Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Juan Andrés Rodríguez

Por Gabriel N. Ramos

 

Si se realiza una antología del hipismo zuliano, sin duda hay que enfatizar el nombre de Juan Andrés Rodríguez Riveros, el entrenador más efectivo del turf ritense de finales del siglo XX e inicios del XXI, ubicado entre los 10 preparadores con más triunfos a escala nacional. Nació el 11 de marzo de 1965 en la población de Judibana, estado Falcón, hijo de Pedro Luís Rodriguez y Doña Noemí Riveros. A los nueve meses de nacido su familia se mudó a Caracas donde vivió su juventud.

 

Desde muy pequeño acompañaba a su tío Manuel Tello Berrizbeitia a su Haras Longchamps (cuando se fugaba de la escuela para ir, con el consentimiento y alcahuetería de su tío). Posteriormente ya casi al graduarse de bachiller él delego en Juan Andrés varias responsabilidades del haras que en ese entonces estaba llegando a su etapa final. Luego vino una estrecha relación con el Sr. Edmundo "Cocina" Ruiz y sus hijos (quienes eran sus compañeros entrañables del Colegio Santo Tomas de Villanueva), momento para el cual vivió la creación del Haras La Giralda y tuvo la dicha de estar cerca aprendiendo todos los conocimientos que emanaba ese sabio hípico venezolano como le era Edmundo Ruiz. Paralelamente asistía al Hipódromo La Rinconada a menudo a atender y supervisar los ejemplares del Stud Longchamps en las cuadras de Carlos Morales y Jesús Eduardo Benedetti, ya comenzaba su interés en el entrenamiento.

 

Una vez graduado de Licenciado en Administración de Empresas en la Universidad Metropolitana, se mudo al estado Zulia a fundar (junto con Armando Tello, hijo de Manuel Tello, del cual Juan Andrés está muy agradecido ya que le brindo el primer gran apoyo personal, familiar y profesional) el Haras San Andrés, el cual cuenta con varios Casquillos de Oro como mejor Haras Zuliano. Paralelamente comenzó a asistir como aprendiz a entrenador por dos años y medio en la cuadra de Agapito Feijoo (a quien le está agradecido por sus enseñanzas).

 

En la mañana del 26 de Julio de 1991, Juan Andrés Rodríguez subió a la cancha por vez primera del Hipódromo de Santa Rita, con tan solo 3 ejemplares bajo su mando, significando el primer día como entrenador de purasangres de carreras aunque aún no tenía la matrícula, después vino el debut (no oficial) en carreras públicas con la yegua Dra. Mi Yaya, la cual arribó en la 6ª posición con la monta del jinete Juan Antonio Farfán. La cuadra del joven entrenador prosiguió (presentado caballos a nombre del entrenador Hermilo Castillo) con actuaciones poco meritorias a lo largo del año, sin ningún triunfo y lo peor sin ninguna figuración entre los primeros cinco puestos del marcador. Su primer triunfo (no oficial) en esa etapa fue en el año 1992 con el ejemplar Work Over.

 

A pesar del momento, el ánimo de Juan Andrés Rodríguez nunca decayó por completo, y como la meta fijada era ser el mejor desde todo punto de vista, ganar todas las carreras, tumbar todos los récords y bajo el principio de honestidad a toda prueba. Cuando le dan la matrícula en septiembre de 1992 logró su primer triunfo legalmente con el ejemplar Madroño y muy pronto los éxitos no se hicieron esperar para él, ante la mirada atónita de todas las personas que se burlaron de su capacidad profesional. Fue Gran Asalto el caballo que hizo valer el nombre de Juan Andrés, primero en la Copa José Salas Morán y luego en el Clásico Nuestra Señora de Chiquinquirá de ese año 1992.

 

 

Juan Andrés Rodríguez se hizo el mandamás en el Hipódromo Nacional de Santa Rita a partir de la temporada 1998 cuando ganó su primera estadística y se mantuvo reinando hasta el 2001, recuperando su liderato en el año 2004 y mantenerse como el campeón absoluto de los entrenadores hasta el año 2012. Ejemplares destacados (no quiero pecar por omisión pero son muchos): Smart N´Classy, Summer Storm, Just A Dream, Lucky Nest, Freelancer, Rainy Rainbow, Rain Strider, Colonial, La Peñera, Kaburi, Oye Tu, Mr. Tulum, Headliner, Arkansas Kid, La Climastone, Calaf, Dreamer, Herval y Estrómboli.

 

 

Pero en particular vale la pena mencionar los cuatro Triple Coronados en su carrera profesional; Cristal Candy, Signorina Vale y AP Smart (Santa Rita) y Pa’ que Luis (Rancho Alegre). Comentó Juan Andrés “pudiendo haber sido 5 pero el egoísmo de mis colegas en Santa Rita impidió que me dejaran presentar paralelamente en USA y Venezuela en el periodo de transición en el que estuve presentando en ambos países, con cuadras en ambas partes (situación que es totalmente normal en todos los países hipicamente desarrollados) a la yegua AP Classy la cual pude presentar solo la primera de la triple porque amenazaron con parar las inscripciones en la segunda si salía a mi nombre, entonces le dije a su propietario que seguro se volvería a triple coronar pero que buscáramos que saliera a nombre de otro para que no tuviera inconvenientes”. Aparte vale resaltar los cuatro Clásicos Nuestra Señora de Chiquinquirá obtenidos con Gran Asalto (ya mencionado), Oye Tu, Paso Alegre y Festival.

 

 

En marzo 2009 Juan Andrés Rodríguez incursionó en el ovalo de Rancho Alegre por petición del Dr. Mateo Meo Pollino (propietario de dicho hipódromo, el único privado que hay en Venezuela); confiándole una otrillaza de aproximadamente 45 purasangres dosañeros para esta temporada, una parte eran potros de la cría del Dr. Mateo en su Haras H.M. y otros potros importados comprados en subastas de Keeneland en la ciudad de Kentucky. Así que es el único entrenador en conseguir en una misma temporada dos campeonatos en hipódromos diferentes (Santa Rita y Rancho Alegre) en el año 2010.

 

 

Son muchos los propietarios que han respaldado a Juan Andrés Rodríguez en ese trayecto dentro del hipismo, dándole su confianza y respaldo alcanzando en conjunto la meta fijada, ser la mejor cuadra del Hipódromo de Santa Rita. Los propietarios iniciales de la cuadra amarilla fueron Armando Tello, Iván Jiménez, John Hands, Juan Zakur, Elito Sánchez, Antonio Morillo, Coromoto Bustillos y Ricardo Cova. Studs zulianos muy importantes como el “Buena Suerte”, “Lalo”, “G.C.V”, “Hot Wednesday”, “Touchstone”, “El Huesito”, “Le Frut”, “Sur del Lago”, propietarios y criadores importantes del centro como Manuel Fonseca (Los Pinos), Alfredo Toledo (Saltrón), Luigi Miglietti (Monumental), Efrén Petit (Le Petit), Oscar y Yuring Martínez (Agropecuaria Maipure), José Domingo Santander (Lusan), Holly de Rincón (Luisiana), David Rahi (Rahi), Fabián Burbano (Don Fabián), Antonio Paz, Matteo Meo Pollino (Haras HM), Francisco Convit (El Centauro) y Mauricio Azar (Gran Derby). Pero es bueno acotar que Juan Andrés mencionó lo siguiente en una entrevista “A todos los propietarios, desde lo que han tenido 30 ejemplares hasta los que han tenido tan solo una patica, que nos han depositado su confianza, muchas gracias, porque sin ustedes no estuviéramos donde actualmente estamos”.

 

                                                                                   

No solo Juan Andrés fue un notorio entrenador y un destacado criador, también ha jugado varios papeles en la hípica zuliana: ha sido tutor de grandes jinetes y ha llevado muchos otros al hipismo estadounidense, además de dedicarse también a la importación de caballos de carreras (para el Hipódromo de Rancho Alegre), obtuvo el título de Licenciado en Comunicación Social, pasión que durante años mantuvo reservado hasta que se decidió a entrar en la universidad y concretar la fascinante profesión, por cierto su proyecto de grado fue un interesante reportaje audiovisual acerca de la pasión del deporte hípico y sus incidencias, el cual desarrolló con su propia productora en Maracaibo, estado Zulia. El nombre del reportaje o cortometraje audiovisual es “Jinete: Sueño de Grandeza".

 

 

En el año 2013 Juan Andrés Rodríguez decidió irse de Venezuela, hecho que se concretó cuando algunos inversionistas venezolanos le dieron el apoyo necesario para que se radicara en el estado de Florida, dejando record para el hipismo zuliano de 1982 victorias. Ese mismo año, el viernes 16 de agosto 2013 por la tarde, se adjudicó su primera victoria en el hipismo estadounidense, por intermedio de Desert Witch, en la quinta carrera del programa del Hipódromo de Calder, siendo montado por el jinete Orlando Bocachica. Fue su primer laurel en su participación número ocho en el hipismo norteamericano.

 

 

El 28 de noviembre de 2014 logro el triunfo numero 2000 en su carrera profesional (sumando Santa Rita) con la yegua Chinita Mía, yegua de su propiedad cuyo nombre es en honor a la Virgen de Chiquinquirá, patrona de los zulianos y quien ha bendecido su carrera, desde el 1992 cuando logró el ansiado triunfo con Gran Asalto hasta el día de hoy.

 

Fuentes: Ing. Carlos Romero, Lic. Manuel Ortega, Diario Líder, Diario Meridiano, La Hipódromo Digital, Lic. Juan Andrés Rodríguez, Ing. Juan Macedo

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, viernes 30 de enero de 2015

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados