Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Vari Yata

(Ven, 1980, Valid Appeal en The Countess por Cohoes)

Por Juan Macedo

 

Viento hacia el norte, es la traducción en lengua árabe a español de Vari Yata, caballo castaño el cual fue un espectacular sprinter, importado en vientre desde Norteamérica, nacido el 15 de febrero de 1980 en el Haras Montalbán y que por su excelente pedigree y espectacular físico fue vendido en precio récord para su época de Bs. 850.000 para los colores rojo con bandas cruzadas blancas y negras del Stud Sonia de los Sres. Carlos Celis y Rafael González. Desde el momento que ingresó al Hipódromo La Rinconada, específicamente a la cuadra de Don Millard Ziadie, se generó la expectativa evidente en espera de su debut.

 

Fue el 15 de agosto de 1982 con la conducción de Ángel Francisco Parra cuando hizo su debut, donde mostró una gran velocidad, pero al final se agotó para quedar tercero apenas a pescuezo de El Encanto. A la semana, mas puesto, se desprendió en la punta y superó a Editorial por 7 ½ cuerpos agenciando 73”1 para los 1200 metros.

 

El 12 de septiembre se enfrentó a su prueba de fuego, los 1200 metros del Clásico Victoreado con Juan Vicente Tovar, donde mostró menos velocidad que las veces anteriores, aparentemente debido a algún problema, que le impidió responder a lo que se esperaba. De todas maneras luchó un rato y logró conservar el cuarto lugar a 9 cuerpos del zuliano Lucky Lord.

 

El 24 de octubre reapareció en el Clásico Albert H. Cipriani, donde se vió más recuperado y finalizó tercero a 4 cuerpos de Regaleali. Insistió Tovar como caballero del hijo de Valid Appeal en los 1400 metros del Clásico Antonio José de Sucre donde Regaleali volvió a superarlo, esta vez por 5 ¼ largos de ventaja. A las dos semanas, sin la presencia de Regaleali, el pupilo de Ziadie hizo suyo los 1400 metros de la Copa Juan Carmona, superando por 10 ¾ cuerpos a September Ten y dejando 85”1 plasmados en el teletimer de La Rinconada.

 

Los dosañeros tendrían su último turno en el Clásico Comparación y allí Vari Yata con Juan Vicente Tovar acabaría con el invicto de Regaleali al ganarle de tiro a tiro y con 1 ¼ cuerpos de ventaja el máximo evento para los potros, agenciando tiempo de 97"3 para la milla mas no impediría el coronamiento del  consentido de Lombardi como el mejor dosañero.

 

 

A los tres años, el 5 de enero de 1983, Vari Yata y Regaleali se vuelven a ver las caras en la milla del Clásico Francisco de Miranda, pero el nieto de Cohoes no puede con la arremetida final de Regaleali y se conformó con un segundo lugar a 2 ½ cuerpos. Dos semanas después se anotó a su haber la Copa Juan Díaz aventajando por 4 ½ cuerpos a Dirigente y agenciando 72” para los seis furlones.

 

Volvió a la milla en el Clásico Gobernador del Distrito Federal, pero Regaleali nuevamente lo relegó al segundo lugar a 2 ¾ cuerpos. A la semana participó en los 1200 metros de la Copa Juan Eduardo Cruz donde logró superar por apenas ¾ cuerpos a Iron Head, en ese entonces se rumoraba de problemas en uno de sus cascos. Participó en el Gran Premio Selección de Fedeharas donde fracasó ruidosamente ocupando el sexto y último lugar ante September Ten. Continuó campaña en el máximo lote donde triunfó en par de ocasiones, donde incluso derrotó a Kilate y El Corchito respectivamente, pero las lesiones hicieron crisis y tuvo que ser alejado de las pistas para un largo reposo.

 

Después de perderse los mejores premios, Vari Yata reapareció en el lote máximo a finales de noviembre, triunfando en la milla donde paró los relojes en 98”4 con ventaja de 5 cuerpos sobre Viento Salvaje, a la semana participó con Juan Vicente Tovar en los 1400 metros de la Copa Última Hora Hípica donde fue alcanzado por Tintoreto, que lo superó por ¾ cuerpos. Para finalizar el año, Vari Yata fue inscrito en una carrera en ¡1900 metros! e increíblemente se creció en la delantera y cruzó el disco en ganancia con ventaja de 4 cuerpos sobre Viento Salvaje en tiempo de 122”.

 

El 22 de enero de 1984, participó nuevamente en 1900 metros, pero esta vez se encuentró con el notable fondista Salt Lake que lo vapuleó dejándolo en el cuarto lugar a 23 cuerpos. A la semana participó en la milla del Clásico Burlesco, pero la pelea inicial presentada por Running y Polar Dancer hacen mella de su capacidad locomotiva y apenas puede finalizar séptimo a 15 cuerpos de North Music. Sin descanso, volvió a enfrentarse a North Music en 1200 metros, finalizando segundo a 5 cuerpos. Dos semanas después, Vari Yata con José Luis Vargas cayó tercero a 3 ¾ cuerpos de Tintoreto y corriendo seguido participó en el Clásico de los Sprinters, donde finalizó tercero a 4 ½ cuerpos de North Music. Volvió a recaer por el problema en los cascos y nuevamente a reposo.

 

En ese ínterin, Vari Yata mudó de cuadra y pasó a manos del “Number OneManuel Medina, quien lo reapareció casi 10 meses después, el 24 de noviembre en distancia de 1600 metros, con la monta de Alfredo Russo y con 30 kg de sobrepeso, pero nada de eso fue impedimento para que mostrara la clase que siempre lo ha caracterizado y sorprender a propios y extraños de punta a punta superando por ½ cuerpo a Royal Passion.

 

Inscrito en la Copa Última Hora Hípica y con un futuro gigante en el calendario selectivo de 1985, el destino le jugó otra mala pasada a Vari Yata, pero esta fue trágica, ya que fue víctima de un cólico fulminante que acabó con su vida el 12 de diciembre, constituyéndose en una pérdida irreparable para el espectáculo y como potencial reproductor. En total logró 10 triunfos, 4 segundos, 5 terceros y 2 cuartos en 24 salidas, acumulando en metálico la cantidad de Bs. 2.505.300.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Diario Meridiano.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 31 de mayo de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados