Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Star Moon

(Ven, 1986, Auraria en Toledana por Kirby Lane)

Por Juan Macedo

 

Hay purasangres que, a base de correr bien, se hacen acreedores de la simpatía del público asistente al hipódromo y se convierten en el sueño de cualquier aficionado que aspire a tener en propiedad un caballo de carreras. La poderosa tordilla Star Moon fue un buen ejemplo. Nacida el 24 de abril de 1986 en el Haras Los Aguacates, corrió en sus inicios para la chaquetilla blanca con estrellas y lunas azules del Stud Star Moon, bajo la tutela de Carlos Morales Salas.

 

 

Debutó en el Hipódromo La Rinconada el 20 de noviembre de 1988 en recorrido de 1200 metros con la monta de Argimiro Guerrero defeccionando desde el sexto puesto a 12 cuerpos de Arremetida. El 18 de diciembre mejoró un mundo al figurar tercera a 1 ½ cuerpos de Star War.

 

Más puesta, el 7 de enero de 1989, Star Moonrompió el maiden” de punta a punta y metiendo un galopón de 16 cuerpos sobre Miss Malaquí, agenciando 73”3 para los 1200 metros. Era una pequeña muestra de lo que era capaz. A la semana fue inscrita en los seis furlones de la Copa Celestino Martínez donde repitió la misma performance y ganar al galope, 8 ½ cuerpos sobre Sueño de Plata. El 28 de enero corrió en el Clásico John Boulton y a pesar de mostrar su gran velocidad, el recorrido de los 1400 metros se le hizo largo y apenas pudo para el cuarto puesto a 7 cuerpos de Candy Amor. Luego fue distanciada al octavo lugar por los tropiezos ocasionados a Lady Gusta.

 

 

Regresó al lote común, específicamente al de ganadores de dos carrera, esta vez con la monta de Ramón Eduardo Ibarra, pero fracasó al quedar entre las últimas a 7 cuerpos de Lindvallen.

 

Luego de casi cuatro meses de descanso, Star Moon reapareció el 28 de mayo donde lo hizo en buena lid, siendo superada en los últimos metros por Wilmart. Acto siguiente fracasó inexplicable al quedar entre las últimas a 12 cuerpos de Stiffe pero el 16 de julio nuevamente con Argimiro Guerrero up mejoró del cielo a la tierra al triunfar de manera categórica con ventaja de 2 cuerpos sobre Cover Girl y dejando crono de 80”3 para los 1300 metros.

 

La hija de Auraria mantuvo la racha triunfal al superar a Endrina con 2 ¼ cuerpos agenciando tiempo de 71”2 y luego a Brickel con 1 ¾ cuerpos en registro de 71”4, ambas victorias en recorrido de 1200 metros. El 3 de septiembre, ante el máximo lote común, figuró tercera a 1 ½ cuerpos de Dulce Dama. Tres semanas después, con la monta de Rafael Bravo Gómez, participó en los seis furlones del Clásico de los Sprinters, enfrentando a los machos más veloces del momento, y la tordilla hizo una carrera sensacional en punta, solo que no pudo contener la arremetida de Prestigio que la superó con 3 ¼ cuerpos de ventaja.

 

 

El 15 de octubre participó en los 1400 metros del Clásico El Corsario donde animó gran parte del recorrido pero le sobraron 200 metros y decayó mucho para quedar sexta a 3 ½ cuerpos de Dulce Dama. Dos semanas después, ante el lote común, recorrió los 1200 metros en 71”3 para poder contener el avance de Nonstop que quedó a ¾ cuerpo. El 4 de noviembre Star Moon se anotó un bonito triunfo, muy fácilmente, aventajando a Brickel con 3 cuerpos en el Clásico Simón Rodríguez y agenciando crono de 71”2 para los seis furlones.

 

Tras un descanso de cuatro meses, la hija de Toledana reapareció el 10 de marzo de 1990 con la monta de José Leonardo Verenzuela en el marco de los 1200 metros de la Copa Ángel María Gudiño, pero no fue la misma y se conformó con el cuarto puesto a 7 ¾ cuerpos de Nonstop, su compañera de cuadra. Tres semanas después participó en los 1400 metros de la Copa Cañonero, ahora con Rafael Bravo Gómez, figurando nuevamente cuarta a 3 cuerpos de Nonstop. Pero la hija de Auraria se reivindicó con su afición el 14 de abril cuando batió a Nonstop con 1 ¼ cuerpos de ventaja y agenciando 77”3 para los 1300 metros.

 

 

Luego de ocupar el cuarto puesto en dos oportunidades ante Mi Retama y Brickel, participó en los 1200 metros de la Copa Día del Veterinario donde brilló nuevamente por su velocidad y estuvo a punto de alcanzar la victoria, solo que otra tordilla, Barataria, le quitó el manjar de la boca.

 

Luego de dos actuaciones decepcionantes, el 30 de septiembre fue inscrita en el Clásico de los Sprinters. En ese evento fue donde Star Moon se consagraría como la mejor en recorridos cortos y en una carrera inolvidable de su jinete Rafael Bravo Gómez que logró una impecable actuación controlando la endiablada velocidad de la tordilla y conservó energías para contener el feroz avance de su compañero de cuadra River Minster, agenciando crono de 72” exactos para los 1200 metros.

 

 

El 14 de octubre Star Moon figuró tercera a 4 ¾ cuerpos de Stillwater en el Clásico El Corsario. A la semana enfrentó al lote común donde se encontró con Mon Coquette a la que escoltó apenas por medio cuerpo. El 3 de noviembre nuevamente se encontró con la hija de Secreto, fue en el Clásico Simón Rodríguez, y esta vez la hija de Auraria tomó venganza al derrotarla de manera dramática por apenas nariz de ventaja, agenciando 71”4 para los 1200 metros. La tordilla cerró el año con otro triunfo, esta vez ante el lote común, superando a Nonstop con cabeza de ventaja y tiempo de 72”2 para los seis furlones. La campaña realizada durante ese año 1990 fue suficiente para obtener los titulos de Campeona Madura (4 y más años) y Campeón Sprinter sobre los machos.

 

Hubo rumores sobre Star Moon donde supuestamente viajaría fuera del país, específicamente California, pero fueron desmentidos al reaparecer el 12 de enero de 1991 (luciendo los colores morado y plata del Stud El Paito) en los 1300 metros de la Copa Cipriano Jiménez Macías con handicap de 58 kilos que no le impidió derrotar con ¾ cuerpo de ventaja a Nonstop y dejando crono de 81”3. Lo que no sabíamos es que este fue su último triunfo.

 

Durante ese año 1991 corrió 9 veces más sin mostrar la misma garra de entonces, enfrentando a buenos corredores como Triny Tron, Delito, Veniz, Lady York, Burana y Maicroche. La última carrera de Star Moon fue el 2 de noviembre en marco del Clásico Simón Rodríguez donde apenas figuró sexta a 13 cuerpos de Stillwater.

 

Star Moon fue una yegua de excepción, una autentica gladiadora, muy difícil de pasar y en distancias cortas era prácticamente imbatible. Completó una campaña de 39 actuaciones para un total de 12 victorias, además de 6 segundos, 4 terceros, 6 cuartos y 2 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 3.890.830.

 

Fue enviada al Haras Los Aguacates donde se incorporó al staff de yeguas madres, y su performance en la cría fue loable. Star Moon destacó por intermedio de la ganadora clásica Star Tac; los selectivos Sarita y Perverso; además de los ganadores Wild Póker, Arkángel, Staruz y Papatori.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Guía Hípica, www.hipicomputo2000.com, Sr. Víctor Chapman.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 29 de noviembre de 2012

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados