Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta: 
Tajoreal
(Ven, 1978, Reason For Boozen en Futulity por Saggy)
por Alfredo E. Plaza V.

Uno de los caballos que formó parte de una de las generaciones más parejas, la nacida en 1978 y que al final quedó como uno de sus máximos exponentes, porque logró tener una larga y victoriosa campaña pistera fue sin duda, el caballo Tajoreal. Este formidable alazán de las sedas rojo y negro del Stud Amistad de los Sres. Rosanno Fermo, Juan Piña y los hermanos José y Hernán Ortega, nacido el 23 de febrero de 1978 criado en el Haras Inmar del Ing. Miguel Alfonzo Hernández, pudo mantenerse en la élite de los mejores corredores del Hipódromo La Rinconada debido a que sus similares de su generación, fueron desapareciendo debido a las lesiones, tales como los casos de Jaimiquí, Tropigold, Giácomo, Tío Julio y Big Secret por nombrar a los más selectos de esa generación.

Sin lugar a dudas, que el camino quedó despejado para Tajoreal para imponerse en los mejores clásicos del calendario hípico venezolano. Veamos a continuación como fueron los comienzos de Tajoreal, cómo entra a las competiciones selectivas, sus marcas, sus triunfos y derrotas. Como dato curioso, el nombre de Tajoreal es un nombre compuesto de la combinación de las iniciales de los cuatro hijos del Sr. José Ortega: Taís, José, Reinaldo y Alejandro.

Entrenado por Rafael Tobías Rodríguez debutó en 1.980 como dosañero de manera triunfal superando a Enán por 3 cuerpos agenciando 74" flat para los 1200 metros y el 11 de octubre es inscrito para correr la Copa Hipódromo de Valencia en 1300 metros y con la monta de William Mujica, escolta al invicto Tropigold, ganándose a ejemplares de la talla de Pequeño Lord y Jaimiquí, entre otros. Después de unos meses es inscrito para correr el Clásico Antonio José de Sucre arribando en el cuarto lugar detrás de Tropigold, Jaimiquí y Karay Guazú. Posteriormente, corre el Clásico Comparación de ese año, el cual fue ganado en gran forma por Jaimiquí acabando con el invicto de Tropigold. Tajoreal arriba en sexta casilla.

Tajoreal

Comienza la temporada de 1.981 y Tajoreal desarrolla su campaña pistera de manera normal sin muchas incursiones selectivas hasta el primer semestre del año 1981. En efecto, abriendo la temporada 1.981 y con la monta de Douglas Valiente, arriba segundo a un cuerpo detrás de Giácomo, el cual, tomó desquite de la oportunidad en que Tajoreal lo derrotó en su debut. Meses más tarde corre arribando en el 9° lugar de la Copa Gaceta Hípica ganada por Tío Julio en espectacular atropellada y con un galope de antología, dejando en el camino a ejemplares de la talla de Flechón, Jaimiquí, Coquetón, entre otros

Luego, con la monta José Luís Vargas, comienza a partir del segundo semestre, su preparación con miras al Gran Premio Clásico Simón Bolívar y así lo demostró con dos contundentes victorias consecutivas previas al máximo evento. Tajoreal es inscrito en la prueba con regular chance ya que, el favoritismo estaba a favor de los caballos Jaimiquí, Tropigold, Tío Julio y Big Secret. Se da la partida del Gran Premio Clásico “Simón Bolívar” con Échele en la delantera y Big Secret al costado, mientras que Jaimiquí y Tropigold a la expectativa, Tajoreal, Conquistador e In en posiciones intermedias y  Tío Julio en el último lugar (a falta de otros). Así se desarrolla la carrera hasta aproximadamente la milla y los ejemplares Jaimiquí y Tropigold desplazan a los punteros para tomar el mando de la carrera y entrados en la recta final cuando todo parecía indicar que Jaimiquí ganaría, aparecía por centro y en gran atropellada Tío Julio para llevarse los honores, dejando a Jaimiquí en segundo, Tropigold en el tercero, Tajoreal en un meritorio cuarto lugar y el caballo In en quinto lugar. Evidentemente Tajoreal demostró que en futuras incursiones iba a dar la talla y así lo demostró quince después cuando arribó segundo detrás de Big Secret en el Clásico Cría Nacional ganándose a Tío Julio, Jaimiquí e In. Posteriormente Tajoreal gana la Condicional Especial Jaime Todd para cerrar la temporada 1981 con un contundente triunfo sobre Big Secret en el Jockey Club de Venezuela en 125 segundos exactos para los 2000 metros.

Comienza la temporada de 1982, ya un ejemplar de cuatro años, reapareciendo en el Clásico Mathieu Valery donde llegó segundo del raudo Big Secret que no tuvo compasión con sus oponentes de turno al ganar de punta a punta. Luego, correría el Clásico José María Vargas en una carrera donde Big Secret hizo una carrera memorable, en la cual toma la delantera y cuando todo indicaba que sería otra victoria fácil para éste, vinieron por centro de pista y en fuerte arremetida los caballos Del Rey, Giácomo y Tajoreal, en ese mismo orden, a tratar de derrotar a Big Secret, pero fue la grandeza de este noble zaino que los aguantó para traspasar la meta victoriosamente y metros después caer fulminado por una afección pulmonar, muriendo en plena pista. Lamentablemente, desaparecía otro gran exponente de esta generación y a la vez, días después, otro caballo, Giácomo se “destendonaba” como lo rezaba un titular del Diario El Nacional, lo que despejaba más el panorama para el pupilo de “Talúa” Rodríguez como era conocido.

Después corre y gana con José Luis Vargas el Clásico Periodistas Hípicos de Venezuela sobre Del Rey en 2400 metros y queda listo como gran aspirante al Clásico Presidente de la República el 19 de abril de ese año. Para ese día, enfrenta a lo mejor de los ejemplares maduros de La Rinconada, dándose la partida del Clásico con el caballo Flechón en la punta y Golden Arrow con Juan V. Tovar al costado, mientras que Tajoreal a la expectativa. Cuando giraban el último codo dominaba el veloz Golden Arrow pero presionaba pegado a la baranda el caballo In que lo dominó por algunos momentos, Tajoreal y Penmarik hacían lo propio por fuera, pero Golden Arrow lesionado tuvo las energías suficientes para derrotar a In, La Chachi, Tajoreal y Black Bag en ese orden y así culminar una corta y exitosa campaña, lo que a Tajoreal, pese a esta actuación, le despejaba más el camino a las mejores carreras que quedaban del año.

Tajoreal es sometido a un breve descanso y reaparece ya con la monta de Juan Vicente Tovar, en una carrera común en distancia de 1900 metros donde fue segundo del raudo Petrolero entrenado para ese entonces sino mal recuerdo por don César Cachazo. Después de esta carrera, Tajoreal comienza a destacar cuando se impone en tiempo record en el Clásico Andrés Bello en 194 segundos exactos para los 3000 metros por nariz sobre In (5 años) y tercero “el viejo” Penmarik (6 años). Luego, corre y gana fácilmente el Clásico Batalla de Carabobo y Día del Ejército en tiempo de 165 segundos exactos (a 2 segundos del record de In) sobre los mismos caballos In y Penmarik. Finalmente, logra la llamada Triple Corona de la Resistencia al galopar de punta a punta las dos millas del Clásico Fuerzas Armadas Nacionales en 209 segundos y 4 quintos sobre Penmarik que le arrebató el segundo lugar en la raya a In. De esta manera, Tajoreal se consolida como el mejor caballo de cuatro y más años de la temporada, listo para comenzar el segundo semestre del año 1.982, y así, enfrentar a los ejemplares de tres años como Salt Lake, Tintoreto, Trinycarol, Invested Gail y compañía.

Participa y gana contundentemente, el Clásico Coproca en 130 segundos para los 2.000 metros, sobre Tío Julio (que corrió esa única vez a los cuatro años), Penmarik en el tercero y Tintoreto con Douglas Valiente en el cuarto puesto. Con este triunfo quedó ratificada la superioridad de Tajoreal por lo que no se vislumbraba, para ese momento, un ejemplar que le pudiera dar la pelea. Fue hasta el Clásico Copa de Oro de Venezuela de 1.982 que la historia le cambió por intermedio de Trinycarol que lo derrotó de manera aplastante en dicha carrera. Y fue a partir de ese momento, en el que comenzó uno de los duelos más recordados de la historia hípica venezolana: Trinycarol y Tajoreal. Posterior a esa carrera, Tajoreal es inscrito para correr el Clásico Cavepro, en el cual, corría el invicto Guayacitano y el “viejo” Penmarik con el “monstruo” Gustavo Ávila. Se desarrolla la carrera con Guayacitano y Tajoreal en la punta y Penmarik en el tercero y último a la expectativa; una carrera que no presenta muchas alternativas sino hasta girar la curva final cuando Guayacitano da cuenta de Tajoreal y Penmarik en una impecable conducción de Gustavo Ávila desplaza a Guayacitano para acabar con el invicto de seis carreras de éste y ganar el clásico, el cual, significó la última victoria clásica de Gustavo Ávila de su fructífera carrera profesional. Por su parte, nuestro protagonista de la historia arribó en el tercer y último lugar.

Luego, Tajoreal corre el Clásico Asociación Hípica de Propietarios con la monta de José Luis Vargas en sustitución de Juan Vicente Tovar y arriba en el segundo lugar detrás de la yegua Invested Gail que sorprendió en esa prueba. Tajoreal quedó listo para competir, por segundo año seguido, en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar donde la campeona Trinycarol surgió como la principal aspirante. Se desarrolla la prueba con trece ejemplares inscritos, incluyendo cuatro yeguas, en la cual, Panforte, que venía de imponer record de pista para la distancia de 1900 metros, tomó la delantera con el moro Espigado en segundo y Trinycarol en el tercero,  Tajoreal en el cuarto a la expectativa; cuando se acercan a la curva final ya Trinycarol toma la delantera por fuera y Tajoreal pegado a la baranda hizo lo propio, pero la superioridad de la campeona fue suficiente para volver a derrotar a Tajoreal, quedando Salt Lake en el tercero, Viento Salvaje en el cuarto e Investid Gail en el quinto lugar. Nuevamente, se ven las caras Tajoreal y Trinycarol en el Cría Nacional otra fácil victoria de la yegua sobre Tajoreal. Sometido a un breve descanso, Tajoreal reaparece para ganar por segundo año seguido el Clásico Jockey Club de Venezuela para cerrar la temporada de 1.982.

.

Comienza la temporada de 1.983, ya con cinco años, y gana el Clásico Mathieu Valery sobre las yeguas Gorjeadora y Val Fleurie. Semanas después, se enfrenta nuevamente a Trinycarol que lo deja en el segundo lugar del Clásico José María Vargas y fue el 19 de abril de 1.983 con ocasión del Clásico Presidente de la República, donde Tajoreal, por primera vez, pudo estar por delante de Trinycarol hasta entrados en la recta final, en la que la yegua parecía perdida en los últimos 250 metros, mientras que Ristre y Tajoreal se peleaban la punta y una reacción impresionante de Trinycarol que los derrotó por cabeza dejando a Ristre en el segundo y Tajoreal en el tercero, en una de las carreras más emocionantes de los últimos tiempos y porqué no, la “carrera del siglo” como muchos la han considerado.

Semanas después, se da inicio a la llamada “Triple Corona de la Resistencia” con los 3.000 metros del Clásico Andrés Bello y Trinycarol gana la prueba en tiempo record de 193 segundos y 4 quintos, dejando a Ristre en el segundo a unos tres cuerpos y Tajoreal arribaba en el tercero y fuera de carrera (a más de 30 cuerpos del primero). Después, Tajoreal es montado por el “diabloÁngel Francisco Parra para ganar sin problemas y por segundo año consecutivo, el Clásico Batalla de Carabobo y Día del Ejército y quedar listo para enfrentarse nuevamente a Trinycarol en las dos millas del Fuerzas Armadas Nacionales. Se desarrolla la prueba con la campeona en la delantera, Querellante y Tajoreal en el segundo y tercero a la expectativa respectivamente, Potro Din cuarto y Pikolary en el quinto y último; la carrera se desarrolla sin alternativas hasta la entrada por segunda vez a la recta de enfrente y en ese momento, Tajoreal sufre una lesión y el jinete Parra desmonta lo que le impidió culminar la carrera, significando el final como pistero de este gran caballo que logró conquistar 14 victorias que incluyeron 9 clásicos y una condicional especial a lo largo de 41 actuaciones y en sumas ganadas la cantidad de Bs. 6.488.550 ($1.508.965 aprox. al cambio de 4,30 Bs/$) que para el momento de su retiro figuraba como el segundo caballo mayor ganador de dinero en Venezuela detrás de Trinycarol.

Como reproductor, a pesar de las pocas buenas oportunidades que se le dio, destacó por intermedio de hijos como los selectivos Niña Lucero, Peloro y Personal Lady (madre de Royal Lady; abuela de Catirrucia); además de los ganadores Prado Real, Otra Yiya, Turka Linda, Danaide, Sir Alec, Real Little, Teruwa (Semental), Amaranto, Mon Amour, Clásica, Peonía, entre otros.

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Hipódromo, Ing. Juan Macedo, www.pedigreequery.com

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 08 de Enero de 2004

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados