Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Trampa

(Ven, 1972, Yané Choncán en Miss Windero por Bolero)

Por Juan Macedo

 

Después de dar a luz un bello potrillo por Barb’s Delight en 1971, Miss Windero fue servida los sementales estelares del Haras Tamanaco pero no quedaba preñada, así que como última alternativa se le dio la oportunidad al recelador argentino Yané Choncán que si logró preñar a la hija de Bolero, por ello la alazana Trampa nació tardíamente el 11 de mayo de 1972 y adquirida en subasta por Bs. 65.000 para correr los colores del Stud Punta Larga, bajo el entrenamiento de Antonio Bellardi.

 

Con un llamativo físico de 440 kilos debutó en el Hipódromo La Rinconada el 29 de marzo de 1975 de manera contundente al derrotar por 3 cuerpos a Top Me recorriendo los seis furlones en 75”1 con la conducción de “El MudoJesús Rodríguez. Cumple una corta pasantía en el Serie F para criollos donde obtiene figurar sin lograr cristalizar hasta que, conducida por Carlos Orcial, derrota a YV por 2 ¾ cuerpos agenciando 81”1 para los 1300 metros. Con la misma monta repite de manera más clara, superando por 5 cuerpos a Karinela (que había sido una de sus verdugas) agenciando el mismo tiempo para los 1300 metros.

 

Ascendida a la Serie E fracasa inexplicablemente en carrera adjudicada por Travesura. Bajan a Orcial y sube a sus lomos a Adone Bellardi, que hace la diferencia ya que derrota por 3 ¼ cuerpos a la selectiva Cartelera en 1200 metros y acto seguido, en la Serie D vence a Chelina por dos cuerpos y en tiempo de 87” para los 1400 metros.

 

Dado el desempeño de la hija del argentino Yané Choncán, deciden inscribirla en los 1200 metros de la Copa Luis A. Landaeta con la monta de Gustavo Ávila, donde logra un meritorio segundo lugar a 1 ¼ largos de Laureole, acto seguido con Adone Bellardi participa en la milla de la Copa Federico de la Madriz y Pastor donde protagoniza un final no apto para cardíacos, ocupando el tercer lugar apenas a cabeza de la ganadora Sentry.

 

Regresa al lote común, donde triunfa cómodamente por 1 ¾ cuerpos sobre la linajuda Diorisa agenciando 93” para los 1500 metros para regresar al lote selectivo, donde obtiene su primer lauro en la Copa José Murillo, esta vez derrotando a la notable Sicilia con ventaja de 3 ½ cuerpos y en tiempo de 78”4 para los 1300 metros. Por razones no totalmente claras, sus propietarios deciden cambiar a Trampa a la cuadra de Pedro Armando Quintana.

 

 

Con nuevo entrenador, Trampa participa en los 2400 metros del Clásico Simón Bolívar con la monta de Edwin Villalobos, logrando un llamativo cuarto lugar a 8 cuerpos de Gran Tiro. A la semana regresa a enfrentar a las de su sexo en la milla de la Copa Manuel Azpúrua Alcántara con la monta de “El DiabloÁngel Francisco Parra, pero cae derrotada nuevamente por Laureole, que esta vez la aventaja por 2 ¾ cuerpos.

 

Pero la nieta de Bolero se reivindica y obtiene un triunfo sensacional a expensas de Colorísima por 1 ½ cuerpos en los 2000 metros del Clásico Arturo Michelena que recorrió en 130”2. Esta carrera fue su trampolín para participar en el Clásico Internacional del Caribe escenificado en La Rinconada enfrentando a lo más granado de la hípica de la región central de América, y su carrera fue meritoria ya que ocupó el tercer lugar a 13 cuerpos de Teziutlán. Culmina el año participando en el Clásico Fuerzas Aéreas donde galopó a Fressia con 7 cuerpos de ventaja dejando marca de 130”3 para los dos kilómetros. Su performance fue suficiente para obtener el título de Campeona Tresañera que compartió con Baklava.

 

Inicia el año 1976 y Trampa se mantiene como la líder indiscutible de las féminas en La Rinconada, al superar fácilmente a Ana Bella en la Copa Ramón Rotundo Mendoza con ventaja de 3 ½ cuerpos y recorriendo los siete furlones en 86”3. Luego se anota la milla de la Copa Fernando Mitayne en tiempo de 100”2 y con 4 ½ cuerpos de ventaja sobre Ventisca y continua su racha triunfal derrotando a Fressia por 3 ¼ cuerpos en el Clásico John Boulton donde agenció 100” para la distancia de 1600 metros.

 

Así la notable Trampa reta nuevamente a los machos en el Clásico José María Vargas, pero defecciona al quedar cuarta a 7 cuerpos de Gran Tiro, sus dueños insisten en el reto (a sabiendas que Gran Tiro no podía participar) y la inscriben en el Clásico Presidente de la República con Julio César Piñero, pero ese 19 de abril Agresivo (Que ironía, entrenado y conducido por los Bellardi) exhibe una capacidad locomotiva pocas veces vista en purasangre alguno para aplastar a todos sus contendientes, dejando a Trampa en el séptimo lugar muy, pero muy lejos.

 

 

Un merecido descanso y Trampa regresa con Ángel Francisco Parra en la Copa Henrique Otero Vizcarrondo, donde recorre los dos kilómetros en 131” para aventajar por 3 ¾ cuerpos a Colorísima. A continuación participa en el Clásico Día de la Marina pero apenas puede ocupar el tercer lugar a 5 cuerpos de Cadenitas. Se reivindica en la Copa Miguel Emmanuelli donde supera a la clásica La Morocha por 1 ¼ cuerpos y agenciando 99”2 para la milla.

 

Inexplicablemente Trampa fracasa al figurar octava a 12 cuerpos de Chichén en la Copa Luis A. Landaeta, mejora llamativamente al quedar segunda apenas a ¾ cuerpos de la misma Chichén en el Clásico Gustavo J. Sanabria. Reta nuevamente a los machos en los dos kilómetros de la Copa Carlos A. Rodríguez donde ocupa un buen tercer lugar a 4 ½ cuerpos de Sendero y por segunda vez participa en el Clásico Simón Bolívar, haciéndolo de manera llamativa al quedar tercera a 5 cuerpos del veloz Naviero.

 

Trampa regresa contra las féminas, pero comienza a dar muestras que no era la misma, posiblemente por la agotadora campaña a la que fue expuesta. Cae derrotada por un cuerpo ante Georgia en los 1900 metros de la Copa Fernando Talavera, luego la misma Georgia la humilla en el Clásico Arturo Michelena dejándola en el tercer lugar a 7 cuerpos y el 12 de diciembre (en lo que fue su última presentación en el óvalo caraqueño) ocupa el tercer lugar a 5 cuerpos de Chichén y Georgia en los dos kilómetros del Clásico Fuerzas Aéreas.

 

Su campaña se resume con un total de 33 actuaciones, de las cuales triunfo en 14 veces, además de 4 segundos, 9 terceros y 2 cuartos, logrando acumular en premios la cantidad de Bs. 1.074.358. Retirada a la cría, tuvo algunos problemas de fertilidad a sus inicios que se solucionaron y destacó por intermedio de los selectivos Wonder Classic y El Gran Tello, además de los ganadores Port De Soller, West Tramps, Trompo, On The Trap, Pronunciada y Tricks (madre de Big N'Bold, ganador en USA).

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica  

                             

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 07 de agosto de 2008

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados