Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Rodas

(Ven, 1969, Zipperzoo en Myrtle por Birikil)

Por Juan Macedo

 

Sin lugar a dudas, un pistero que resultó ser un ejemplar con precoces aptitudes corredoras, mostrándose como uno de los mejores exponentes de su generación fue el singular Rodas, nacido el año 1969 en el Haras Ranco de Don Otto Rahn, y que corrió en el Hipódromo La Rinconada para los colores del Stud Blanco y Azul del Sr. Cornelio Popesco, bajo el entrenamiento acertado de Eduardo Azpúrua Sosa.

 

Debutó el sábado 6 de noviembre de 1971, donde dio a conocer su gran velocidad y quedó en el segundo lugar, a las dos semanas vuelve a figurar segundo ahora detrás del veloz Abanderado, con el que peleó todo el trayecto. A pesar de no conocer el triunfo, sus allegados confiaron en su capacidad locomotiva y lo inscribieron en la Polla de Potrillos, donde afirmó que se trataba de un ejemplar excepcional al salir rápidamente a tomar la punta pasando en 22”3 los primeros 400 metros (en aquel entonces un parcial prohibitivo para un dosañero) y en terrenos de la curva final comienza a desarrollar un tren consistente, con el que sacaba mas y mas ventaja, al pasar la meta tenía 11 cuerpos, agenciando 85”4 para los 1400 metros y derrotando a un calificado lote de dosañeros entre los que se encontraban Señorial, Trucutú y Acapulco.

 

Se efectúa la selección de los mejores potros venezolanos para representarnos en el Primer Clásico Internacional Juvenil del Caribe (en su única versión). Hasta ese momento el único ejemplar que había logrado un triunfo de ese tinte era el inolvidable Victoreado. Los seleccionados fueron Rodas, Trucutrú, Papa Upa y El Corsario. A las 5:10 PM del sábado 11 de diciembre se da la partida y la veloz mexicana Estigia comanda el pelotón perseguida por Papa Upa, el mexicano Speed Fire y Rodas. Ya a los 400 metros Rodas pasa a comandar, dejando 22”2 para los primeros 400 metros y comienza poco a poco a desprenderse del pelotón, concretando una brillante y sorprendente performance, superando a El Corsario por 8 cuerpos.

 

 

Pero fracasó inexplicablemente en el Clásico Comparación, figurando a duras pena en el quinto lugar detrás de El Corsario, que tomó desquite. A pesar de todo, obtuvo el título de Campeón Dosañero compartido con El Corsario.

 

En 1972, ya como tresañero Rodas reaparece de manera triunfante sobre El Rebelde, diez días después mantiene su racha ganadora, esta vez en 1400 metros sobre el rendidor Caminante. El 19 de marzo derrota al tordillo Papa Upa en 1100 metros, dejando 66”2 para la distancia. Su última victoria fue en 1200 metros derrotando nuevamente a Papa Upa, ya en ruta a las carreras de la Triple Corona.

 

Llega al Clásico José Antonio Páez como uno de los favoritos (carrera que gana El Corsario, que posteriormente se triplecoronó), pero no entró en pizarra debido a que salió sentido de esa carrera. Posteriormente la lesión de Rodas era un hecho y prácticamente lo alejó de las pistas. Llega a la cuadra de Rafael Mendt donde trató de que volviera a correr y reapareció el 12 de enero de 1974 con la monta de Rafael Ángel Gutiérrez, pero llegó último en carrera ganada por Krulio.

 

Su campaña total fue de 12 actuaciones con 6 triunfos, 3 segundos y un quinto lugar, para un acumulado en metálico de Bs. 342.712. En 1975 Rodas comenzó a prestar servicios como semental, inicialmente pensionado en el Haras La Parcela y finalmente en el Haras La Primavera. Destacó con algunos ganadores como Miss Sussy, Balmoral, Amazonia, Duna Garden, Don't Do That, El Rodal y Doralinda.

 

Fuentes: Revista Hipódromo, Diario El Nacional

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 30 de Marzo de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados