Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Water Jet

(Ven, 2007, Water Poet en Fleet Jet por Afleet)

Por Winston A. Hernández G.

 

“Un héroe lo es en todos los sentidos y maneras, y ante todo, en el corazón y en el alma”. Thomas Carlyle (1.795-1.881) Historiador, pensador y ensayista inglés.

Dedicado al Haras “San Isidro”.

 

Todo el mundo necesita un héroe para proveer un poco de esperanza durante tiempos difíciles. Esa es la premisa de la excepcional película Seabiscuit (“Alma de Héroes”, USA, 2003), dirigida por Gary Ross, que mostró las increíbles hazañas de un caballo cenicienta en el marco de la fuerte depresión económica que, en la década de los 30, se produjo en los Estados Unidos de Norteamérica.

 

En Venezuela hemos tenido la fortuna de contar con criaderos de primera y, entre los mejores, tuvimos la oportunidad de disfrutar la caballada proveniente del Haras San Isidro (Don Amín Saiden) –intervenido por el Instituto Nacional de Tierras (INTI) que nos ha brindado en los últimos años ejemplares de excepcional calidad.

 

Para muestra, varios botones dorados que nos revelan la importancia que ha tenido este establecimiento de cría en la historia reciente del hipismo venezolano, por lo cual mencionaremos a los hijos más destacados del Líder semental Water Poet (1993, Sadlers Wells en Love Smitten por Key to the Mint), del longevo George Augustus (1988, El Gran Señor en Surely Georgie’s por Alleged) y del espectacular Seek Smartly (1996, Seeking the Gold en Dance Smartly por Danzig).

 

El linajudo Water Poet ha producido, entre otros, a: Boby Seraf, campeón dosañero en 2002; Águila Negra, doble coronado y campeón tresañero en 2003; Fleming, campeón maduro en 2006; Fantasy Parts, campeona madura en 2006; Gran Estefanía, campeona tresañera en 2006 y campeona madura en 2007, ganadora del Clásico Simón Bolívar (Gr. 1) en 2006, la Copa Internacional Cruz del Ávila y la Copa Confraternidad en 2007 en Puerto Rico agenciando tiempo récord; Pencapinta, campeona tresañera en 2007; Taconeo, campeón tresañero y triple coronado en 2007, ganador del Clásico Simón Bolívar en 2.007 y 2.008, y del Clásico Fuerza Armada (Gr. 1) en 2.009; y Bambera, campeona dosañera en 2008 y tresañera en 2009, caballo del año en 2009, triple coronada entre las hembras y ganadora de dos de las tres gemas en la Triple Corona general, Clásico Simón Bolívar, Copa Cruz del Ávila y Clásico del Caribe (Gr. 1) en 2.009.

 

Si hablamos de los descendientes de George Augustus, cómo dejar de mencionar al incansable Mr. Serafini, campeón maduro en 2004 y ganador en tres oportunidades del Clásico Fuerza Armada del 2004 al 2.006, Clásico Propietarios La Rinconada (Gr. 1) y Jockey Club de Venezuela (Gr. 1) en 2004, Clásico Copa de Oro (Gr. 1) y Presidente de la República (Gr. 1) en 2005. También destaca el rendidor Power Parts, ganador del Clásico Presidente de la República en 2004 y segundo en el Clásico Simón Bolívar en 2002 y 2003.

 

En cuanto a Seek Smartly, sin duda alguna que Sambuca resulta su más digno representante: ganador de las dos primeras ediciones de la Copa Invitacional del Caribe y Clásico Jockey Club de Venezuela en 2007 y 2008; y del Clásico Presidente de la República en 2010.

 

El preámbulo anterior nos lleva directamente al espectacular Water Jet, el cual probablemente sea el último gran héroe del “San Isidro”. Nació el 14 de abril de 2007.

 

Su estreno se produjo el 14 de febrero del 2010 en distancia de 1100 metros y, a las órdenes de Carlos Andrés Olivero, superó por cinco cuerpos y ¾ al tordillo Wonder Dream, agenciando 63”4 y dejando sembrada en el ambiente una gran expectativa ya que mostró pasta de campeón al rematar con mucha fuerza y disposición en la recta final. El 7 de marzo, llevado con toda la calma del mundo, mientras Don Juan Tenorio  acababa con el invicto del campeón dosañero de 2009 Río Matiyure en el marco del Clásico Hypocrite (Gr. 2), el entrenado por GustavoCaleteroDelgado volvía a mostrar su calidad al derrotar por margen de 8 cuerpos y ¾ a Deus Invictus en ganadores de una, marcando un impresionante crono de 76”3 para la distancia de 1.300 metros. Su tercera participación también fue en el lote común y se produjo el 18 de abril cuando fue guiado por primera vez por el campeón Emisael Jaramillo. En distancia de 1500 metros se impuso mostrando una facilidad impresionante en su accionar y terminó aventajando por 12 cuerpos y medio a Tom Tom. Prácticamente se trató de un trabajo ya que no fue exigido en ningún momento, a pesar de lo cual registró 89”4.

 

El 9 de mayo llegó el momento de su incursión en el lote selectivo. El marco fue, nada más y nada menos que, el Gran Premio Unicría en recorrido de milla. Prueba que en años anteriores había sido ganada por los triples coronados: Taconeo en 2007, El Gran César en 2008 y Bambera en la versión hembras del 2009. Desde la propia partida, el sensacional castaño se adueñó del primer lugar para acabar, literalmente, con Don Juan Tenorio y convertirse de esta forma en el principal aspirante a la Triple Corona Venezolana. El tiempo agenciado fue de 96 segundos exactos y terminó cruzando la meta con ventaja de 3 cuerpos y ¾ de diferencia.

 

 

Así las cosas, el 30 de mayo Water Jet participó en el Clásico José Antonio Páez (Gr. 1), primer paso de la Triple Corona. Hubo algunos rumores en torno a la condición del ejemplar, pero el pupilo del Stud El Fantasma se encargó de echarlos por tierra ya que fue muy superior desde la propia partida. Con su veloz y parejo accionar fue dejando en el camino a Río Matiyure y luego defendió con éxito la delantera ante el acoso sorpresivo del otro “jet” en la prueba, My Jet Cat que a las órdenes de Johan Aranguren lució amenazante por la parte interior de la pista a mitad de la recta final. Sin embargo, el conducido por Jaramillo reaccionó con solvencia y se impuso por dos cuerpos y ¾ agenciando tiempo de 95”4 para la clásica milla. De esta forma, Water Jet emulaba a: el triple coronado Gradisco en 1960, Bla Bla en 1971, Caletero en 1979, e Indudable en 1984, como los únicos ejemplares en acudir en calidad de invictos al José Antonio Páez y resultar victoriosos.

 

 

Finalmente, el 20 de junio en una pista súper fangosa y bajo un torrencial aguacero, Water Jet realizó una de las más contundentes de las actuaciones en su breve campaña pistera. Salió disparado desde la propia partida a la delantera y a partir de la curva final se comenzó a desprender con pasmosa facilidad de sus seis rivales, que no fueron tales, para terminar ganando por margen de 14 cuerpos delante del sorpresivo Gran Charlie que al final pudo quitarle el segundo al hermano del campeón Papá Lucas, El Decano el cual se cansó de perseguir a Water Jet desde que comenzó la competencia. El tiempo agenciado fue de 124 segundos exactos para los dos kilómetros del Clásico Cría Nacional con remate de 25"1 en los 400 metros finales. Sencillamente, impresionante…

 

 

Ahora Water Jet está a un solo paso de emular al ídolo Gradisco que logró convertirse en el primer triple coronado en la historia del hipismo venezolano y en calidad de invicto. La cita será en los 2.400 metros del Clásico República Bolivariana de Venezuela (Gr. 1). Analizando en frío: clase tiene de sobra, llevará al mejor jinete (Emisael Jaramillo) y con un entrenador (Gustavo Delgado) que se ha “adueñado” de las pruebas de la triple corona en los últimos años. Para remate, hijo de Water Poet que ya tiene en su haber al gran Taconeo y a la súper campeona Bambera, con comprobado poder transmisor para los recorridos de aliento. Es verdad que se ha demostrado hasta el cansancio que “las carreras hay que correrlas para ganarlas” y que “nada está escrito en las carreras de caballos”, pero todo parece indicar que Water Jet tiene “mucha tinta en las patas” para que siga siendo él quien se encargue de guiar a la historia y no al revés.

 

Y el 18 de julio, en el Clásico República Bolivariana de Venezuela, tercer paso de la Triple Corona, Water Jet se convirtió en una verdadera máquina corredora que no permitió el accionar del sus rivales desde el momento de la partida y a medida que avanzaba la competencia se hacía inalcanzable, solo en las postrimerías de la competencia Gran Charlie logró acercarse sin comprometer el triunfo de Water Jet hasta cruzar el disco en ganancia con ventaja de 4 ½ cuerpos agenciando 150”4 para los 2400 metros y así emular la hazaña de Gradisco de conseguir la triple corona nacional en calidad de invicto.

 

 

De punta a punta, marcando un sólido tren de carrera, el Triplecoronado invicto de Venezuela, Water Jet demostró amplia superioridad al imponerse en tiempo récord y al reverendo galope en el Clásico Internacional Copa de Oro de Venezuela, la principal prueba de la jornada dominical del 19 de septiembre. El virtual Caballo del Año y Campeón Tresañero fue secundado, a ¡14 cuerpos!, por Río Matiyure y relegando al estadounidense Dixie Emperor en el tercer lugar, dejando record de pista de 146”2 para la milla y media.

 

 

Listo para el 31 de octubre, fecha pautada para el Gran Premio Clásico Simón Bolívar donde tuvo como nuevo retador al invicto Tato Zeta. Y vaya que ese retador le dio pelea, tanto así que en la recta final doblegó al Triplecoronado y parecía el ganador hasta que le apareció el estadounidense Dixie Emperor en gran atropellada para quitarle el manjar de la boca, perdiendo Water Jet su invicto quedando tercero a 4 cuerpos. De regreso a la cuadra se le detectó inflamación en la mano izquierda, lo que requirió la observación veterinaria por parte del médico veterinario Freddy Morales, confirmando que el ejemplar salió excelente de todos los exámenes sanguíneos, así como también de la endoscopia habitual que se les realiza a todos los purasangre de la cuadra luego de que participe en prueba pública alguna.

 

A la semana ya el descendiente de Water Poet retornó a los traqueos matutinos con miras a representar a nuestro país en la Serie del Caribe, que se realizaría en nuestro país. Y efectivamente el 5 de diciembre en el Hipódromo La Rinconada, Water Jet dio un recital de clase y categoría para ganar de punta a punta la edición 43 del Clásico Internacional del Caribe. Desde la partida, el triplecoronado asumió la punta y no la cedió ante el acoso del tenaz Tato Zeta y en la recta final despegó para triunfar con una ventaja de 3 ½ cuerpos, agenciando tiempo de 108”4 para los 1800 metros.

 

 

Luego de cuatro meses en reposo, el 17 de abril del 2011 el Triplecoronado Water Jet demostró que sigue siendo el rey del hipismo venezolano, tras seguir el paso que dejaba importado Z Humor y antes del giro del poste de los 800 metros pasó de viaje y se escapó en la punta y así se vino ante la ovación de los aficionados para galopar por 3 ¾ cuerpos sobre San Nicolás en marco del Clásico Presidente de las República con registro de 152” exactos para los 2400 metros.

 

 

Luego de ser atendido tras una lesión en el tendón de la mano izquierda, el 29 de junio se observó en un galope de menor a mayor y contenido por su traqueador. Cumplió un ejercicio de vuelta y media en pelo por el centro de la pista, ya estaba listo para su próximo reto, el Clásico Internacional Propietarios La Rinconada, que se realizó el 28 de agosto donde el campeón Water Jet ratificó su linaje al salir en velocidad pegado al riel mientras que el representante de colores panameño Obeche se colocaba segundo no le dio tregua hasta los 600 metros finales, cuando el hijo de Water Poet prendió los “motores” y entró en la recta final con notable ventaja poniendo orden en el magno evento ante el delirio del público para cruzar la raya en gran demostración con 4 ½ cuerpos de ventaja sobre Obeche, en tiempo de 123”1 para los 2000 metros en el Hipódromo La Rinconada.

 

 

Para el 30 de octubre, Water Jet estaba listo para el Gran Premio Simón Bolívar. Pero fue una carrera que pasó de todo. Water Jet no fue el mismo y quedó sexto a 29 cuerpos del ganador Squezze Play, luego oficialmente pasó al quinto lugar. Poco después de finalizada la prueba, el locutor interno de La Rinconada leyó un parte veterinario oficial que certificaba que el Campeón Water Jet finalizó con claudicación en el miembro posterior izquierdo.

 

Water Jet, elegido como Campeón Maduro de 2011 se le diagnosticó una lesión grave en el área subsolar del casco del miembro posterior izquierdo, además sufrió una infección en el casco. A finales del año anterior, los propietarios del veloz hijo de Water Poet recibieron ofertas de establecimientos de cría para que el equino cumpliera rol de semental a partir del año 2012. Sin embargo, gracias al trabajo del equipo de cuadra, médico veterinario Freddy Morales y el herrero Pedro Fuentes, fue progresivamente mejorando en miras de participar en el Clásico Presidente de la República del 2012.

 

Lamentablemente se golpeó en el puesto y se lastimó el tendón de la mano izquierda que lo dejó sin ninguna opción de participar. Eso ameritó que sus propietarios retomaran las ofertas de fin de año y tras negociar con el economista Francisco Convit Marotta, el 18 de abril arribó a las tierras carabobeñas del Haras El Centauro. Water Jet completó una corta pero fabulosa campaña de 13 salidas donde saboreó las mieles del triunfo en 11 ocasiones, además de un tercer lugar, acumulando en premios la cantidad de Bs. 1.776.820. Como semental ha destacado por intermedio del selectivo Red Friday.

 

Fuentes: www.anecdotashipicas.net, www.pedigreequery.com, www.hipicomputo2000.com, www.lahipodromodigital.com

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, sábado 29 de abril de 2017

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados