Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Tropic Lady

(Ven, 1983, Cherry Pop en Peggy's Hat por Dancing Count)

Por Juan Macedo

 

Nacida el 20 de febrero de 1983 en las verdes praderas del Haras El Bosque del Dr. Alfredo Toledo Guerrero, la zaina importada en vientre Tropic Lady fue motivo de expectativas desde temprana edad por su fuerza y vitalidad en los potreros. Apenas yearling, fue adquirida por el Ing. Alfonso Miranda. Ya en sus manos, la registró en el Studbook de Venezuela con los colores negro, amarillo y naranja del Stud Tropical, y la envío a la cuadra de la Srta. Magaly Rojas quien le dedicó toda su experiencia para su cuido, doma y entrenamiento.

 

 

La hija de Cherry Pop debutó en el Hipódromo La Rinconada el 12 de mayo de 1985 en recorrido de 800 metros con la conducción de “El FerrocarrilRafael Torrealba, cruzando la meta en ganancia con ventaja de 6 cuerpos de ventaja sobre Thunder City, agenciando 46” exactos, mostrándose muy precoz y consistente.

 

Tras solventar algunos problemas físicos, reapareció el 11 de agosto en los 1100 metros de la Copa Tapatapa con la monta de “El JetDouglas Valiente ocupando un decoroso cuarto lugar a 2 ½ cuerpos de Dai Bella. Dos semanas después fue inscrita en los 1200 metros del Clásico Lanzarina donde corrió a las perdidas y en los metros decisivos cayó como centella pero tardíamente, perdiendo por la mínima diferencia con la tordilla Cen.

 

Ratificando su calidad, el 31 de agosto Tropic Lady se anotó un bonito triunfo al derrotar en buena lid a Linda Raza con ventaja de un cuerpo, dejando crono de 75”1 para los 1200 metros. Continuó la racha al ganar fácilmente con ventaja de 2 cuerpos a la tordilla Pintada, parando el teletimer en 87” flat para los 1400 metros.

 

Llegó el momento preciso para la escenificación del Clásico Edgar Ganteaume pero Tropic Lady no pudo corresponder al favoritismo impuesto por el público asistente en el óvalo caraqueño, conformándose con el quinto lugar a 6 cuerpos de Doña Yola. Así llega el 3 de noviembre, fecha escogida para dar la partida de la carrera más importante de las potrancas dosañeras, el Clásico Ciudad de Caracas, y donde se definió que fémina iba a obtener el título campeonil. Y fue Tropic Lady la que se anexó la victoria con una atropellada consistente que le permitió sacar 1 cuerpo de ventaja sobre Miss Nathalie dejando crono de 87”2 para los siete furlones de recorrido.

 

 

La consentida del Ing. Miranda reapareció el 11 de enero de 1986 en el Clásico Alberto Smith realizando una actuación descolorida desde el quinto lugar a 9 cuerpos de Napaz. Al mes (no había cumplido biológicamente los tres años) enfrentó a las yeguas maduras en el duro lote de Ganadoras de cuatro carreras y en distancia de 1900 metros con la monta de Rafael Torrealba, realizando una brillante actuación al ganar una extraordinaria carrera aventajando con 2 ½ cuerpos a Moravia, agenciando 124”3.

 

El 8 de marzo regresó al lote selectivo, esta vez en los 1800 metros del Clásico Congreso de la República, donde escoltó a Capaz a 4 ¼ cuerpos. Tres semanas después participó en la milla del Gran Premio Selección de Fedeharas donde se conformó con otro segundo lugar, esta vez a 4 ¾ cuerpos de Napaz.

 

Luego de dos fracasos estrepitosos, en los Clásicos Hipódromo La Rinconada y Prensa Nacional, Tropic Lady pasó a la cuadra de Jesús Eduardo Benedetti Otaola y luego de dos meses de adaptación reapareció en agosto ante el máximo lote común y en recorrido de 1500 metros con la monta de Douglas Vásquez, demostrando su vena campeonil al derrotar en buena lid con ½ cuerpo de ventaja sobre Fuse Dancer agenciando 92”1.

 

Cuando parecía que había Tropic Lady para rato, la zaina defeccionó con la monta de Rubén Huerta en los 1400 metros del Clásico El Corsario desde el quinto lugar a 18 cuerpos de Miss Vereda. A la semana, el 31 de agosto, ahora con la monta de Rafael Bravo Gómez nuevamente falló, ahora en la Copa Agustín Avellaneda desde el séptimo lugar a 13 cuerpos de Pleasure Night.

 

No hubo manera de que Tropic Lady se pudiese recuperar de sus problemas físicos y su propietario decidió enviarla a la cría, cerrando su campaña con 16 actuaciones ganando en 6 ocasiones, además de 3 segundos, 1 cuarto y 3 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 1.585.000. Ya en el Haras La Giralda, cumplió destacada actuación como matrona por intermedio de la ganadora clásica Behind Me, la selectiva Tropic Rose (madre de Sol Invictus; abuela de Rose Cat, Madame Rose, Real Rose y Don Keka) y la ganadora Nuit D’amour.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas, Ing. Alfonso Miranda 

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 19 de diciembre de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados