Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:
Sky Road
(Ven, 1981, Kennedy Road en Skytop por Viceregal)
Por Julio Rada

 

La historia de Sky Road es realmente interesante. Comienza en Kentucky cuando en 1980 en la subasta de Noviembre de Fasig-Tipton compramos a la yegua madre Skytop, una hija de Viceregal preñada del campeón canadiense Kennedy Road por la suma de US$32.000.

 

La yegua fue enviada a Venezuela y el 2 de Mayo del año 1981 parió un potro alazán muy vistoso y fuerte en el Haras Altamira, el cual pese a ser nacido algo tarde fue a la subasta de Octubre de 1982.  El potro fue adquirido inicialmente por el entrenador Agustín Bezara por Bs. 450.000 para uno de sus propietarios. Al poco tiempo de la subasta y luego de practicársele las radiografías de rutina, el entrenador Bezara nos llamó y nos dijo que lamentablemente no se concretaría la transacción de compra del potro porque las radiografías habían revelado, según el técnico radiólogo que las realizó, que el potro estaba fracturado de un sesamoide de uno de sus miembros anteriores. Nosotros realmente nos extrañamos ya que una lesión de ese tipo debía producir una fuerte claudicación e inflamación, cosa que no mostraba el potro. Examinando bien las radiografías con profesionales especialistas en la materia, se llegó a la conclusión de que se trataba de la imagen típica de un núcleo de osificación aún separado y que con el tiempo se terminaría de osificar y formaría parte del hueso normal. De esa manera fue como Sky Road quedó para correr para los colores verdes con bandas negras del Sr. Víctor Rada.

 

Así decidimos llevarlo a Valencia donde yo comenzaba a trabajar como veterinario y se lo asignamos al entrenador Carlos Urrutia, quien lo comenzó a entrenar con el cuidado que él solía poner a sus ejemplares. De esa manera comenzó a trabajar sin problema alguno y luego de varios briseos lo decidimos inscribir en una carrera de 1400 metros con su traqueador habitual, el jinete Pedro A. Gutiérrez. Al caballo le tocó en el sorteo el puesto de pista 1. El último briseo previo a la carrera fue de 1000 metros en 58, lo que nos dijo que si no era un "ladrón" era muy difícil que se perdiera. En efecto, llegó el día del debut y las únicas instrucciones que se le dieron al jinete fueron: "Por favor no te vayas a caer, no lo contraríes, que este no pierde". Así sucedió y el caballo ganó por 13 cuerpos. Ante tal demostración y previo acuerdo con Urrutia, se decidió enviarlo a Caracas a la cuadra del "Number One" Manuel Medina, quién prometió ayudar a Urrutia y enviarle varios caballos a Valencia a cambio de desprenderse de Sky Road, pero creo que Carlos se retiró del entrenamiento y nunca le llegó la ayuda prometida. Sky Road, antes de viajar a la capital de la República, corrió una vez más en Hinava ocupando el tercer lugar.

 

Ya en La Rinconada, este fenomenal ejemplar demostró, en corta campaña, su pasta campeonil al ascender rápidamente al lote máximo (sus primeros triunfos fue con Andrés Bianco y después con Juan Vicente Tovar). El tope de su campaña lo logra al triunfar de punta a punta el Clásico Jockey Club de Venezuela de 1984 con Tovar up y agenciando 128" flat para los dos kilómetros.

 

Ya como cuatroañero logró obtener la tercera posición en la Condicional Especial Alfredo Abilahoud y su última actuación fue en una carrera de 1400 metros en el lote máximo, la cual ganó con Douglas Valiente. Lamentablemente tuvo que ser retirado de las pistas por una lesión de fractura del carpo, que cercenó lo que pudo ser una gran campaña clásica. En resumen participó en 10 pruebas públicas en las cuales obtuvo el triunfo en seis ocasiones y dos terceros para acumular la cantidad de Bs. 836.800 en ganancias.

 

Fue retirado a la cría y en el Haras Altamira vivió su etapa de reproductor con un buen récord, entre sus hijos destacan la ganadora clásica Sakata; los selectivos Achuchui, Mon Cadeaux, Marisma y Sky Master; y los ganadores Backhoe, Armstrong, Tío Bachi, La Mandamás, Solariega, Toscanella, Dancer Sky, Native Road, Swazi, etc, en siete producciones limitadas. Falleció en la Clínica del Dr. Luis Medina cuando fue enviado para practicarle un procedimiento quirúrgico en uno de sus cascos el 26 de noviembre de 1992.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 25 de Mayo de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados