Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Jorge Delgado Socorro

Por Juan Macedo

 

Haciendo honor a su seudónimo “El Efectivo”, Jorge del Claret Delgado Socorro destacó con creces en la dura profesión de la preparación de purasangres de carreras, Jorge nació el 18 de febrero de 1953 en la Ciudad de Maracaibo, estado Zulia, específicamente en la parroquia Chiquinquirá. Hijo de Don Rafael Simón Delgado y Doña Gisela Socorro de Delgado, y hermano de Gustavo (Caletero), Alexander, Gisela y Rafael. Se graduó de Técnico Superior en Administración y Ciencias Comerciales.

 

Su pasión por el hipismo nació desde niño por intermedio de su padre Don Rafael, propietario de una prestigiosa empresa de transporte de carga pesada en Maracaibo, que decidió comprar en el año 1963 un caballo de carrera en sociedad con Don Ángel González. El caballo se llamaba Citador y este dio para comprar otro de nombre Dancero. En una subasta en el año 1964 de caballos importados traída por Luis Morales Ballestrazi y Néstor Mena (eran chilenos los potros) Don Rafael adquirió el mejor de sus caballos llamado Tours (Daemon en Tímida) que entrenó Evelio Molero y parte de su campaña Don Gorgonio Parra, ganó 8 carreras. Luego adquirió al peruano Roñoquero, también en una subasta de caballos importados al siguiente año, llegó a ganar una y se fracturo la rodilla, la que ganó su jockey fue “PelucaJosé Luis Vargas en una carrera para aprendices de esa temporada.

 

 

En el año 1978 cuando estudiaba en el ultimo semestre de su carrera universitaria, a Gustavo se le ocurrió invertir el capital que habíamos generado en un negocio de loterías y terminales que complementaba nuestro salario de trabajo con la empresa de nuestro padre, adquiriendo en sociedad dos potros en una subasta realizada en La Limpia a finales de ese año en sociedad con el Dr. Humberto Balza  y el Ing. Ángel Rivas, los nombres Cantiliber y Copaiba, pero todo cambió a partir de la compra de Caletero, adquirido en el Dispersal, lo demás es historia conocida digna de un libro o película, muchas anécdotas, muchos gratos momentos inolvidables gracias al hijo de Big Bluffer.

 

La afición por los caballos, las carreras, se transformo en pasión. Su padre le recalcaba, porque sabia de nuestra afición hípica y por el béisbol, que lo primero era estudiar y graduarse de profesional universitario y después elegía que hacer con su vida. En el año 82, decidió a raíz de que su hermano Gustavo se había graduado de entrenador, fue al Hipódromo de La Limpia (medio limpio económicamente pero decepcionado porque no conseguía trabajo) y se quedó en el hipódromo como quien dice de asomado, sintió que era eso lo que le gustaba y le llenaba su tiempo, ayudó a Gustavo en lo que pudo en su cuadra, luego migró a otras cuadras, hasta que José Antonio Andrade Bravo (Totoño), su padre hípico, le tendió su mano (como lo hacia con todo el mundo, demasiado buena gente) y fue su asistente y aprendiz de entrenador.

 

Para poder tener unos ingresos cónsonos le animó a ser Secretario de jinetes además de aprendiz de cuadra y tuvo la suerte de trabajar con Eudes Piñero, Juan José Delgado, Damián Quintero, Juan Evangelista López (Tutuy), Luis Delgado TorrealbaRichard Bracho.

 

Mucha experiencia, mucha pista, aprendió viendo a todos como entrenaban en esa época, la ventaja de ser secretario le permitió ver los sistemas de cada uno de los entrenadores para todas las distancias y fui creando mi propio sistema. La ventaja de una formación universitaria le permitió acorta tiempos de aprendizaje y sacarle provecho a todas las oportunidades que le daban.

 

Fue hasta octubre del año 1985 cuando presentó el examen para optar a la matricula como Entrenador de purasangres de carrera y se graduó con la mas alta calificaciones, fueron 2 años y medio metido de cabeza en las cuadras de La Limpia. Fue en la Promoción Jose Rondón Bustillos en compañía de Pablo Andrade, Nilo Bravo, Justo José Andrade (hijo de Totoño), Herglys González, Hugo Ferrer (hijo), Nivio Parra (hermano de Ángel Francisco Parra).

 

Debutó el viernes 13 de noviembre de 1985 con la yegua Guaratara, la cual ganó con la monta de Luis Ávila, luego corrió con el caballo Guarapazo y la ganó también, de dos-dos, esos caballos los adquirió para un grupo de propietarios que le apoyaron: Domingo Jiménez, Leonardo Arteaga, Geri Rangel, Sergio García y Alfredo Asprino,  grandes amigos que confiaron en él a lo largo de su carrera. Sus caballos vivían en cuadras distantes, prácticamente Jorge era caballerizo, capataz y camarero, le ayudaron amigos de las cuadras de Gustavo y “Totoño”, le prestaron los puestos donde estaban alojados, la yegua Guaratara vivía en un forraje, la verdad fue una odisea. Los implementos para correr y trabajar eran prestados, tuvo que armarlos como pedazos de un color y de otro color para poder correr, los comederos los turnaba, en verdad era pura pasión. Ese día que Jorge Delgado ganó esas dos carreras, conoció a la mujer que después seria su esposa y madre de sus hijos con quien compartió su vida desde ese día.

 

Luego vinieron más caballos, mas triunfos y las cosas fueron mejorando hasta que, cuatro meses después, tuve su propia cuadra con 12 puestos e igual numero de caballos. Mejor dotado y organizado, empezó a competir de tu a tu con los mejores de esa época. Comentó Jorge Delgado: “Siempre me ha alimentado la competencia día a día, querer ser, sino el mejor, de los mejores, me gustan los retos, y la vida en el hipismo es un reto constante, eso me dio motivación de superación, el hipismo es muy dinámico, todos los días aprendo algo nuevo, nunca me iba en blanco, un día mas o un día menos, pero aprendo, las carreras para un hípico es como el aire para respirar, vives hipismo, y ganar es lo mas reconfortante para tu esfuerzo

 

Luego de una campaña exitosa en el Hipódromo de La Limpia, luego pasó al Hipódromo de Santa Rita donde estuvo activo hasta el año 2003, reapareciendo en el 2014. Ha presentado alrededor de 3500 ejemplares en carreras publicas, ganando más de 500 carreras, de las cuales 32 fueron clásicos y 25 selectivas, además logró tres Doble-Coronas de yegua de Santa Rita con My Prefer Baby en 1991, Queen Street en 1998 y Baby Again en el 2000. Aún conserva dos récords de pista vigentes (El Mirandino en 1200 metros desde 1991 y Don Grey en 2800 desde 1999). Ha figurado en 14 años entre los diez mejores de la estadística de Entrenadores en el Hipódromo de Santa Rita, y en cinco oportunidades ha figurado en las estadísticas a nivel nacional entre los diez mayores ganadores de carrera en un año. En una ocasión quedó líder en Efectividad  a nivel nacional.

 

Su única participación en el Hipódromo La Rinconada fue en 1993 con el caballo Bernini que lo llevó con la intención de correr la Triple Corona nacional y corrió la Copa Catire Bello llegando segundo de Mister Classic en 1200 metros y teniendo apenas 10 días de haber llegado de Santa Rita a Caracas, después faltando una semana para el Clásico José Antonio Páez ocurrió un paro de caballerizos que impidió correr en la fecha pautada y cerrado el hipódromo por varias semanas, resolvió regresar a Santa Rita corriendo a las dos semanas el Clásico Natalicio del Libertador para ganarlo.

 

 

Nice Baby fue una yegua fuera de serie, se gano en dos oportunidades a los machos de su generación, ganó 11 carreras consecutivas con ella, lamentablemente un litigio legal entre sus propietarios la llevó a otra cuadra donde murió por una enfermedad que hizo crisis; el mencionado Bernini fue otro gran corredor lo mantuvo invicto en 12 actuaciones en Santa Rita; Iden Power, con ella ganó una seguidilla de 4 clásicos en una temporada; Gran Ángel con múltiples lesiones que logro ganar desde 1400 a 2000 y varias pruebas clásicas, la anécdota era que este caballo lo vendieron porque las lesiones habían mermado su capacidad, lo logramos recuperar y hacer una gran campaña, luego lo vendimos al Haras JR donde se convirtió en un semental muy efectivo a pesar de las pocas oportunidades. Carún, Mister Lucio, Shifty Dancer, Don Cova, Don Álvaro, Cereipe, Con El Gato, Fast Lady, Linda Chichila, Con Estilo, Rony’s Boy, Reymambo, Menacho, Baby Queen, Pequeña Roca, Macorina, entre otros, fueron muchos y buenos purasangres los que pasaron por mis manos.

 

Por consecuencia del medio en oportunidades quedan caballos por cruces de cuentas con los propietarios, pero Jorge Delgado siempre tuvo mucha suerte con los caballos que le quedaron por esa situación, porque logró recuperarlos de lesiones que sus dueños no querían esperar su tiempo y Jorge siempre fue un amante del caballo y un agradecido de su nobleza y mas cuando han sido parte de tu vida, son varios los casos pero Himalaya y Double Dancer fueron especiales, al primero lo recuperó de dos lesiones de tendón y ganó 7 carreras, mientras Double Dancer ganó 10 carreras, incluso las Copa Douglas Bracho y Mílmero Valbuena.

 

En el año 2002 Jorge Delgado decidió trabajar en el comercio de los juegos legales de Envite y Azar, y se dio un receso en los hipódromos. Trabajó con el Grupo Hotelero Maruma y su Sports Book como Director Gerente. Instaló varios negocios, unos en sociedad y otros con mi familia, además aceptó el reto de dedicarse desde el 2002 hasta el 2014 como Asesor en Amanse, Doma y Entrenamiento al Haras JR (propiedad del Ing. Rino Cochesa, uno de sus mejores propietarios y en lo personal un gran amigo que le ha dado apoyo en diferentes épocas de su vida profesional, su Haras ha ganado en varios años el titulo de Casquillo de Oro como Criador en el Estado Zulia siendo la principal Haras de la Zona Occidental a nivel Nacional).

 

Jorge Delgado habla de su deseos para el futuro “Si, ahora que mi hijo Jorge Luis es entrenador, en algún momento quiero ser sus Asistente, ahora que están tanto mi hermano Gustavo y el en Norteamérica, quisiera tener la oportunidad de trabajar con ellos, ya en una oportunidad tuve una oferta de trabajo para allá USA y en estos momentos he recibido dos importantes ofertas de trabajos que en base a mi experiencia de casi 30 años, mi record, y mi condición tanto de entrenador profesional para actuar en hipódromos como la experiencia en los Haras y Criaderos de Caballos como Asesor en Amanse, Doma y Entrenamiento ha llamado la atención de Inversionista en esa área en Ocala y que tienen caballos corriendo en varios Hipódromos, entonces se puede decir que una pasantía de 3 años que seria el contrato me permitiría realizar ese sueño de estar en el mismo área de trabajo con ellos y experimentar con mis Sistemas de Trabajo en mis dos Áreas de Profesión Hipódromos y Fincas o Haras”.

 

Fuentes: entrevista realizada a Jorge Delgado Socorro, www.hipicomputo2000.com, Revista Jockey Pronósticos.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, viernes 19 de junio de 2015

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados