Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Sir Flier

(Ven, 1990, Volantín en Above Superior por Great Above)

Por Juan Macedo

 

Formidable, espectacular, sensacional. Estas eran las palabras favoritas de los aficionados cada vez que observaban una esprintada del poderoso alazán Sir Flier, que nació el 31 de enero de 1990 en las fértiles tierras yaracuyanas del Haras Agua Miel y que lució la chaquetilla verde con bolos amarillos del Stud Carusa propiedad de su criador Gustavo Carmona Perera, Carlos Russo y el Sr. Juan Alberto Salazar, quienes le confiaron su doma y entrenamiento a Armando López García.

 

A pesar que fue amamantado con tetero ya que su madre falleció en el parto, fue el 6 de septiembre de 1992 cuando hizo su debut en el Hipódromo La Rinconada el veloz hijo de Volantín con la monta de José Candelario Padrón, rompiendo el Maiden muy fácilmente agenciando 66”2 para los 1100 metros. No fue hasta finales de diciembre, específicamente el 20, cuando reaparece enfrentando a los dosañeros ganadores en 1200 metros, librando una batalla campal contra Mister Classic que logró sacar ventaja y derrotarlo por poca diferencia.

 

Ya como tresañero, el 3 de enero Sir Flier gana al reverendo galope por 12 cuerpos en el lote de ganadores de una sobre Armored Brown agenciando 84”1 para los 1400 metros, lamentablemente una lesión lo saca momentáneamente del ruedo hípico. Su reaparecida se pospone por problemas asociados a una huelga laboral, haciéndose efectiva el 6 de junio donde saca otros 12 cuerpos sobre Dando en el lote de ganadores de 2, dejando un asombroso registro de 69”4 para los 1200 metros, imponiendo record de pista.

 

Como consecuencia de esa asombrosa reaparecida, se hace realidad su participación en la milla del Clásico José Antonio Páez escenificado en el Hipódromo La Rinconada el 4 de julio y después de luchar a muerte la delantera durante los primeros 1200 metros con el veloz Mister Classic, toma la delantera pero no pudo contener la fuerte atropellada de World quedando segundo a 2 ½ cuerpos. Tres semanas después con José Leonardo Verenzuela realiza una esprintada espectacular y derrota al mismo World por 3 cuerpos en los dos kilómetros del Clásico Ministerio de Agricultura y Cría agenciando 123”2, significando el primer triunfo clásico en La Rinconada para su entrenador Armando López García. Buscando la doblecorona participa en los 2400 metros del Clásico República de Venezuela pero el recorrido se le hace largo ante la tenaz pelea que le planteó Fabianazo, siendo relegado a un magro cuarto lugar a 11 cuerpos de World.

 

 

El 28 de agosto continúa su espectacular campaña ganando fácilmente “wire to wirela Copa Julián Abdala superando a Don Valentón por 3 ¼ cuerpos y en tiempo de 127”1 para el recorrido de 2000 metros, para que 25 de septiembre diera otro concierto de calidad con la monta de “El JetDouglas Valiente en los dos kilómetros del Gran Premio Unicría al triunfar de punta a punta y aventajando a Wood Cutter por 6 ½ cuerpos dejando registro de 126”4.

 

 

El 9 de octubre nuevamente triunfa, esta vez en marco del Clásico Asociación Hípica de Propietarios, pero echando el resto para contener la feroz atropellada de Golden Classic y superarlo por la mínima diferencia posible, dejando un buen crono de 126” flat para los dos kilómetros. Llega al Gran Premio Clásico Simón Bolivar y después de puntear toda la carrera, al final cede ante el campeón Ta’ Fino para ocupar el segundo lugar a 2 ¾ cuerpos.

 

 

El alazán de Don Federico se reivindica ante su afición al triunfar galopando en los 1800 metros de la Copa Fetrahípica con ventaja de 5 ½ cuerpos sobre Sargent Pepper en tiempo de 112”3 para el recorrido y el 11 de diciembre completa su esplendido año con un triunfo en el Clásico Jockey Club de Venezuela, donde superó al reverendo galope a Sun Magic que quedó a 9 ½ cuerpos, agenciando 111”1 para los nueve furlones. Esta memorable performance fue más que suficiente para obtener los Títulos de Campeón Tresañero y Campeón Sprinter.

 

 

El nieto de Great Above reaparece el 29 de enero de 1994 con Douglas Valiente up en la Copa Rafael Rodríguez Navarro donde logra otra buena victoria, esta vez World ocupa el segundo lugar a 2 cuerpos, parando el teletimer en 111”3 para los 1800 metros. Dos meses después participa en el Clásico José María Vargas donde luego de puntear todo el trayecto sucumbe ante la atropellada de Sun Magic, que lo relegó al segundo lugar a 5 ¾ cuerpos.

 

 

La vieja lesión en una de sus manos recrudece y obligatoriamente tuvo que tomar un descanso, reapareciendo en 21 de agosto en recorrido de 1200 metros ante el lote común ocupando el segundo lugar, para que dos semanas después liquidará al mismo lote en distancia de 1500 metros, quedando Refulgente en el segundo lugar y dejando crono de 90”2. De allí directo al Clásico Asociación Hípica de Propietarios en 2000 metros donde entregó a su afición otro recital de calidad al recorrer la distancia de punta a punta y pasar la raya en ganancia, superando por 4 ¼ cuerpos a Ta’ Fino agenciando 127” exactos.

 

 

Sir Flier participa por segunda vez en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar y buscaba romper un axioma hípico que dice “el ganador del Asociación Hípica de Propietarios no gana el Simón Bolívar”. Al darse la partida ese 30 de octubre, Sir Flier toma la delantera y la hace suya, en la recta final Douglas Valiente apura el paso y todo parece indicar que Sir Flier iba a “romper el hechizo” cuando de pronto el irreverente Southern Parts en gran atropellada da cuenta de nuestro campeón y hace trizas sus pretensiones, relegándolo al segundo puesto, apenas a 2 cuerpos.

 

Finaliza Sir Flier corriendo dos carreras más: El Clásico Asociación de Propietarios La Rinconada en 2000 metros donde Largavita, en gran atropellada, lo relega al tercer puesto a 3 ¼ cuerpos; y la Copa Julián Abdala con la monta de José Luis RodríguezEl Pumita” donde quedó tercero a 5 ¾ cuerpos de Colonial, resintiéndose de su vieja lesión.

 

Reaparece el 18 de febrero de 1995 con la monta del entonces aprendiz Rafael Devera ante el máximo lote en recorrido de 1200 metros donde ocupa el quinto lugar a 5 ½ cuerpos de Rey David, tres semanas después defecciona al quedar octavo a 12 cuerpos de Camionero. A pesar de ello, participa en la milla y media del Clásico Presidente de la República con la monta del entonces aprendiz Rigo Alberto Sarmiento y hace una sensacional carrera en punta, solo que los últimos 200 metros se transforman en un calvario para el hijo de Volantín y fue superado por Colonial, Kentuckal y Traffic Express, quedando cuarto a 3 ½  cuerpos.

 

El 4 de junio regresa al lote común con Rigo Sarmiento up, pero realiza una carrera fuera de lo común (bueno, para el lote porque para nosotros era costumbre verlo correr de esa manera) al ganar de punta a punta y meter otro record de pista, esta vez 109”2 para los 1800 metros ¡Que bárbaro!. Dos semanas realiza otra carrera sensacional, en marco de los 2000 metros del Clásico Día del Ejército, y necesitó Voyer implantar record de pista para alcanzar y superar al hijo de Volantín.

 

El 22 de julio, ante el lote común y con la monta del entonces aprendiz Niomar Meza ocupó el segundo lugar, pero ese fue el ajuste para el Clásico Cría Nacional escenificado el 13 de agosto, una carrera que dejó boquiabierto a más de uno de los presentes ese día en el óvalo caraqueño, ya que el alazán Sir Flier una vez más se les fue de punta a punta y le sacó 3 ¾ cuerpos a su más cercano perseguidor que fue el rendidor Camionero, significando además esta victoria la número 60 de su jockey Rigo Alberto Sarmiento, así graduándose de profesional.

 

 

Dos semanas después fracasa estrepitosamente en la Copa de Oro que se adjudicó el sensacional atropellador Traffic Express y el 16 de septiembre se anotó su victoria 15 ante el lote común con la monta de Jean Carlos Velásquez, superando entre otros al tordillo Astur. Dado que en la programación selectiva ya no tenía cabida y el alto handicap que debía sufrir al participar ante el lote común, sus propietarios decidieron probar suerte en el exterior.

 

Viajó a Norteamérica, específicamente al estado de Florida, donde fue recibido por su nuevo entrenador “Niño JesúsCarlos Morales Salas adaptándose rápidamente y el 30 de noviembre de 1995 debutó en Calder, en un Reclamo de US$40.000 en recorrido de 1700 metros, guiado por José Leonardo Verenzuela. Estuvo muy bien en carrera diputada en  velocidad, cayendo con honores apenas a nariz de Portage Path (un ganador de 28 carreras y US$246.000), en una gran carrera.

 

 

Luego de tres figuraciones más (incluyendo un quinto a 15 cuerpos de Halo’s Image en el Broward Handicap - Grado 3), el 7 de febrero de 1996 Sir Flier logró su primer triunfo en Gulfstream Park, en un Allowance con la monta de Shane Sellers en recorrido de 1800 metros superando a Pride Of Burkaan (ganador clásico de 10 carreras y US$476.000) por 1 ½ cuerpos y en tiempo de 111”1. Luego de tres carreras más logró su segundo lauro con la monta de Eibar Coa, esta vez en Calder, donde superó por Dauntless Gem (ganador de 10 carreras y US$147,000) con ventaja de 6 ½ cuerpos, agenciado 112”1 para los 1800 metros.

 

 

Se había pensado en la posibilidad de la presencia de Sir Flier en la Copa Confraternidad, el cual tendría la ventaja de no realizar la cuarentena porque vendría directo de Florida, pero luego de participar en el Kentucky Cup Starter Handicap el 21 de septiembre donde quedó 10 a 25 cuerpos del ganador Mighty Red, recibió un obligado descanso. En ese ínterin hubo una oferta por parte del Centro de Cría Varsego para ser llevado a la reproducción en Venezuela, fue evaluado por medio de un espermatograma pero el resultado resultó ser negativo. Sir Flier es estéril y por ello decidieron castrarlo.

 

El 27 de enero de 1997, reapareció en un Reclamo de US$12,500 con la monta de Ramón Alfredo Domínguez, ocupando el tercer lugar a 1 ½ cuerpos de Appomattox. En esa ocasión el Sr. Vincent Polsinelli reclamó al descendiente de Volantín, siendo ahora su propietario con el entrenamiento de Lori J. Bourne. Sir Flier inicia una larga escalada de actuaciones en carreras de reclamo a pesar de estar lesionado de sus rodillas, logrando figuraciones en diferentes hipódromos del Norte (Hialeah, Monmouth Park, Fort Erie, Charles Town, Woodbine, Penn National) hasta el 21 de abril del año 2000 (ya con diez años) cuando cumplió su última actuación, en una Reclamo de US$2,500, ocupando el octavo lugar a 11 cuerpos de Baederbob.

 

En resumen, la campaña de Sir Flier en Venezuela fue de un total de 30 actuaciones para 15 triunfos, 8 segundos, 2 terceros y 2 cuartos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 29.030.640, mientras que en Norteamérica corrió 39 veces, logrando 2 victorias además de 5 segundos y 5 terceros acumulando en premios la cantidad de US$59.164.  

 

Fue adquirido en US$500 por The Exceller Fund (lugar donde pensionan a caballos sin importar su raza, calidad o país con el solo fin de protegerlos del mismo final del que fuera víctima el gran Exceller en un matadero de caballos en Suecia en 1997) después de habérsele hecho una cirugía en el Hagyard-Davidson-McGee. Durante su estadía en esta fundación, Sir Flier recibió una vida digna hasta los últimos días. Fue en Junio de 2006 cuando se reportó su muerte. Sir Flier sin dudas será recordado por sus hazañas en las pistas venezolanas.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, www.excellerfund.org, Sr. Agustín Pérez, Sr. Gustavo Méndez, Revista Guía Hípica, Diario El Nacional.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 27 de Mayo de 2010

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados