Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta: 
Tan Bonita
(Ven, 1982, Burgeon en Bring Your Own por Stevward)
Por Alfredo E. Plaza V.

 

Son incontables las yeguas que han dejado una profunda huella en la memoria de los hípicos por las grandes hazañas que lograron y que por sus características muy especiales fueron capaces de enfrentar a los grandes caballos y derrotarlos en contundentes demostraciones. En efecto, una de esas grandes yeguas fue una zaina nacida el 10 de mayo de 1982 en el Haras El Bosque del Dr. Alfredo Toledo Guerrero, que también defendió sus colores del Stud Saltrón y que toda su campaña estuvo bajo el entrenamiento del señor Giovanni Contini y que despuntó como una de las mejores de su generación, sin lugar a dudas, Tan Bonita fue esa destacada exponente.

 

Sus comienzos se remontan en la temporada de 1.984 cuando debuta ganando el 03 de noviembre de 1.984 con la monta de Rafael Torrealba, derrotando a la también potranca Jerarquía con ventaja de 11 cuerpos y en 1.300 metros, agenciando un crono de 80 segundos exactos.

 

Quince días después corre ante 16 enemigas en la Copa Nicolás de Las Casas y arriba tercera detrás de Sailor´s Gold y Rymer Reef. Cabe destacar, que con ésta última, Tan Bonita protagonizó varios enfrentamientos a lo largo de su campaña como pistera.

 

Tres semanas después, fue a su prueba de fuego, su primer enfrentamiento con los machos en el Clásico Comparación, arribando en la cuarta casilla detrás del ganador Hot Action (Needles N’ Pens) Campeón Dosañero 1984.

 

Así culminó su corta campaña como dosañera, vislumbrándose como una gran corredora para las venideras temporadas.

 

Empieza la temporada de 1985 y arriba cuarta de la mora Algodonal en la Copa Celestino Martínez, con la monta de “El Diablo Ángel Francisco Parra.

                                          

Montan en sus lomos al supercampeón Juan Vicente Tovar para ganar dos carreras consecutivas sobre Rymer Reef, las cuales fueron el Clásico Alberto Smith y la Copa Lavandera, en contundentes demostraciones.

 

Dos semanas después, se enfrenta a los machos en la Copa Hylander cayendo derrotada en el segundo lugar por Sir Roled (Sir Sir) pero quedó delante del caballo Iraquí (Gallardo II) posteriormente, tercer triplecoronado de Venezuela.

 

Retoma la senda ganadora con otras dos victorias consecutivas en el Clásico Congreso de la República y el Gran Premio Selección de Fedeharas, sobre las potrancas Rymer Reef y Alquitrana (Barachois). En el Clásico fue conducida por el campeón Tovar y en el Gran Premio por el no menos campeón Douglas Valiente.

 

 

Se abre la Triple Corona para yeguas del año 1985 con Tan Bonita como la máxima aspirante a la trilogía de clásicos, según los entendidos en la materia. El primer paso, la milla del Clásico Hipódromo La Rinconada, Tan Bonita salió con el más amplio favoritismo para llevarse la prueba pero, fue sorprendida por la rauda Algodonal que la relegó al lugar de escolta, apenas por pescuezo con tiempo de 97” 4/5 para la milla.

 

No corre el Clásico Prensa Nacional, segundo tramo de la Triple Corona para yeguas, el cual gana fácilmente Rymer Reef. Sin embargo, como preparación al Clásico General Joaquín Crespo, Tan Bonita corre la Copa Gelinotte arribando tercera de Crimson Light (Campeona Dosañera 1984).

 

Es inscrita para correr el Clásico General Joaquín Crespo, ya con la “monta oficial” de Douglas Valiente y compartiendo el favoritismo con su eterna enemiga Rymer Reef, cuando ésta última pierde posiciones en la recta final y Tan Bonita que iba en pos de la victoria, fue sorprendida por Grítela, una importada en vientre hija de Sevastopol del Haras Varsego para los colores del Stud Valecito, que entrenó Julio Ayala y condujo José Padrón, dejando un discreto crono de 156 segundos exactos para la clásica milla y media.

 

Comienza el segundo semestre de 1985 con tres sendas victorias consecutivas sobre las potrancas Kurtosis (El Isiro), Rymer Reef y Jaclyn respectivamente en la Copa Patois y en los Clásicos Día de la Armada y Andrés Eloy Blanco. Las tres carreras en cuestión las logró con la monta de Douglas Valiente, quien seguía siendo su jinete en la mayoría de sus siguientes actuaciones.

 

 

El 10 de agosto de 1.985 corre el Clásico Coproca con la monta de Ángel Francisco Parra, ya que, su “jinete oficial”, Douglas Valiente tuvo que decidir por Mantle (Faraway Son). La prueba se desarrolla bajo un gran aguacero y el potro Mantle del Haras Los Aguacates, da cuenta fácil de sus rivales de turno y Tan Bonita por primera vez queda fuera del marcador al arribar sexta a 17 cuerpos del ganador. Así comienza una seguidilla de 7 derrotas que incluye dos segundos seguidos detrás de Rymer Reef en el Clásico Gustavo J. Sanabria a pescuezo y en una carrera común para ganadoras de 7 ó más en la que queda a 1 ¼ cuerpos. Luego, obtiene otro segundo lugar detrás de Sindavad (primer ganador clásico en Venezuela del gran Inland Voyager) en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios a 3½ cuerpos en tiempo pésimo de 130” exactos. Estos tres segundos los logró con la monta de su “jinete oficialDouglas Valiente.

 

El 27 de octubre de 1.986 se disputó el Gran Premio Clásico Simón Bolívar, con la lamentable deserción del triplecoronado Iraquí, semanas antes de la carrera, pero la prueba no dejó de ser un gran espectáculo como ha sido siempre. Nuevamente, se presenta el dilema para Douglas Valiente quien tuvo que decidir por Mantle porque era el gran favorito para imponerse en la magna prueba y venía de derrotar en par de ocasiones al triplecoronado Iraquí. En sustitución de él, a Tan Bonita, nada más y nada menos, le asignaron la monta de Pedro Manolo Monterrey, el flamante ganador de la edición anterior de 1984 y en calidad de aprendiz con el ejemplar Kabakán (Le Notre), también del mismo criador y propietario de Tan Bonita.

 

Vale la pena recordar como fue esa gran carrera, cuando al darse la partida el campeón y Caballo del Año 1.984 Indudable (Gummo) partió muy retrasado y eso fue factor determinante en su actuación y el resto encabezados por el veloz Sir Roled, seguido por los ejemplares Little Prince, Sindavad, Almendares (Henry Tudor) y Candy Man (Western Front), en posiciones intermedias The Horse (Needles Pens) y Princess Run (Run Dusty Run), en los últimos puestos andaban Mantle, Tan Bonita e Indudable, éste seguía último pero recuperando muchísimo terreno. Así, permanecieron hasta la recta de enfrente cuando al acercarse a la última curva habían hasta cinco ejemplares tratando de no dejar escapar a Sir Roled que estuvo firme hasta entrado en la recta final, pero, ni Mantle y nuestra protagonista, Tan Bonita jamás dieron muestras de progreso y así terminaron la carrera, no sin antes destacar, el final con varios ejemplares peleando la punta y de manera espectacularmente sorpresiva una yegua considerada el “out sider” de la carrera, Princess Run con la monta de Rubén Huerta y Agustín Bezara en el entrenamiento, les ganó la prueba a Candy Man (2°), Sindavad (3°), Sir Roled (4°), The Horse (5°), Indudable (6°), todos éstos a menos de 5 cuerpos de la ganadora, luego arribaron Little Prince (7°), Mantle (8°), Tan Bonita (9°) a 10 cuerpos de la vencedora y Almendares (10°), último y fuera de carrera.

 

Hago las siguientes preguntas: ¿qué hubiese pasado sí Indudable parte bien y Tan Bonita y Mantle hubiesen progresado? Las repuestas, un final más espectacular y no apto para cardiacos.

 

Reaparece en la Copa Confraternidad del Caribe disputada en La Rinconada y arriba sexta con la monta de Douglas Valiente en carrera ganada por Indudable.

 

Después, con la monta de Rubén Huerta, pierde por séptima vez seguida al llegar quinta de Rymer Reef en el Clásico Fuerza Aérea Venezolana con excelente tiempo de 125” 2/5 para los 2000 metros.

 

Llega el final de la temporada 1.985 y aún está por decidirse sí Rymer Reef ó Tan Bonita, obtienen el título de Campeona Tresañera 1.985 y para ello, las inscriben para correr el Clásico Instituto Nacional de Hipódromos, junto a otras corredoras. Y así fue, como Tan Bonita con la monta de Douglas Valiente, puso fin a la mala racha, para imponerse de manera categórica y holgada sobre Linda Nino y dejar lejos en el quinto lugar a Rymer Reef, obteniendo de esta manera, tan ansiado galardón para sus allegados.

 

 

 

Comienza la temporada 1986 ahora como yegua de 4 años y el 15 de febrero,  participa en una carrera Preparatoria para el Clásico Latinoamericano de Jockey Club a disputarse en La Rinconada, arribando en la tercera casilla con Ricardo Wloka, detrás del Triplecoronado Zuliano Tío Cheo.

 

Un mes después cae ante su eterna rival Rymer Reef en una carrera para ganadoras de 6 ó más, con la monta del “JetDouglas Valiente y ocho días después llega tercera de Alquitrana en el Clásico Arturo Michelena y luego llega quinta a 13 cuerpos del veloz Tres Diablos en la Copa Revista Hipódromo.

 

Pero, el 19 de abril, le vuelve a poner fin a las pocas derrotas y galopa el Clásico Presidente de la República, venciendo a Sindavad, Tío Cheo, Indudable y compañía, en una demostración de hegemonía sobre los del “sexo fuerte. Una semana después se impone con comodidad sobre Linda Nino en el Clásico John Boulton en 114”2/5.

 

 

Luego de quince días, pierde por pescuezo ante el Triplecoronado Zuliano Tío Cheo, en los 3.000 metros del Clásico Andrés Bello en un pésimo tiempo de 200” exactos. Tres semanas después, derrota nuevamente a Linda Nino en el Clásico Mathieu Valery. Ésta última y las anteriores carreras, siempre con la monta del “JetDouglas Valiente.

 

El día 05 de julio se escenificó como es tradición, el Clásico Fuerzas Armadas en 3.200 metros y no podía faltar la campeona Tan Bonita que en una gran demostración de fuerza y resistencia, acabó con las pretensiones de Sindavad, una vez que éste dio cuenta de Tío Cheo y The Horse, lo liquidó en plena meta y así adjudicarse la prueba con la conducción de Ricardo Wloka, lo que significó la última victoria clásica para la hija de Burgeon.

 

 

 

Es muy probable, que la nieta de Stevward, después de tan agotadoras carreras como lo fueron los Clásicos Andrés Bello y Fuerzas Armadas en 3.000 y 3.200 metros respectivamente, haya sufrido un bajón en sus condiciones físicas y a partir de esto, la yegua no volvió a ser la misma hasta el punto, que tuvo la racha más larga de derrotas con 8 carreras con varios altibajos como a continuación describimos: sexta a 8 cuerpos de Volantín (Gallardo II) en el Clásico Coproca, quinta a 13 cuerpos de Volantín en el Clásico Copa de Oro de Venezuela, segunda a 2¼ cuerpos de Capaz (Prince Nashua) en el Clásico Gustavo J. Sanabria, segunda a ¾ cuerpo de Capaz en el Clásico Instituto Nacional de Hipódromos, para cerrar con esta carrera su campaña como cuatroañera y adjudicarse los títulos de Campeona de 4 y más años y Campeona Fondista de 1.986.

 

Finalmente, como cincoañera en 1.987, el 11 de enero llega quinta a 4 cuerpos de Kurtosis en carrera para ganadoras de 6 ó más, reaparece el 01 de agosto y por tercera vez corre el Clásico Coproca y logra el cuarto lugar a 5 cuerpos de Sátira (Negresco) con Douglas Valiente, luego octava a 21 cuerpos de Aragonero (Gentleman´s World) en el Clásico Cría Nacional, séptima a 23 cuerpos de Aragonero en el Clásico Copa de Oro de Venezuela, gana su carrera número 14 sobre Bloody Mount (Mount Sterling) con 1 cuerpo de ventaja en carrera para ganadoras de 6 ó más en 1.800 metros en tiempo de 116” exactos con la monta de J. A. García, luego arriba sexta a 10 cuerpos de Epic Value (Epic Junior) con Ángel Francisco Parra en la Copa Leopoldo Mendoza T.,  terminando su extensa y brillante carrera como pistera al llegar octava a 22 cuerpos de Sátira en el Clásico Fuerza Aérea Venezolana.

 

En 43 actuaciones logró 14 victorias (10 clásicos, incluyendo el Selección de Fedeharas y 2 Copas), 10 segundos, 4 terceros, 3 cuartos, 4 quintos y 8 no figuraciones para Bs. 8.447.500 en premios.

 

Enviada a Norteamérica fue cruzada con Secreto (Northern Dancer), ganador del Derby de Epsom, propiedad del Sr. Luigi Miglietti, que a la postre fue registrada con el nombre de Tan Secreta, ganadora en 4 salidas y US$12.090 (madre de Muy Bonita, abuela a su vez de la selectiva Fabianaville), regresó a Venezuela nuevamente pero murió el 11 de abril de 1990 en la Clínica Veterinaria San Francisco sin dejar mas descendencia.

 

Fuentes: www.pedigreequery.com, Ing. Juan Macedo, Apuntes personales.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 21 de septiembre de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados