Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Sun Rain

(Ven, 1998, Voyageur en Sun East por Inland Voyager)

Por Juan Macedo

 

Hay purasangres que no son ídolos, tampoco campeones ni carismáticos, pero que a la calladita cumplen durante su vida pistera una campaña envidiable, llena de triunfos importantes, records y anécdotas. Uno de esos casos sin duda es la castaña Sun Rain, que nació el 23 de febrero de 1998 en el Haras Vista Hermosa del Sr. Julio Pazos, y criada por el Sr. José Luis de Freitas para correr sus colores del Stud Sun.

 

Resulta que con la venta del Haras El Internacional de Josué Bakhos coincide la mudanza a Belén del establecimiento Vista Hermosa, y es allí cuando el encargado de éste último -involuntariamente- confunde la hija de Voyaguer con una descendiente de Burkaan en La Inesperada propiedad de los Sres. Josué Bakhos y Vittorio Lungavite. Las dos potras ingresan al hipódromo y la primera es enviada a la cuadra de Antonio Bellardi y la segunda al establo de Julio Ayala. Éste último al darse cuenta que la yegua que ingresó a su caballeriza no era la pensionista de José Luis de Freitas inició las averiguaciones pertinentes, hasta llegar a la conclusión de que todo se trataba de una equivocación. Aunque Bellardi no quería devolver la yegua correcta, tras varios análisis de sangre que fueron enviados a Kentucky y las reseñas que llevó a cabo el Stud Book de Venezuela, no le quedó más remedio que entregarla. La yegua que tenía equivocada Ayala en su cuadra era Capibara, que fue una ganadora de una en casi 60 actuaciones.

 

Debuta con Emisael Jaramillo el 10 de febrero de 2001 en distancia de 1300 metros, donde figura segunda a 2 ½ cuerpos de Srta. Raquel, tres semanas después queda tercera a 2 ½ cuerpos de Tellaerre, y no es hasta en su tercera actuación el 11 de marzo, en distancia de 1400 metros, cuando “rompe el maiden” con Charlie Oliveros derrotando a Mascha por 8 cuerpos y agenciando 85”3.

 

Pernota en el lote de ganadoras de una carrera logrando buenas figuraciones hasta el 5 de mayo, cuando aventaja a Pioneegal por 2 ½ cuerpos en tiempo de 98”4 para la milla conducida por Deyvi Chávez. A la semana repite, recorriendo la vuelta completa al óvalo caraqueño, con la monta de Carlos Andrés Olivero por 1 ½ cuerpos a Tempranera, parando los cronómetros en 114”2

 

Dada su rápida adaptación a las distancias de aliento, Sun Rain participa con Iván Pimentel Jr. en los dos kilómetros del Clásico Prensa Hípica Nacional, ocupando el séptimo puesto a 6 ½ cuerpos de Tellaerre, sin deslucir del todo. La esperanza es lo último que se pierde y la representante del Stud Sun pagó con creces la confianza postrada en ella, ya que el 17 de junio sorprendió al derrotar por 3 cuerpos a Amandina y Tellaerre en el Clásico General Joaquín Crespo sobre ruta de 2.400 metros, conducida por Santiago González, que significó para este jockey el primero clásico en La Rinconada, además que le permitió conseguir su éxito número 60 de por vida, pasando al grado de profesional de la fusta. El registro para el recorrido fue de 151"4

 

 

Sun Rain vuelve al lote común el 1 de julio, donde obtiene su quinto triunfo con Santiago González, esta vez por la vía legal, debido a los tropiezos ocasionados por la ganadora La Caprichosa, que fue bajada al segundo puesto. Lamentablemente problemas en una de sus manos truncan la campaña de la nieta de Danzig y la obligan a alejarse de las pistas.

 

Reaparece después de casi ocho meses sin correr, en febrero de 2002, de manera triunfal sobre Gran Emoción y Rubriván en ruta de 1.600 metros. El 23 de marzo participa en los 2000 metros del Clásico Gustavo J. Sanabria donde figura segunda a 5 ¼ cuerpos de La Hornera. El 27 de abril obtiene otro triunfo a expensas de Center Stage a la que superó por 4 cuerpos con la monta de Roimers Chirinos.

 

El 19 de mayo Sun Rain con Santiago González ganó por reglamento la Copa Pensilvania tras ser distanciada Gran Bárbara por tropiezos en la recta final. Ambas yeguas se vinieron a decidir la contienda después que Sun Rain desplazara a La Hornera por la posición de vanguardia y protagonizaron un cerrado duelo donde Gran Bárbara logró sacar la mejor parte y relegó a Sun Rain a la posición de escolta. Es allí cuando los comisarios colocaron observación en la pizarra y al cabo de varios minutos procedieron a distanciar a Gran Bárbara al segundo.

 

El 2 de junio Center Stage fue capaz de liquidar a su compañera de cuadra Sun Rain por ½ cuerpo, con registro de 110"3 para 1.800 metros, pero la nieta de Inland Voyager terminó sentida de esa carrera, víctima del esfuerzo y sus viejas lesiones. ¡Otra vez a descanso forzado! El 11 de noviembre aparece inscrita para participar en el lote común, pero fue retirada.

 

El 22 de febrero, ya con cinco años de edad, Sun Rain regresa a la acción tras un paro de 8 meses y guiada por Santiago González derrota dramáticamente por pescuezo a Green Paz en la Copa Manuel Fonseca, recorriendo los dos kilómetros en 124”3. Al mes se enfrenta a Gran Bárbara en el Clásico Gustavo J. Sanabria, ocupando la escolta a 1 ½ cuerpos, dos semanas después figura tercera a 3 ½ cuerpos de Porlamar en el lote máximo.

 

 

El 17 de mayo participa en la Copa Pensilvania, pero Gran Bárbara vuelve a derrotarla relegándola al tercer puesto por 5 ½ cuerpos. Dos semanas después se reivindica ante la afición al derrotar por 1 ½ cuerpos a Solangel, agenciando 111” para los nueve furlones. El 21 de junio Solángel toma venganza y derrota por margen de 3 ¼ cuerpos a Sun Rain en los 1800 metros del Clásico Lavandera.

 

Pero Sun Rain nos deparaba par de sorpresas, la primera fue el 13 de julio enfrentando al lote máximo de yeguas con la monta de Emisael Jaramillo, cuando metió un galopón de 16 cuerpos sobre Greenpaz e implantando un asombroso record de pista, parando el teletimer en ¡107”2! para los 1800 metros. No conforme, y corriendo seguido, el 20 de julio participa en la milla del Clásico Día de la Armada con la monta de Santiago González y logra otro impresionante triunfo con ventaja de 2 ½ cuerpos sobre Miss Kairikar, rompiendo otro record de pista al dejar ¡93”! para el recorrido. Sun Rain con ese triunfo acabó con muchas estadísticas que indicaban que ejemplar que ganaba en récord no repetía y se convierte en la primera yegua criolla del hipismo moderno en Venezuela que deja dos récords de pista en semanas consecutivas.

 

 

Pero Sun Rain era una yegua con mala suerte y durante su vida pistera las lesiones siempre marcaron la diferencia, y esta vez finiquitaron sus presentaciones en los óvalos venezolanos. Su campaña se resume con un total de 26 actuaciones, de los cuales 12 de ellos fueron cruzando la meta en el primer lugar, además de 7 segundos y 6 terceros, acumulando en premios la cantidad de Bs. 127.357.878. Fue enviada al Haras Vista Hermosa, donde destacó por intermedio de los ganadores Gold Rain y Psicodélico. Lamentablemente  fue víctima de una infosura y  murió el 30 de abril de 2007, así perdiéndose un excelente vientre para la cría nacional.

 

Fuentes: Revista Hipódromo, Diario Meridiano, Diário El Universal, Hipicómputo2000, Sr. Jaime Casas.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 21 de junio de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados