Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Jesús Eduardo Benedetti

Por Gabriel N. Ramos

 

Bonachón, consecuente, dicharachero y trabajador son los adjetivos que caracterizan al brillante entrenador de purasangres Jesús Eduardo Benedetti Otaola. Nació en la Ciudad de Carúpano el 04 de enero de 1951, hijo de Juan Francisco Benedetti y Gladys Otaola. Forma junto a su esposa Marcia Sahut de Benedetti y sus tres hijos un hogar feliz.

 

 

Fue un aventajado estudiante, que incluso llegó a aprobar el segundo semestre de Ingeniería Civil en la Universidad Católica. Sin embargo “JEBO” no podía ser la excepción y fue envuelto por el hipismo, ya que se encontraba más pendiente del hipódromo, de las carreras, de los datos de última hora y en fin, todo lo que rodea al hipismo. Gracias a la ayuda de su amigo Alí Gómez Revenga, en el año 1968 consiguió un cupo como aprendiz de entrenador de Angel Manuel Medina Pérez durante tres meses, luego recibe la ayuda de Don Carlos Muñoz que lo acepta como aprendiz en su cuadra.

 

Luego de los dos años, Jesús Eduardo preguntó cuando le harían su examen para optar por la matrícula y le respondieron que sus papeles se habían extraviado, por lo que no saldría en la promoción de 1970. Eso en lugar de decepcionarle, le da ánimo y decide irse a Argentina, donde comenzó estudios de Veterinaria en la Universidad de La Plata, sólo con el objeto de regresar como Veterinario y después solicitar la de entrenador. Hizo tres años de Veterinaria y luego se cambió a Hipología. En el año 1976 se encontró con Don Jaime Pérez, quien luego de saludarlo, le preguntó porque no continuó en La Rinconada. Jesús Eduardo le contó lo sucedido y de inmediato Don Jaime le dijo “regrésate muchacho, yo te ayudaré”.

 

En efecto, terminó su año para graduarse de Hipólogo y regresó a Venezuela a finales de 1976, pasó su examen y consiguió su matrícula como Entrenador de Purasangres de Carreras en el principal óvalo del país. Su primer triunfo fue en enero de 1977 con Moustache, conducido por Manuel Nuñez, por cierto en una Primera Válida para el popular juego del 5y6, convirtiéndose en batacazo y Jesús Eduardo ese día pegó 5. Así inició su carrera ascendente.

 

 

La rendidora Pleba le dio satisfacciones en los primeros meses de 1977 y a raíz del fallecimiento de Don Arturo Muñoz Candia (por indicación de Don Carlos Muñoz, su maestro), a mediados del mes de febrero pasaron a la cuadra del novel Jesús Eduardo los caballos del Stud Longchamps de Don Manuel Tello Berrizbeitia, entre ellos Guachafitoso, un buen caballo le dio a conocer ante los aficionados, con él logró figurar segundo en el Gran Premio Selección de Fedeharas y luego, el 15 de mayo, ganar su primer clásico, el José Antonio Páez, con la monta de Adone Bellardi.

 

 

Poco a poco Jesús Eduardo Benedetti va ganando aceptación en el medio y su caballada crece, grandes corredores pasaron por su cuadra, como Guayacitano (para él uno de los mejores que ha pasado por sus manos), Doña Martha, Doble Jak, Epic War, Alquitrana, Exultiva, The Horse (reconoce su nobleza y corazón), Linda Nino, Peña de Oro, Domanatri, Epic Dancer, Epic Value, entre otros.

 

 

A principios de 1987, por diferencias de criterios, perdió el grueso número de efectivos de un poderoso Stud, pero pese al inconveniente Jesús Eduardo Benedetti se mantuvo entre los mejores, contando con el apoyo irrestricto de nuevos propietarios consientes de su gran capacidad profesional. Una muestra de ello es que por su cuadra pasaron la triplecoronada Cantaura; los campeones Saeta Rubia, Capaz, Bonne Femme y Polche; Scott Gordon, Miss Nancy, Citation Five, Kinski, Romario, Walk Over, Laser Light, Sir York, Debumka, Con Garra, Best Dancer, Triny Tron, Delito, Triniprincess, Lady Marcia, entre otros,  ubicándose regularmente entre los 10 mejores de la Estadística General.

 

 

Para principios del año 1997 “JEBO” decide retirarse de la profesión por razones personales, pero el 21 de noviembre de 1998 anunció su regreso a la actividad en el óvalo de Coche para principios de 1999 arrancando con una pequeña caballada. En esta nueva etapa pasa por sus manos excelentes corredores como el Campeón Trapío, Reinalderby, Classified, Sortilegio y Wild One, que representó su último triunfo selectivo en Venezuela (cuando ganó el Gran Premio Asocrinca de 2006). Una gran decepción fue cuando le quitaron a Il Divo cuando apenas había debutado de manera victoriosa.

 

 

 

Fue en el año 2011 cuando el Sr. Vicente Pérez Recao invita a Jesús Eduardo Benedetti a participar en el proyecto internacional del Haras Los Aguacates y en la actualidad se desempeña como Gerente General del Haras en Argentina, ubicado en Mar del Plata.

 

Fuentes: Sr. Eliecer Odremán, Sr. Erick Pignoloni, Diario Meridiano, Diario El Nacional, Ing. Juan Macedo

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 26 de septiembre de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados