Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Victorioso

(Ven, 1972, Erudite II en Karen por Trentonian)

Por Juan Macedo

 

Uno de los caballos más versátiles y consistentes de la historia de las carreras de purasangres en Venezuela durante la década de los setenta, considerado por algunos como el “Caballo de Hierro” nativo por su extensa campaña y excelente salud fue Victorioso, que nació el 3 de marzo de 1972 en el Haras Cocotío. Corrió durante su campaña luciendo la chaquetilla negro y plata del Stud Salgo Bien del Dr. Eduardo Méndez (que lo adquirió en subasta pública por Bs. 84.000), siempre bajo el entrenamiento acertado de Don Raúl Salazar.

 

La historia inicia en 1961, cuando el Sr. Nicolás de las Casas se le presentó la oportunidad de traer preñada para Venezuela a la yegua inglesa Dialect desde los Estados Unidos, dado el gran éxito que tuvo su hija Patois en la cría venezolana. Alojada en el Haras Cocotío, Dialect da a luz en 1962 a una hija de Trentonian que se registró con el studbook con el nombre de Karen, retirada a la cría luego de una corta campaña en La Rinconada, con la esperanza de que pudiese emular a su famosa hermana.

 

Victorioso hizo su debut en el Hipódromo La Rinconada el 31 de agosto de 1974 en recorrido de 1100 metros y con la monta de Magin Zamora, donde quedo octavo a 14 cuerpos de Kekincho. No fue hasta su cuarta salida, el 10 de octubre, cuando el descendiente de Erudite II se anota su primer lauro con “El NegroJuan Eduardo Cruz superando por 6 cuerpos a Arbitrario agenciando 80”2 para los 1300 metros. Luego de figurar tercero detrás de Gran Gamur y Fuyivara, el 27 de diciembre realiza su primera presentación ante el lote selectivo, en el marco del Clásico Comparación, donde logró figurar cuarta a 6 cuerpos de Guasipati.

 

El 5 de enero de 1975, Victorioso figura tercero en buena lid a 4 ¼ cuerpos de Ocumar en el Clásico Inauguración Francisco de Miranda. Regresa al lote común con “El DiabloÁngel Francisco Parra donde se anota la victoria a expensas de Buen Pícaro que fue relegado a 10 cuerpos, en tiempo de 87” flat. El 2 de febrero inicia una seguidilla de grandes figuraciones con el Clásico Gobernador del Distrito Federal y la monta de Balsamino Moreira donde cae en final dramatico ante Papi; luego fue Jeremy quien logró superarlo (regresando Juan Eduardo Cruz a los lomos del zaino) por ¾ cuerpos en la Copa Charles R. Röhl. La Copa Antonio Cuadrado fue otro segundo lugar, esta vez fue por 5 cuerpos que le sacó Guasipati, el mismo ejemplar que lo derrota en el Gran Premio Selección de Fedeharas por un cuerpo esta vez. De regreso al lote común con “El Diablo” Parra nuevamente fue relegado al segundo lugar por Papi.

 

Luego de 4 carreras más donde no deslució, el 22 de junio con “El ZancudoArgenis Rosillo y recorrido de 1200 metros derrota a Hatuey por 1 ¾ cuerpos dejando marca de 72”2. Luego participa en el Clásico República de Venezuela quedando cuarto a 11 cuerpos de Papi, a la semana regresa al lote común donde derrota dramáticamente a Daga en tiempo de 79”4 para los 1300 metros. El 3 de agosto con Adone Bellardi fue escolta de Tanius a 2 ¾ cuerpos en el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación.

 

Tres buenas figuraciones detrás de Milán, Filibustero y Benfirnas fueron la antesala de su quinto triunfo con “El ZancudoRosillo donde derrotó a Tablao por medio cuerpo y parando los cronómetros en 79”1 para los 1300 metros. Logró dos terceros lugares en el lote común para después participar el 7 de diciembre en el Clásico del Caribe donde obtuvo un meritorio segundo lugar a 11 cuerpos del mexicano Teziutlán. Culmina el año con Manuel Lira up figurando segundo a 4 cuerpos de Filibustero.

 

Reaparece el 18 de enero de 1976 en el Clásico de los Sprinters con la monta de Gustavo Ávila atropellando con fuerzas para culminar tercero a 4 cuerpos de Guache. Dos semanas después en la milla de la Copa Alfredo Abilahoud cristaliza su primer triunfo selectivo a costillas de Encantado que se conformó con el segundo lugar a un cuerpo, parando el teletimer de La Rinconada en 99”2. El 7 de marzo logra quedar tercero a 4 ½ cuerpos de Gran Tiro en marco del Clásico José María Vargas. Luego de un quinto lugar a 9 cuerpos de Rom-Vit, el 11 de abril Victorioso se reencuentra con la victoria al derrotar a Grosero por 4 cuerpos y dejar marca de 128”4 para los dos kilómetros.

 

Con la esperanza de obtener su primer triunfo clásico que le había sido esquivo en lo que iba de tan productiva campaña, Victorioso fue inscrito en el Clásico Presidente de la República, pero ese día le perteneció a Agresivo que, transformado, hizo una de las carreras mas asombrosas de la década dejando a sus contrincantes virtualmente eliminados. Una semana después Victorioso se reivindica ante la afición en marco de la Copa Revista Hipódromo con la conducción de “El LlaneritoRafael Rodríguez Morales al superar por 3 ¾ cuerpos a Invencible y tiempo de 99”3 para la milla. Luego de figurar segundo en final dramático ante Niso, el 23 de mayo se adjudicó la milla de la Copa Revista Gaceta Hípica, luego de tomar un buen pase por dentro, superando a Papi por 3 ½ cuerpos y registro de 98”3.

 

Fueron 8 las carreras (algunas incoloras) que tuvo que realizar el descendiente de Erudite II para saborear nuevamente las mieles del triunfo, pero valió la pena ya que fue el 19 de septiembre en los 2000 metros del Clásico Cavepro donde sensacionalmente logró superar a Sendero, que pareciò ganador, por ½ cuerpo dejando marca de 128”2. 

 

Luego de figurar segundo a 6 ½ cuerpos de Doble R en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios, desentona en tres salidas hasta el 29 de noviembre donde logra quebrar la resistencia de Niso en los últimos metros y sacarle nariz de diferencia en la Copa Ultima Hora Hípica agenciando 99”3 para la milla. Culmina ese año con un lúcido tercer lugar a 6 cuerpos de Papi en el Clásico Jockey Club de Venezuela.

 

El 15 de enero de 1977 Victorioso inicia su campaña como cincoañero en los 1900 metros de la Copa Alfredo Abilahoud donde tuvo que conformarse con el segundo lugar a 11 cuerpos de Naviero. Luego de dos carreras para el olvido, 6 de marzo con Argenis Rosillo se anota un sensacional triunfo en los 2000 metros del Clásico José María Vargas superando dramáticamente a Doble R por medio cuerpo y agenciando 131” exactos.

 

 

Desluciendo en el Clásico Presidente de la República y la Copa Revista Hipódromo ante Niso, protagonizó con el hijo de Brissenden un final de infarto en los 2000 metros de la Copa Revista Gaceta Hípica donde pierde por la mínima diferencia cuando ya había pasado a dominar. El 19 de junio participa en los 2200 metros del Clásico Batalla de Carabobo y Día del Ejército donde Victorioso se anota un espectacular triunfo imponiendo record para la distancia de 140”4, pero sucedió que en la recta final venía por tercera línea y cruzó a Swing (que venía por dentro) a unos 200 metros para la raya y por ello lo distanciaron, pasando Swing a ganar el Clásico.

 

A la semana figura segundo a 2 ½ cuerpos de Popeye en la Copa Juan Eduardo Cruz y luego decepciona en las dos millas del Clásico Fuerzas Armadas al quedar cuarto a 17 cuerpos del veloz Florín. El 23 de julio toma venganza de Popeye derrotándolo por 5 cuerpos en la Copa Jaime Todd dejando crono de 144”3 para los 2200 metros. Enfrenta a los tresañeros en el Clásico Coproca donde Radiodifusor lo aventajó por 4 ¾ cuerpos.

 

Dos actuaciones para el olvido sirvieron de “plato de entrada” para la que posiblemente sea la mejor carrera realizada por el zaino entrenado de Raúl Salazar. Fue el 18 de septiembre en los 2000 metros del Clásico Cavepro donde protagonizó con la monta de Ricardo Ferrer una recta final sensacional con el carablanca Radiodifusor y el irreverente Zambo Caribe, demostrando Victorioso gran valentía y coraje defendiendo la carrera (esta vez acompañándole la suerte que en muchas ocasiones le abandonó) y cruzó la raya en ganancia con ventaja de ½ cuerpo y parando los relojes en 129”4 para el recorrido. Con esta carrera Victorioso se consolidaba como el caballo mayor productor de dinero en el Hipismo Venezolano con Bs. 1.790.997.

 

Luego de fracasar el 9 de octubre en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios que se adjudicó Huracán Si, Victorioso inició un calvario debido a una lesión en la mano izquierda. Fue inscrito en la Copa Carlos Rodríguez A. y el Clásico Jockey Club pero tuvo que ser retirado ya que prácticamente cojeaba. El 29 de enero de 1978 tuvo la oportunidad de correr en el Clásico Burlesco pero terminó muy mal la carrera, presentando una severa claudicación en la mano izquierda que finiquitó su vida como pistero.

 

Victorioso cumplió una extensa y fructífera campaña de 71 actuaciones, ganó en 14 carreras, además de completar 18 segundos, 11 terceros, 11 cuartos y 2 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 1.790.997. Fue pensionado inicialmente en el Haras Karen Sissy y luego enviado al Haras Omán donde recibió limitadas oportunidades, destacando por intermedio de los ganadores Let’s Dance, Riaca, Ibis, Mayeli y My Glory. Murió el 30 de mayo de 1984.

 

Fuentes: www.hipicomputo2000.com, Revista Gaceta Hípica, Revista La Fusta, Revista Jockey Club de Venezuela,

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 28 de Abril de 2010

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados