Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Silbido

(1969, Jesterson en Double Hoop por Alquest)

Por Juan Macedo

 

La historia del alazán careto Silbido es realmente interesante. Ese purasangre importado en vientre por el Haras San Francisco y nacido el año 1969, lo adquirió Don Fernando Mendoza en sociedad con Don Alberto Abilahoud para lucir la chaquetilla blanca con circulo verde del Stud Firmeza, entregándole su doma y cuidado a Don Gorgonio Parra.

 

 

Don Gorgonio detectó que era un caballo delicado, que cuando trabajaba no comía y se desgastaba nerviosamente en su puesto. “Es raro el crack que siendo potrillo no dé dolores de cabeza” decía Don Gorgonio. Debutó el 12 de diciembre de 1971 en recorrido de 1200 metros y la monta de Carlos Cruz figurando tercero a 3 ¼ cuerpos de Tabaco. Su entrenamiento estaba dirigido para cuando cumpliera 3 y 4 años, decía Don Gorgonio.

 

Fue en su cuarta actuación cuando rompió el Maiden, el 22 de enero de 1972, en recorrido de 1300 metros, cuando atropelló con energías y galopar con 6 cuerpos de ventaja a El Pescador, con la conducción acertada de Don Carlos Pérez agenciando 82”1. Pernoctó en la Serie F para criollos realizando buenas figuraciones hasta su actuación número 11 (25 de marzo) donde logró desquitarse al superar a Mamut con 1 ¼ cuerpos de ventaja y registrando 88” exactos para los siete furlones.

 

El 30 de abril se anotó su tercer triunfo con la monta de Ramón Eduardo Añez a expensas de Falconero que quedó a 3 cuerpos, dejando un impresionante 84”2 para los 1300 metros, e inmediatamente participó en su primera prueba de fuego, el Clásico José Antonio Páez, cayendo sin pena ni gloria desde el séptimo puesto a 17 cuerpos de El Corsario. Luego de figurar tercero a 3 ¾ cuerpos de Sócrates en el lote común, el 11 de julio participó en el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría con la monta de Balsamino Moreira, logrando un destacado tercer puesto a 2 cuerpos de El Corsario. Corrió en la Copa Revista La Fusta defeccionando en carrera ganada por Petronio y dos semanas después participó en el Clásico República de Venezuela donde atropelló tardíamente para finalizar segundo a 9 cuerpos de El Corsario, que se llenaba de gloria al triplecoronarse.

 

El 29 de julio, con la monta de “El CubanoEduardo Lamas, Silbido retomó la senda de la victoria al superar a Bondadoso con un margen de un cuerpo y dejando crono de 101”2 para la clásica milla. Don Gorgonio, al ver la excelente condición que tenía su pupilo, lo inscribió en el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación con la monta de “Erre DeRafael David Guzmán y tras atropellar contundentemente logró superar a Gatopardo con un cuerpo de ventaja y parando el teletimer en 114”4 para los 1800 metros.

 

 

Luego de fracasar en el Clásico Cavepro ante El Corsario, Silbido regresó al lote común logrando dos figuraciones antes de lastimarse uno de sus miembros, que ameritó un reposo. Regresó el 10 de diciembre figurando tercero de Airoso y el 19 de diciembre reverdecía laureles con la monta de Juan Eduardo Cruz al derrotar a Don Diego con 9 cuerpos de ventaja y tiempo de 110”1 para los 1700 metros.

 

El 6 de enero Silbido figuró segundo a 4 cuerpos del veloz Papá Upa y luego, en tres ocasiones seguidas cae derrotado limpiamente ante “El Caballo de HierroParaninfo, incluyendo un tercero a 2 ½ cuerpos en la Copa Charles Röhl. Acto seguido fue Señorial quien lo usa como escolta en dos ocasiones y el 19 de marzo realizó una magnifica carrera al quedar tercero a ¾ cuerpo de Inteligente y Señorial en el Clásico José María Vargas.

 

El 1 de abril regresó al lote común donde registró su séptima victoria, superando a Sócrates con 10 cuerpos y dejando marca de 114”3 para los 1800 metros y dos semanas después logró un buen tercer puesto a 7 ¼ cuerpos de Señorial en el Clásico Presidente de la República.

 

Luego de figurar segundo a un cuerpo de Crusader, enfrentando a los importados de la Octava Serie, Don Fernando Mendoza le quitó Silbido a Don Gorgonio, pasando a manos de Don Antonio Jacial, que no se entendió con el difícil ejemplar, fracasando ruidosamente. Don Fernando le pidió a Don Gorgonio que recibiera nuevamente el ejemplar, pero como hombres de principios y basado en la “Ley Goajira” decidió no recibir a Silbido.

 

Don Fernando decidió vender su parte, y a pesar que Don Alberto Abilahoud pudo quedarse con todo el ejemplar, en un gesto de amistad incorporó a sus amigos, entre los que cuentan el Dr. Virgilio DecánEl Príncipe Aly Khan”. De  ahí nació la popular chaquetilla morada del Stud Carolina Rosa. Con esos nuevos colores y bajo el cuido de Don Giovanni Contini reapareció Silbido el 22 de julio figurando tercero a 2 cuerpos de Molinero y Papá Upa con Balsamino Moreira up.

 

El 5 de agostó participó en el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación donde logró un excelente segundo lugar a ½ cuerpo de Inteligente. Una semana después, en el lote común, batió brillantemente al mismo Inteligente con 2 ¼ cuerpos y tiempo de 102”1 para la milla. Luego de dos actuaciones poco decorosas (Clásico Cavepro y Trofeo República de Panamá), regresó al lote común y nuevamente derrotó a Inteligente, esta vez por ½ cuerpo y crono de 116” flat para los 1800 metros.

 

Luego de figurar segundo a 3 ½ cuerpos del chileno Gold King, con la monta de “El DiabloÁngel Francisco Parra figuró tercero a 14 cuerpos de El Corsario en el Clásico Cría Nacional, que le permitió ganarse un cupo y acompañar a El Corsario a participar en la Copa Confraternidad (Copa Marlboro) donde figuró segundo completando el histórico 1-2 para Venezuela en este evento internacional realizado en Panamá. Ya de regreso en Venezuela y para cerrar el año, Silbido se anotó dos victorias ante los importados Tolón (½ cuerpo, 103”4 para 1600 metros) y Niggard (1 ½ cuerpos, 109” para 1700 metros).

 

Ya con 5 años, reapareció el 12 de enero de 1974 con José Vicente Sánchez up figurando segundo a 6 cuerpo de El Corsario. Tres semanas después, con la excelente conducción de “El MudoJesús Rodríguez, se anotó un magnífico triunfo en el Clásico Gobernador del Distrito Federal sacándole 3 cuerpos de ventaja a Inteligente y registrando 130” exactos para los dos kilómetros.

 

 

Enfrentó al fuerte lote de importados de la Segunda Serie donde ocupó el quinto puesto a 2 cuerpos de Predestinado y el 17 de marzo nuevamente mostró sus grandes condiciones al triunfar brillantemente en el Clásico José María Vargas superando a El Corsario con margen de 1 ¾ cuerpos y tiempo de 130”2 para los dos kilómetros.

 

Pero el desgaste ocasionado por una larga campaña hace mella y comienza a notarse tras fallar desde el cuarto puesto a 6 cuerpos de El Corsario en el Clásico Presidente de la República y otro cuarto a 7 cuerpos de Señorial en el Clásico Coproca. Fracasó dos veces seguidas ante el lote de importados de la Segunda Serie, y el 1 de septiembre fracasó en el Clásico Cavepro desde el séptimo lugar a 9 cuerpos de Ségula C. Esta significó la última carrera de su vida pistera.

 

Silbido completó una larga y exitosa campaña de 58 actuaciones logrando 13 victorias, además de 15 segundos, 13 terceros, 5 cuartos y 3 quintos puestos en la pizarra electrónica del Hipódromo La Rinconada, acumulando en premios la cantidad de Bs. 849.797. Fue vendido al Haras Punta Larga (del Sr. Ismael Franco) por Bs. 25.000, donde cumplió funciones como reproductor, destacando por intermedio de los ganadores Obbiettivo, Viannante, Lumacarol, Bella Sil, El Gomero, Mi Triana, Idasil, Luberí, Lady Music, Dobisil, Parai Tepuy, Huracán David, Lot, Rumba Criolla (madre del selectivo New Master), entre otros. 

 

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Mario Cardozo G., www.hipicomputo2000.com.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 24 de noviembre de 2011

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados