por Juan Macedo

Definitivamente los actos de nobleza tienen su recompensa. Debido al terremoto de 1997 en Cariaco, Estado Sucre, el criador Mauricio Azar, por intermedio de su Haras Gran Derby, decide donar un vistoso potrillo alazán nacido el 6 de febrero de 1996 perteneciente a la primera producción de Groomed to Win (Blushing Groom) en la criolla Mandy para ser subastado en el paddock cubierto del Hipódromo La Rinconada a beneficio de los damnificados y fue adquirido en 6 millones de bolívares por el Sr. Jorge Ribeiro, mientras que el dinero se utilizó para la construcción de un consultorio odontológico.

Rey del Mar triunfante

Registrado en el Studbook con el nombre de Rey del Mar para la chaquetill azul con media luna blanca del Stud Luna Blue, se alojó en la cuadra de Fernando Parilli que lo debutó el 12 de julio de 1998 en 800 metros figurando tercero a 3 cuerpos de Sagthun, y fue llevado con mucha calma lo mantuvo en los lotes comunes durante las siguientes siete presentaciones en la pista de La Rinconada donde obtuvo dos triunfos y tres segundos lugares, mostrando en todas ellas una feroz atropellada.

Su primera intervención selectiva fue en el marco del Clásico José Antonio Páez, primera gema de la Triple Corona Nacional donde como una bala, rasante hacia la meta, pasó a dominar el castaño tresañero It Comes Well. Rey del Mar apenas llegó octavo a diez cuerpos.

Pero ratificando el concepto que se tenía de él y estrenando gríngolas, Rey del Mar se anotó la victoria en el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría, segundo de la Triple Corona nacional, conducido con gran habilidad el jinete Rafael Simón Torrealba, atropellando con fuerza al ingreso de la curva final y desplazando en forma cómoda a Lenox, It Comes Well y Rommerpaz. Rey del Mar ganador señaló crono de 128"2, con remate de 27"2 para los últimos 400.

Ganando el Ministerio de Agricultura y Cría

Tres semanas después, el tresañero Rey del Mar salió con mucha intención y en los 600 metros finales fue a pelear con Lenox por la vanguardia, para luego resistir el fuerte acoso de It Comes Well para de esa manera anexarse el Clásico República de Venezuela por medio cuerpo sobre It Comes Well en emotivo final, y así alcanzar la doblecorona de 1999, dirigido por Rafael Torrealba. La competencia se desarrolló con parciales de 24"3, 74"4, 100"2, 127"1 y remate de 28" para un crono final de 155"1.

Ganando el República de Venezuela

Pero las lesiones hacen crisis y Rey del Mar fracasa en el lote común, por la cual su propietario decide descansarlo y pasar por alto casi todo el calendario selectivo del segundo semestre, incluyendo el Gran Premio Clásico Simón Bolívar. Reaparece un 31 de octubre en una carrera común, donde figura segundo detrás del selectivo Vinatero, derrotando a Holda y El Gran Sol. Dos semanas después participa en el Pote Multimillonario de Criadores (Asoharas) pero no justificó su inscripción al terminar penúltimo en carrera ganada por Rommerpaz al reverendo galope. Los severos problemas en sus tendones le impidieron mostrar su verdadero potencial y el 28 de julio de 2000 es retirado al haras Gran Derby. Para ese momento colecciona 4 triunfos en 22 actuaciones para 41.534.940 bolívares.

El Viernes 25 de Mayo de 2001 Rey del Mar vuelve a la acción en la pista luego de un descanso largo, pero ahora en el Hipódromo de Valencia. Conducido por Kendry Castillo y lo presentado por I. Henríquez para los colores del stud Luna Blue fracasa sin atenuantes. Adquirido para correr con los colores del stud Pul-Mar, pasa a las manos de uno de sus propietarios, el entrenador guayanés "peso super completo" Luis Pulcini conocido por formar grandes jinetes tales como José J. Zerpa, Carlos A. Olivero, Johan Aranguren y hasta el mismísimo campeón Emisael Jaramillo.

Luis Pulcini hace un magnifico trabajo con su nuevo pupilo y llevó los máximos honores en la octava del viernes 23 de noviembre de 2001 con la monta de Santiago González al derrotar a Bastimento y Fulmine. Con todo y las lesiones que lo afectan, se encuentra aliviado, tanto que se mantiene participando en el máximo lote obteniendo buenas figuraciones como un segundo lugar en la Copa "Teodoro Gubaira" detrás de Señor Llanero y un tercero en la Copa "Huracán Sí" detrás de Ares y Texan Junior. Con Leonard R. Díaz obtiene su sexto y séptimo triunfo, en el lote común, derrotando a excelentes corredores como Huracán David, Glavine, Príncipe Cielo, Gullanero y Star Cooper. Su última actuación en las pistas fue en la Copa Super Sergio, donde ya recuperado de sus múltiples lesiones, triunfa fácilmente sobre Korolenko, Mister Franco, Niteroi y Banderazo, con la excelente conducción de Carlos A. Olivero y ageciando 103"4 para los 1700 m, preparándose para el Clásico "Natalicio del Libertador".

El viernes 19 de julio de 2002, apenas horas después de trabajar 800 en 50", Rey del Mar murió víctima de un infarto. Su carrera en las pistas, plagada por las lesiones, se resume con ocho victorias en 38 actuaciones, y Bs. 62.275.160 en premios. Así concluye la historia de un ejemplar producto de la nobleza hacia el prójimo.

Fuentes: Revista Hipódromo, Revista La Fusta, Diario Meridiano, Diario El Nacional, Diario Ultimas Noticias, Diario El Universal

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 04 de Julio de 2002
Copyright 2002, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados