Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Tropic Ana

(Ven, 1968, Landing en Sum Bomb por Cosmic Bomb)

Por Abdón Sánchez

 

En la historia del hipismo nacional han aparecido purasangres que han poseído un halo de carisma contagiado por sus propietarios reconocidos en el turf. Uno de esos casos, sin lugar a dudas, fue la importada en vientre desde Norteamérica Tropic Ana, una bella zaina que nació en el Haras Karen Sissy en el año 1968 y que fue adquirido por el afamado Dr. Virgilio DecánEl Príncipe Aly Khan” para lucir la chaquetilla a rombos verdes y blancos del Stud Simplón.

 

Bajó los cuidados de Domingo Noguera Mora, quien se encargó de su doma y entrenamiento, hizo su debut el 5 de septiembre de 1970 con la conducción de Gustavo Ávila en recorrido de 1100 metros, ocupando un decoroso segundo lugar a 4 ¼ cuerpos de Martinela. A la semana salió de perdedora derrotando a Mafafa con ventaja de 7 cuerpos y agenciando 69” exactos para los 1100 metros. El 11 de octubre hizo su primera participación selectiva, los seis furlones del Clásico Ciudad de Caracas, donde se enfrentó por primera vez a su Némesis, Lavandera, escoltándola a 2 ¾ cuerpos. Cerró su campaña como dosañera corriendo en los 1400 metros de la Polla de Acrica donde figuró tercera a 2 ¼ cuerpos de la campeona Lavandera.

 

 

Reaparece el 2 de enero de 1971 ante el lote común donde logró un cómodo triunfo a expensas de Agua Miel que quedó a 2 ¾ cuerpos en el segundo puesto, agenciando 69” flat para los 1100 metros. Dos semanas después regresó al lote selectivo, esta vez la Copa Celestino Martínez, donde logró un magnífico triunfo superando a la campeona Lavandera por ½ cuerpo y en tiempo de 103”3 para la milla. A la semana regresó al lote común donde continuó la racha victoriosa, esta vez superando a Lambedora con ventaja de 1 ¼ cuerpos dejando crono de 89”1 para los siete furlones.

 

 

Se enfrentó nuevamente a Lavandera el 30 de enero en la Copa Carlos Márquez Mármol, pero en esta ocasión Tropic Ana tuvo que conformarse con el lugar de escolta a 7 ¾ cuerpos. Regresó al lote común donde acumuló tres triunfos de manera consecutiva: con 3 ½ cuerpos de ventaja sobre Ana T agenciando 88” flat para los 1400 metros; superó a Tapipa con 2 ¼ cuerpos y tiempo de 119”2 para los 1800 metros; y nuevamente aventajó a Tapipa, ahora con 4 ½ cuerpos, parando el reloj del hipódromo La Rinconada en 110”4 para el recorrido de 1700 metros.

 

El 28 de marzo participó en la milla del Clásico Hipódromo La Rinconada figurando segunda a 7 cuerpos de Lavandera. Su némesis la superó a continuación en la Copa John Boulton por 5 cuerpos y posteriormente en la Copa Fernando Mitayne pero apenas por pescuezo, en una carrera donde Tropic Ana perdió con todos los honores.

 

El 5 de mayo enfrentó por primera vez a los machos en el lote común, específicamente en la Serie C, donde logró derrotar con ventaja de 1 ½ cuerpos a Tolete, agenciando 86”4 para los siete furlones. El 23 de mayo corrió en la Copa Pedro A. Salas y fue conducida por Juan Eduardo Cruz (fue la primera vez que la conducía un jinete diferente a Gustavo Ávila) pero el resultado no fue diferente, figuró segunda a 5 ½ cuerpos de Lavandera. Una semana después participó en la Copa Revista Gaceta Hípica donde regresó a su cabalgadura Don Gustavo y por primera vez en su campaña no figuraba en el marcador, quedando octava a 13 cuerpos de El Peñón.

 

El 20 de junio, ahora con la monta de “El DiabloÁngel Francisco Parra, hizo un meritorio segundo lugar a un cuerpo de Lavandera en el Clásico Prensa Nacional. Al mes perdió una increíble ante la campeona madura Amarilis por apenas cabeza en la Copa Federico de la Madriz y Pastor. En la Copa Gustavo J. Sanabria quedó tercera a 8 ¾ cuerpos de Bonitinha y en el Clásico General Joaquín Crespo se conformó con el tercer puesto a 15 ½ cuerpos de Lavandera.

 

Luego de un oscuro cuarto lugar, con la monta de Carlos Pérez, a 9 cuerpos de Tolete, regresó “El Monstruo” sobre sus lomos mejorando una enormidad al quedar segunda a ½ cuerpo de Boca E’ Jarro. El 9 de octubre Tropic Ana reverdeció laureles al derrotar en gran forma a Buen Amigo con ventaja de 1 ½ cuerpos y agenciando excelente crono de 85”1 para los 1400 metros. Tres semanas después regresó al lote selectivo ¡y de que forma! al derrotar a Amarilis con ventaja de 4 ¼ cuerpos y tiempo de 85”3 para los siete furlones. Cerró el año figurando segunda dos veces: a 10 cuerpos de Amarilis en la Copa Manuel Fonseca y apenas a cabeza de Boca E’ Jarro ante en máximo lote para criollos.

 

El 9 de enero de 1972 con la monta de Ángel Francisco Parra fracasó ante Petronio, pero a la semana mejoró al finalizar segunda a 2 cuerpos de Charlatana. El 22 de enero corrió por primera vez ante los importados, enfrentando al lote de la 8ª Serie figurando tercera a 3 ¾ cuerpos de Legendaire. La semana siguiente figuró segunda a 8 ½ cuerpos de Lavandera en la Copa Carlos Márquez Mármol.

 

Con Ávila, Tropic Ana se transformaba. Y eso nuevamente sucedió el 5 de febrero cuando derrotó a la norteamericana Hurry To Love con 1 ¼ cuerpos de ventaja agenciando 87”1 para los 1400 metros. Tres semanas le tocó a la norteamericana Early Times escoltar a la criolla hija de Landing a 1 ¾ cuerpos que dejó crono de 73”2 para los seis furlones. El 18 de marzo figuró tercera a 2 ¼ cuerpos de la argentina Bethia en la Copa Rafael Rugero.

 

Luego de un mes de descanso, el 22 de abril participó en la Copa Fernando Mitayne y en gran carrera dio cuenta de Lavandera con ventaja de ¾ cuerpos y dejando crono de 87” exactos para los 1400 metros. Luego de fallar desde el séptimo a 7 cuerpos de Kentuckal, el 3 de junio con la monta de Jesús Meléndez dio cuenta de Negus por 1 ½ cuerpos y dos semanas con el cubano Eduardo Lamas derrotó al norteamericano Dax por apenas ½ cuerpo. A la semana enfrentó a la 6º Serie con Gustavo Ávila y dio cuenta de la uruguaya Relamida en final dramático por apenas cabeza, agenciando 79”4 para los 1300 metros.

 

Luego de un segundo a 2 cuerpos del inglés Dedo, un fracaso a 9 cuerpos del peruano Timbal y otro segundo, ahora a 4 cuerpos de Dax, el 19 de agosto Tropic Ana saboreaba su 17º triunfo en la Copa Luis A. Landaeta con la conducción de Ángel Francisco Parra superando con 1 ¼ cuerpos de ventaja a la argentina Antilia, parando el teletimer en 102”4 para la clásica milla.

 

Tras una campaña agotadora, Tropic Ana comenzó a dar muestras de agotamiento. Adicionalmente la programación selectiva para las yeguas madura esa muy limitada en aquel entonces, por lo que le tocó enfrentar al fuerte lote de importados de la 4º Serie. Dio inicio a una racha de derrotas que no mereció tener en su campaña y lo único relevante fue un tercer puesto a 2 cuerpos de la argentina Tres Suertes en la Copa Rafael Barboza Montiel. Su última carrera fue el 16 de diciembre con la monta de José Vicente Sánchez en la Copa Manuel Azpúrua Alcántara quedando novena a 11 cuerpos de Vany Fair. A pesar de ello, su rendimiento durante ese año 1972 derrotando a las yeguas importadas en pruebas selectivas y a los machos importados en el lote común fue suficiente para ser coronada como la Campeona Criolla Madura.

 

Tropic Ana no ganó clásicos en su campaña, pero fue una de las pocas yeguas criollas que derrotó a las importadas en pruebas selectivas durante esa etapa del Hipismo Venezolano. Su extenuante pero impresionante campaña de 51 actuaciones está coronada con 17 victorias, además de 17 segundos, 6 segundos y un cuarto (o sea, que durante 2/3 partes de su campaña ocupó el primero o segundo puesto), acumulando en premios la cantidad de Bs. 761.748. Fue pensionada en el Haras Karen Sissy donde destacó por intermedio del ganador selectivo El Príncipe y las ganadoras Ivanova, Parapiola (madre del selectivo Mensaje), Kamarata y Constanza (madre del selectivo Anthor y abuela de la selectiva Ile).

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas, Ing. Juan Macedo.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 31 de mayo de 2012

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados