Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Francisco D’Angelo

Por Gabriel N. Ramos

 

Nacido el 29 de octubre de 1967 y bautizado por sus padres (Joe D’Angelo Bruno y Sra. Mery García Figueroa) con el nombre de Francisco Jesús D’Angelo García. Ligado a los caballos por ser su padre propietario en el mundo hípico y Director de varias revistas especializadas. Incluso "Kiko" llegó a ser corrector de las revistas Gaceta Hípica y Sin Freno. La madre de Francisco pensó que su hijo estudiaría para obtener el Doctorado en Medicina y él en ser Veterinario.

 

Cursó estudios, truncados, en Maracay para la regia profesión de la medicina veterinaria en 1985. Le plantea a su padre el interés por el purasangre de carreras. Es así como Joe habló con el desaparecido Domingo Noguera Mora, quien logró el ingreso de "Kiko" a la Escuela de Entrenadores en la Rinconada. El aprendizaje de un año en la caballeriza de Manuel Medina fue su puesto de partida, quien cede la misma a Carlos Morales Salas. Su ingreso a clases se da un mes después de la iniciación, por lo que sus compañeros de estudios lo llamaban “El Paracaidista”.

 

Fue apoyado por su familia, toda de hípicos: padres, tíos, como son Franciscote y Sabato D’Angelo y, por tanto, primo hermano del conocido comentarista José Luis D’Angelo Durán. El jurado examinador fue Julio Ayala, el Dr. Orlando Hernández, Pedro Armando Quintana y Gustavo López Quevedo. Y así consiguió la matrícula a inicios del año 1988.

 

Su inicio en Hipódromo Nacional de Valencia por voluntad propia. El Sr. Florentino Sierra le brinda la oportunidad de presentar por vez primera con el ejemplar Plenipotente y conseguir la primera victoria sentimental, ya que cuando el caballo ganó, no me había llegado la matrícula y le pidió al colega Eduardo Ibarra que si podía correr al ejemplar a su nombre y ganó. Su triunfo oficial para el récord fue la yegua Mc Laren. En todo caso es un récord: ganar en el menor tiempo de graduado y a temprana edad (20 años), anteriormente fue el ABC del entrenamiento: Agustín Bezara Castro. La primera victoria selectiva la logró el año 1989 mediante el ejemplar Tío Catire en la Copa Juan Vicente Pérez Michelena y con el mismo purasangre el Clásico Arrollador.

 

Allí permaneció por cuatro temporadas, siempre entre los diez primeros, su última campaña en el tercer lugar de la estadística con 89 victorias, detrás de Juan Carlos Ávila y Antonio Sano. Con La Moza ganó los Clásicos Gobernador del Estado Carabobo y Juan José Flores. El Sr. Alberto Manzo y el comisario Asdrúbal Matos lo contactan con el Sr. Oscar Martínez y su hijo, del "Agropecuaria Maipure", quienes pretendían exclusividad en el Hipódromo La Rinconada. Ganó 260 carreras en el Valencia. El cambio de escenario llevó a “Kiko” a reducir su caballada de 70 a 20, pero con constancia y trabajo se impuso en el óvalo principal del hipismo venezolano. En 1992 ganó su primera prueba en la capital con Negramar y ese mismo año con la recordada Landrea con la que ganó su primer clásico en La Rinconada, el Día del Ejército.

 

 

Después tuvo ejemplares como los campeones Fast Macau, Mr. Jorge, Colosal y Lady Raquel (doblecoronada); además de It Comes Well, Katina, Super Derby, Mostafá, High Liú, Rodacor, Honey Voyager, Fidji, Palate Derby, Carrilero, Mi Belleza, entre otros, con los que experimentó grandes satisfacciones. Ganó las Estadísticas para Entrenadores de los años 1998, 2001, 2003 y 2004. Recuerda especialmente a los ejemplares Di Maggio, Facundo y Oscar Armandoporque son algunos de los que después de la carrera casi no podían ni caminar, uno les da mayor dedicación y después demuestran la nobleza de lo que es un pura sangre de carrera”.

 

 

Luego de casi 20 años desempeñándose en el entrenamiento del purasangre, en septiembre de 2007 Francisco D’Angelo le puso fin a su extraordinario ejercicio de labores y por la "puerta grande". En los 19 años de servicios como profesional del entrenamiento de purasangres en Venezuela, Francisco D’Angelo dejó registro de 1.186 triunfos. La cuadra, el personal y la caballada quedó en manos del entrenador Oscar Manuel González. El experimentado entrenador pasó a formar parte de una serie de negocios, fue el encargado de tres centro hípicos en sociedad con Juan Ribeiro, y además asumió el reto en el Haras Los Aguacates, propiedad de Vicente Pérez Recao. En el reconocido criadero “Kiko” prestó servicios en el amanse de los potros.

 

Durante el año 2014 fue el asistente de su hijo, José Francisco, en el establo que tienen en el óvalo de La Rinconada “Para mí es un regalo que me hizo Dios, es una dicha oderle trasmitir a mi hijo lo que sé, admiro como José Francisco se maneja dentro del medio y como ha creado su estilo propio para entrenar, es muy estudioso de la profesión y he aprendido de él”. Y a mediados del 2015 decidió un nuevo rumbo, instalarse en el estado de Florida, USA, para regresar al mundo del entrenamiento. Su primer triunfo en suelo norteamericano fue el domingo 25 de octubre de ese año, en Gulfstream Park West, con la potra Starship Galaxy (de su propiedad) que se impuso en una milla, en un reclamo de US$10,000 a las órdenes del jinete Miguel Vásquez. De seguro continuarán los éxitos.

 

Fuentes: Diario El Mundo, Diario Últimas Noticias, Diario El Universal, Diario Meridiano, Sr. Carlos Vierma, Ing. Juan Macedo

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 29 de marzo de 2012

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados