Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Oscar Carmona

Por Gabriel N. Ramos

 

Era Oscar Rafael Carmona Borges hijo del recordado Don Braulio Carmona, popular entrenador en los Hipódromos de El Paraíso y La Rinconada, y por tanto ligado a la hípica desde la infancia. Nació el 31 de diciembre de 1947 en la ciudad de Caracas. Oscar estudió en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Central de Venezuela (UCV) ubicada en la Ciudad de Maracay, pero se retiró por un paro en esa casa de estudios, durante el primer período de gobierno del Presidente Rafael Caldera.

 

Habiéndose iniciado en la profesión de entrenador durante la temporada de 1981, en la que logró su primer triunfo (y el único de ese año), Oscar Carmona se dedicaba a la profesión de preparador de purasangre, sin lograr mayores éxitos. El Dr. Sybrand Cárdenas (con el que estableció amistad cuando estudiaba en la UCV) y su esposa Nerina Alliegro se apoyaron en Oscar durante la subasta del Haras Tamanaco en 1988 y compraron a una tordilla hija de Countertrade que corrió para los colores del Stud Agropecuaria Icabarú. Ese fue el inicio de una gran aventura para Oscar.

 

Fue Stillwater, la tordilla antes mencionada, le dio a Oscar su primer triunfo selectivo el 15 de julio de 1989, la Copa Tapatapa. Y su primer Clásico, el Día de la Armada, un 22 de julio de 1990. La “Tordilla de Hierro” tuvo una increíble campaña de 33 victorias en 80 actuaciones manteniéndose activa hasta los 7 años, y permitió catapultar a Oscar Carmona en su vida profesional.

 

 

Oscar Carmona, quien siempre fue un entrenador de pocos ejemplares, comenzó a destacar en el ambiente hípico nacional. La década de los años 90 sería el escenario de los mejores triunfos de Oscar, años entre los que se mantendría ganando a promedio de unas 20 carreras. Luego vino Lady And Me, que ganó la Triplecorona para Potrancas en el año 1991.

 

 

Estas dos campeonas le brindaron a Oscar Carmona aproximadamente el 20% de los triunfos que logró en toda su vida activa como entrenador. Curiosamente ganó la Copa Stillwater en tres ocasiones, a saber: Ratainikza en 1995, Zoddy’s en 1996 y Leyanna en 1998, que seguramente representaron unos emotivos triunfos, ya que era el homenaje a la que fuera y será por siempre su estandarte como profesional del entrenamiento.

 

 

Luego vinieron, aparte de las ya mencionadas Ratainikza, Zoddy’s y Leyanna, los ejemplares Don Valentón (Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación), Great Empress (Clásico Gustavo J. Sanabria), Burking (Clásico de los Sprinters), Camionero (Clásico Socopó), Don Ramón (Copa Gradisco), Flama Ardiente (Copa Lavandera), Cristalera (Copa Día del Veterinario), Beat Them, Siglo, Dorián, Don Ángel, Unlimited, Sujorca, Queniquea, entre otros.

 

 

El profesional de la preparación laboró en el Hipódromo La Rinconada hasta el año 2007, cuando decidió retirarse en la profesión. Su última victoria fue con el alazán Sir Walter durante el año 2006, dejando en su record un total de 209 triunfos con 1839 inscritos. A pesar del retiro, siempre estaba compartiendo con sus amigos en las caballerizas del hipódromo. Pero un viernes 8 de enero 2010 falleció Oscar Carmona a causa de un infarto, dejando un halo de tristeza entre quienes compartieron sus vivencias.

 

Fuentes: Sr. Jaime Casas, Revista Hipódromo, Lic. Antonio Medina, Diario Líder, Ing. Juan Macedo.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 15 de diciembre de 2011

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados