Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Rymer Reef

(Ven. 1982, Rymer en Roundway Mill por Mill Reef)

Por Ricardo Maldonado

 

Cuando corría el segundo trimestre del año 1982, concretamente el Martes 13 de Abril, nacía en el Haras Las Trinitarias una importada en vientre hija de Roundway Mill preñada por el padrillo Rymer, la cual fue adquirida por el Sr. Giovanni Capitanio en sociedad con el Dr. Jairo Hernández representando al Stud Los Leones, a la cual le dieron el nombre de Rymer Reef y a quien alojarían en la cuadra de Víctor Urbina quien la entrenaría en la primera etapa de su vida pistera.

 

 

Comienza su aventura pistera como dosañera el Sábado 22 de Septiembre de 1984 en el lote de potrancas perdedoras llegando segunda a sólo medio cuerpo de Perchita siendo montada por Argimiro Guerrero, su jinete en las primeras 3 presentaciones. La siguiente salida sería 2 semanas después y rápidamente sale de perdedora doblegando a Chabeli al galoparla por 8 cuerpos y ½. De una vez es inscrita en su primera selectiva, la Copa Agustín Hernández corrido el 14 de Octubre y apenas logra un quinto lugar a 6 cuerpos de la sprinter Kurtosis.

 

Cambia de jinete para su próxima presentación en la tarde del Domingo 4 de Noviembre, la cual sería en el marco del Clásico Ciudad de Caracas, al ser montada por Rafael Bravo Gómez, y vence categóricamente a Torrestrella agenciando un modesto 87”3 para 1400 metros, lo que decía a las claras que la yegua estaba para grandes cosas. Dos semanas después aparece en la nómina de la Copa Nicolás de las Casas, en donde surgía como la gran favorita, pero cae ante la mayor ambición de una irreverente Sailor’s Gold, cerrando así su campaña como dosañera, teniendo un futuro prometedor.

 

 

 

Debuta como tresañera en pleno Día de Reyes, el 6 de Enero de 1985 en la Copa Celestino Martínez y llega tercera a 5 cuerpos de la tordilla Algodonal, dos semanas más tarde es inscrita en el Clásico Alberto Smith en donde llega segunda de quien a la postre sería su archirival de generación y no es otra que la yegua Tan Bonita. La consentida del Stud Saltrón derrotaría tres veces más a nuestra Rymer Reef, primero en la milla de la Copa Lavandera la hija de Rymer caía desde el segundo a 9 cuerpos de la mencionada Tan Bonita, un mes después repetía la posición de escolta ante su odiada rival en el marco del Clásico Congreso de la República, esta vez un poco mas cerca, ya que sólo caería a 3 cuerpos y ¼.

 

En el Gran Premio Selección de Fedeharas la suerte no cambiaría para nada, sino para peor, ya que llegaba cuarta a 10 cuerpos de Tan Bonita, quien derrotaba por cuarta vez seguida a la entrenada por Víctor Urbina. Un mes después es inscrita en la Copa Día del Trabajador, corrida la tarde del Domingo 28 de Abril con nueva monta: la del “Orgullo de TácataMiguel Blanco y logra vencer a Innegable poniendo fin a una racha adversa y parando el Teletimer en 114”1 para 1800 metros, quedando así lista para los eventos de la Triple Corona de Yeguas.

 

Y ese evento abría fuegos la tarde del Domingo 5 de Mayo con el Clásico Hipódromo La Rinconada, en donde salía como una de las favoritas, pero cae cuarta a tan sólo 2 cuerpos de Algodonal en un final cerrado en donde estaban involucradas Tan Bonita y Amazing Girl quienes llegaron segunda y tercera, respectivamente. Su suerte cambiaría de manera radical en el Clásico Prensa Nacional cuando borró del mapa a sus rivales galopando autoritariamente al sacarle la bicoca de ¡11 Cuerpos! a su más cercana rival: Cábala dejando un pésimo 129”1 para 2000 metros y aprovechando la ausencia de Tan Bonita. Así como la cambió para el segundo de la triple de yeguas, así le cambiaría para la milla y media del Clásico General Joaquín Crespo ganado por la sorpresiva e irreverente Grítela, allí Rymer Reef llegaría quinta fuera de carrera en una presentación para el olvido.

 

 

 

Sus propietarios deciden cambiarla de cuadra y pasa a las manos de Julio Ayala Coronil. El estreno se dio en el Clásico Día de la Armada con nuevo jinete: el “Negrito de San José Juan Vicente Tovar, pero vuelve a caer ante Tan Bonita al llegar segunda a 3 cuerpos y medio. Correría la misma suerte en el Clásico Andrés Eloy Blanco arribando tercera a 3 ¼ cuerpo de su acérrima rival.

 

Su suerte cambiaría a favor en las siguientes presentaciones, ya que Rymer Reef se mete en una racha positiva al cosechar hasta 5 triunfos en fila. Primero regresa al lote común a la serie de ganadoras de 5 y 6 carreras, allí pulveriza a Native Star al galoparla sacándole hasta ¡12 cuerpos! de ventaja dejando un modesto crono de 123” para 1900 metros. Pasa al máximo lote, el de ganadoras de 7 y más carreras y doblega por un cuerpo y un cuarto a la rendidora Innegable. En una de las presentaciones más emocionantes y fantásticas de su vida pistera Rymer Reef vence a su archirival Tan Bonita en los 2400 metros del Clásico Gustavo J. Sanabria, corrido el Sábado 14 de Septiembre, al doblegarla por pescuezo dejando un lento tiempo de 155” para los 12 furlones en una actuación de antología. No había duda de que la oriunda del Haras Las Trinitarias estaba lanzada a correr.

 

 

Su paso arrollador continuaba en el máximo lote de ganadoras de 7 y más carreras cuando vuelve a ganarse a su máxima enemiga Tan Bonita por 1 ¼ de cuerpo dejando 100”3 para la milla en la tarde del Sábado 5 de Octubre. Un mes después en el mismo lote, doblega a Cábala al galoparla por 9 cuerpos y medio y dejar 128”1 para 2000 metros. Era otra Rymer Reef, la yegua estaba transformada en definitiva.

 

Y esa perfomance le vale un cupo al ser seleccionada como una de los 4 representantes de Venezuela en el 18º Clásico Internacional del Caribe el cual se daría el Domingo 1º de Diciembre en el mismo Hipódromo La Rinconada, haciéndole compañía a Mantle, Sindavad y el sprinter Sir Roled. Allí la potranca Rymer Reef llega cuarta en una tremenda demostración, aún cuando quedó a 9 cuerpos del panameño Pasilargo quien le daba al istmo un triunfo categórico al galopar por 7 cuerpos a Mantle, quien corrió muy lejos al principio, pero superando a lo mas selecto de la Cuenca del Caribe.

 

A la semana siguiente es inscrita en el Clásico Fuerza Aérea Venezolana y vence a Linda Nino por medio cuerpo en un final electrizante y crometrando un excelente 125”2 para 2000 metros, pero cae ante su acérrima enemiga Tan Bonita al lograr apenas un sexto lugar a 10 cuerpos de la consentida de Alfredo Toledo Guerrero en el Clásico Instituto Nacional de Hipódromos, corrido el Domingo 22 de Diciembre. De esta manera culmina su campaña de 1985 con una actuación muy buena, pero no suficiente para ganar el Título de Mejor Tresañera, el cual fue a las “manos” de Tan Bonita, eso sí, por estrecho margen, luego del desenlace ocurrido en el Clásico INH, anteriormente mencionado.

 

 

Reaparece como yegua madura luego de un paro de 3 meses, concretamente el Domingo 16 de Marzo, en el máximo lote de ganadores de 6 y más carreras, haciéndolo con buen pié, ya que doblega por pescuezo a su archienemiga Tan Bonita, con la monta del entonces aprendiz Henry Lotito parando los relojes en un modesto 116”2 para 1800 metros y en lo que a la postre sería la última victoria de su campaña. A la semana siguiente es inscrita en el Clásico Arturo Michelena con la monta del “Supercampeón” Juan Vicente Tovar, pero apenas llega cuarta a 4 cuerpos de una irreverente Alquitrana la cual sorprende entre otras a Tan Bonita quien llegó tercera en esa oportunidad.

 

Regresa al lote común, luego de 2 meses sin correr, pero no le va la buena suerte, ya que figura sexta a tan sólo 1 cuerpo y medio de la ganadora Pleasure Night con la monta nuevamente de Henry Lotito. En la tarde del Sábado 7 de Junio de 1986 es inscrita en el Clásico Mathieu Valery pero llega quinta a 12 cuerpos de su máxima contrincante Tan Bonita, esta vez con la monta de Jorge Martiniano Palma. Un mes y medio después aparece en la nómina del Clásico Día de la Armada, y logra un cuarto lugar a 8 cuerpos de una rendidora yegua llamada Miss Vereda esta vez con la monta de Rafael Bravo Gómez quien regresaba a los lomos de Rymer Reef luego de año y medio.

 

Buscando una mejor suerte y a su vez el regreso a la senda victoriosa, es llevada a Valencia para participar en el Clásico Hipódromo Nacional de Valencia la noche del Jueves 7 de Agosto y en plan de gran favorita, pero es sorprendida al llegar segunda a 2 cuerpos detrás de la rendidora Fuse Dancer (la misma que le quitó la Triple de Yeguas a Capaz) siendo conducida esta vez por José Martín Toro. El Sábado 13 de Septiembre participa en la milla y media del Clásico Gustavo J. Sanabria en donde llega en un magro quinto lugar fuera de carrera con la monta de Luis Martín, en carrera ganada por la campeona Capaz.

 

Con esa participación Rymer Reef pone punto final a su campaña pistera al ver mermadas sus condiciones y ser llevada a la cría con el fin de iniciar su etapa como matrona a partir de 1987. Esta hija de Rymer tuvo un total de 31 salidas con 11 victorias (4 clásicos y 1 copa), 7 segundos, 2 terceros, 5 cuartos, 4 quintos y solamente 2 veces quedó fuera de la pizarra para una producción de Bs. 3.938.900,00 una cantidad nada despreciable tampoco. Retirada a la cría, fue alojada en su natal Haras Las Trinitarias, pero tuvo pocos hijos y ninguno heredó la capacidad locomotiva de su noble madre.

 

 

Rymer Reef sin duda una de las mejores yeguas que ha pasado por la pista caraqueña, la cual rivalizó una de las rivalidades más acérrimas con Tan Bonita, la misma que deleitó a los aficionados con sus grandes carreras, digas de una gran faena. Para Rymer Reef va de parte de quien escribe este sencillo pero merecido homenaje por tan buena y excelsa campaña.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Sr. Alfredo Plaza (fotos) 

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 26 de abril de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados