Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Rosalba María

(Ven, 2015, Uncle Mo en Mindy por AP Indy)

Por Juan M. Arredondo Q.

 

En esta oportunidad queremos rendir homenaje a una gran corredora de extraordinario pedigrí cuya campaña fue fugaz, pero con los suficientes méritos para anexarse el campeonato como la mejor potra tresañera de su generación. Nació el 20 de marzo de 2015 en el Haras La Invasión, siendo una hija del excelente padrillo Uncle Mo en Mindy por A.P. Indy, de manera que tanto su padre como su abuelo materno son hoy día Jefes de Raza, lo cual ya nos da una idea de la enorme expectativa que había con el futuro de este valioso ejemplar. Adquirida por el Sr. Armando Rodríguez en sociedad con Wilfredo Polidor para lucir los colores del Stud Octagón-A Rod, fue confiada a las expertas manos de Carlos Alberto Arteaga, quien tuvo la dicha de entrenar varios campeones en esta década.

 

No tuvo actuación alguna como dosañera, dándose su estreno el día 4 de febrero de 2018 en lo que fue la primera carrera dominical y siendo montada por Jorge Urdaneta (quien sería su jinete durante toda su campaña), estando precedida de llamativos ejercicios que aunado a su muy bonito físico y excelente origen le hizo ser cotizada como favorita unánime (1/9) y no defraudó al lograr una sólida victoria por 2 ¼ cuerpos sobre Lady Slam y Queen Love en 79” para 1300 metros, dejando la impresión de ser un ejemplar que lo haría mejor al subir distancia ya que corrió colocada y su jinete solo hizo correr en firme en los últimos 200 metros.

 

 

Tres semanas después hizo su debut en el lote selectivo para impresionar a propios y extraños al derrotar por 15 cuerpos a Muy Querida en el fabuloso crono de 83”4 para 1400 metros del Clásico Manuel Fonseca Arroyal, siendo tal vez lo más llamativo que salió desde el inicio a pelear por el sitial de honor para que rápidamente se desprendiera del lote al entrar en la recta final y finalizando desarmada, asumiendo desde ese momento el liderato de su generación.

 

 

Exactamente un mes después ganó fácilmente el Clásico Asamblea Nacional frente a sólo 3 rivales (allegados de varias le huyeron en las inscripciones) superando por 7 cuerpos a Queen Love y con marca de 96”3 para la milla, mientras que el 6 de mayo disputó un match con Blue Ángel en el Gran Premio Unicría, derrotándola por 15 cuerpos y en tiempo de 98”4 sin ser exigida en ningún tramo de la carrera, manteniendo así su invicto en 4 salidas sacando una ventaja total de 39 ¼ a sus rivales, lo cual daba un promedio de casi 10 cuerpos en cada victoria.

 

 

Llega al inicio de la triple corona con la disputa del Clásico Hipódromo La Rinconada siendo la auténtica vedette de la prueba y con favoritismo unánime ante sólo 4 rivales pero que traían un llamativo cartel, ya que entre ellas estaban la campeona dosañera 2017 Reina Primavera más las prospectivas Visionaria y Believe. Al darse la partida la yegua Visionaria carga adentro cediendo toda oportunidad de triunfo, centrándose la lucha entre la rauda Believe y Reina Primavera (que también dio ventajas en la salida) para que a la entrada de la recta final lograra Rosalba María desplazar con facilidad y vencer por 3 ¼ cuerpos a Believe en tiempo de 96”2 para 1600 metros dejando en el tercero lejos a la pupila del Stud Ferálico, dando la potra de Arteaga muestras de superioridad absoluta hasta ese momento.

 

 

El día 24 de junio (feriado nacional por la celebración de la Batalla de Carabobo) se corrió el Clásico Prensa Hípica Nacional nuevamente con apenas cinco participantes, en una sensacional carrera Rosalba María logró vencer por pescuezo a Believe y así mantener su invicto en 6 salidas, luego de librar dura batalla desde los 700 finales aproximadamente marcando un tiempo de 127”4 para los 2000 metros.

 

 

Cabe destacar que Believe, la entrenada por José Rafael Rojas, dio muestra importante de evolución al subir a la distancia de aliento, lo cual abrió el panorama que había sido de claro dominio para la hija de Uncle Mo hasta el primero de la triple, pero que esta vez “tuvo que sudar” para vencer en raya a la también importada en vientre de Haras Bello Monte llegando tercera en atropellada la potra Reina de Espadas, dejando gran expectativa para el tercer peldaño.

 

Antes de correrse el tercero de la triple corona, declaraciones iban y venían con respecto a lo que pasaría, José Rafael Rojas había asegurado el triunfo de su pupila Believe porque se vio muy bien en largo, otros aseguraban que Rosalba María era de otro planeta y que se triple coronaría invicta (emulando a Ninfa del Cielo) mientras que un sector más reducido opinaba que con más distancia sería Roberth Capriles con Reina de Espadas el que saldría beneficiado, lo cierto es que crecía la tensión a medida que se acercaba la fecha y se centraba la atención sobre esas tres yeguas, aunque al final fueron de nuevo 5 las participantes.

 

Fue el 22 de julio el día escogido para la realización del Clásico General Joaquín Crespo, en una prueba que fue sorprendente en su desarrollo porque tomó la iniciativa Reina de Espadas (luego de correr siempre última en la anterior) mientras Believe y Rosalba María iban muy contenidas quizás esperando el mejor momento, en los 700 finales la potra Believe avanzó en firme contra la puntera mientras que Rosalba María no podía recortar la ventaja, a la entrada de la recta final era previsible que se acababa el invicto y la posibilidad de triple corona para la favorita mientras se perfilaba un bello duelo para obtener la victoria entre Reina de Espadas y Believe, saliendo esta última favorecida en el cabeceo final venciendo por nariz y dejaron a Rosalba María en el tercero a 5 ¼ cuerpos en el discreto tiempo de 157”4 para 2400 metros según el tele-timer oficial.

 

Luego del esfuerzo en la triple corona fue sometida a un descanso de dos meses para intentar recuperarla y el 30 de septiembre aparece inscrita en el Clásico Coproca ante un reducido lote de 3 enemigas, pero sin ser enemiga en ningún momento solo puede arribar en el tercer lugar a 11 ¼ cuerpos detrás de la ganadora Ensenada y Lelamuti que la superaron con facilidad. Luego de la carrera hubo ciertos comentarios que esa actuación solo fue una especie de briseo para la potra que se había ganado con su campaña un cupo para representar a Venezuela en el Clásico Dama del Caribe a celebrarse en Gulfstream Park, USA. Estando ya en el país del norte, su propietario anunció vía twitter que luego de una revisión veterinaria que incluyó examen radiológico la yegua presentó una “fisura en la caña derecha que compromete al condillo (extremo inferior q forma parte de la articulación del menudillo)” por lo que fue retirada de la serie hípica del Caribe.

 

Posteriormente, tomando en cuenta su extraordinario pedigrí sumado a su excelente campaña en Venezuela (que la hizo acreedora de ser Campeona Tresañera 2018) se tomó la decisión de retirarla definitivamente de las pistas y dejarla en USA para iniciarse en la cría, siendo servida por el semental Speightstown y vendida en subasta pública en Keeneland con ese producto en vientre por la suma de US$105.000. Su vida como pistera se resume en 6 triunfos y 2 terceros en 8 salidas, ganando 5 pruebas clásicas incluyendo 2 G-1 acumulando en ganancias Bs 16.878 (luego de la reconversión en nuestro país, durante el desarrollo de su campaña los premios eran en bolívares fuertes). Esperamos que con el transcurrir del tiempo podamos conocer el resultado de su labor en la cría, ojalá brinde a sus descendientes la calidad mostrada por ella en sus actuaciones.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Diario Meridiano (fotos), Diario Líder en Deportes (fotos).

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, lunes 30 de noviembre de 2020

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados