Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Víctor Emiro Barboza

Por Juan Macedo

 

La Dinastía Barboza en el hipismo zuliano data desde los comienzos del siglo XX. En la familia Barboza fundaron tres haras: Santa Lucia, El Retiro y La Chinita (hoy en día ya ninguno funciona) que fueron cuna de grandes corredores como: Gran Tiro (Clásico Simón Bolívar y Copa Confraternidad del Caribe), Tirolesa (Ganadora Clásica en La Rinconada), Gran Tarso, Gratinado, Naticar, Ke Lindo, Tulipe, Con Calor, Gran Paquete, Gransilvia, Bachaco, El Carmelitano, Gran Gallo (record vigente de 61”4 para 1.100 metros en el Hipódromo de Santa Rita), entre otros. Víctor Emiro Barboza Inciarte es un fiel exponente de esta importante familia hípica zuliana.

 

 

Conocido en el medio hípico como Víctor Barboza Jr, es hijo de Víctor Julio Barboza Gutiérrez y Doña Lucila Inciarte Pérez y sus hermanos son Emiro, Antonio, Lucila, Lisbeth y Víctor Julio. Nació el 29 de marzo de 1978 en la Ciudad de Maracaibo, Estado Zulia.

 

Su primera relación directa con el hipismo fue un regalo de su padre (que también fue entrenador), cuando apenas era un niño, estudiante de primaria. Ese regalo fue un purasangre que se llamó Kan, un alazán que solo pudo ganar una carrera en el recordado Hipódromo de La Limpia, la ganó por 14 cuerpos con el jinete Marcos Soto. De allí en adelante siempre estuvo involucrado en la hípica de alguna manera. Otro caballo que tuvo de regalo se llamó Metrallazo, pero el día del briseo antes del debut el potro sufrió un accidente en la pista y se tuvo que sacrificar, ese día dejó marcado a Víctor.

 

Víctor terminó su bachillerato en el Colegio Nuestra Señora de Fátima en Maracaibo, de allí inició en la Universidad del Zulia donde incursionó en la Facultad de Agronomía donde esperó para hacer el cambio a la Facultad de Veterinaria, en eso hubo un paro docente que lo llevó a tomar la decisión de estudiar en la Universidad Rafael Urdaneta la carrera de Zootecnia pero siempre la pasión por entrenar desde niño fue mucho mas grande a cualquier carrera universitaria y en el 6º semestre de carrera tuvo la oportunidad de iniciarme como entrenador (a los 20 años de edad) y no dudó. Hasta allí quedo su carrera en las universidades.

 

Esa oportunidad de iniciarse como entrenador se presentó en el año 1998 en el Hipódromo de Santa Rita, cuando su padre dejó la caballeriza para dedicarse a otros negocios y Víctor decidió tomar las riendas de ellas sin tener todavía su matricula de entrenador, los entrenaba pero salían a nombre de su padre. Habían 16 ejemplares y a los pocos días se llevaron de la cuadra 10 potros del Stud Sur del Lago por lo que solo quedaron 6 ejemplares. Ya siguiendo los conocimientos de toda una vida dentro de este mundo, comenzó a trabajar con esos ejemplares y comenzaron a llegar los triunfos y con ellos aparecieron nuevos ejemplares. Al poco tiempo vino una Comisión desde Caracas a realizar exámenes de entrenadores profesionales donde el Jefe de la Promoción era “KikoFrancisco D’Angelo y fue cuando obtuvo su matricula de entrenador profesional.

 

Champion Girl ganando el Clásico Que Calor

Perlatto ganando el Clásico High Security

 

Para ese entonces era raro adquirir caballos en el Hipódromo de Valencia para correr en Santa Rita, pero Víctor tomó la iniciativa y se trajo 6 corredores de diferentes caballerizas y le fue muy bien, de allí en adelante se abrió ese mercado de Valencia a Santa Rita, su primer triunfo como entrenador profesional fue en mayo de 1999 con la yegua Hy West para los colores del Stud My Beauty (del Sr. José Zajia) y su primer triunfo selectivo fue en el Clásico Hipódromo de Santa Rita del año 2000 con el gigantón Con Fragor, propiedad del Stud GCV.

Con Fragor gananfo el Clásico Hipódromo de Santa Rita

 

Lafontedeloro ganando el Clásico Dr. José Salas Morán

Con Victoria ganando el Clásico Hipódromo de Santa Rita

 

Fueron muchos los buenos purasangres que pasaron por su cuadra, nombres como Con Encanto, Mr. Cresus, Perlatto, Con Victoria, Champion Girl, Lafontedeoro, entre otros, le dieron muchas satisfacciones en las mas importantes pruebas del Calendario hípico zuliano. Pero hay dos purasangres en particular que Víctor recuerda con emoción.

 

 

Para Víctor, el mejor caballo que entrenó en su carrera fue sin lugar a dudas Championship, un hijo de Roberto’s Dancer adquirido en una subasta publica del Haras Gran Derby. Comenta Víctor “Muchas personas consideran que Mr. Cresus fue el mejor, pero considero que para decidir cual fue el mejor ejemplar se tiene que tomar en cuenta muchos factores y sobre todo la salud de los ejemplares. Mr. Cresus fue un caballo muy sano, quizás una que otro detalle pero leves durante su carrera, en cambio Championship vivía en 3 patas cuando no era una rodilla, era un sesamoide y así toda su carrera. Todas las madrugadas llegaba a la caballeriza y por el primero que preguntaba era por Championship (¿como amaneció el cojo hoy?), creo que la clase de este caballo se perdia de vista, el se me lesiono con una fractura en un carpo en mayo del 2002 justo antes de la triple corona y en septiembre de ese mismo año estábamos ganando el Gran Premio de Propietarios en 2.000 metros cuando nunca -por cosas de lesiones- habíamos podido correr mas de 1.600 metros. Creo que como entrenador de caballos de carreras nunca sentí tanta confianza en el trabajo  y entrenamiento que había hecho con el caballo para esta carrera ganándole a Magnificently, que fue triple coronado de esa temporada. Hoy en día Championship cumple labor de semental en el Haras Las Trinitarias de la familia Orellana, yo cada vez que estoy cerca del haras paso a visitarlo y disfruto verlo correr”.

 

Championship ganando el Gran Premio de Propietarios Zulianos

 

 

De las yeguas que entrenó, Andrea Ce. Comenta Víctor “De Andrea Ce te puedo decir que era una maquina indestructible hasta la milla, era una yegua de condiciones geniales y propiedad de mi familia, de un grupo de 3 primos mas su criador Leonel Salaverria (hoy en dia uno de las personas que mas invierte en la cría venezolana). Esta yegua tiene 2 anécdotas importantes: fue el ejemplar comprado para mi caballeriza mas joven desde que era un weanling ya tenia su puesto en mi cuadra y fue por el ejemplar que mas he llorado cuando se me murió en la caballeriza. Era una yegua de 460 kilos aproximadamente, importada en vientre hija de Fenter en una madre por Ack Ack, en su campaña hasta 1.600 metros solo fue derrotada una vez y por equivocación mía, la corrí cuando potra de 2 años con un pequeño dolor en una caña y la yegua no se empleo en toda la prueba, estos errores se pagan en un medio tan competitivo. Gracias a Dios la yegua se recuperó del todo y reapareció a los 3 años y comenzó a ganar en serie hasta que llego el día de enfrentarla a otra yegua que fue campeona de su generación a los 2 años (también de mi caballeriza) la yegua Con Encanto del Stud GCV del Ing. Jesús Molero, pero Andrea Ce fue muy superior y gano muy fácil, ese día agenció para 1400 metros 84” que en la pista de Santa Rita son tiempos prohibitivos. Luego llego el Clásico Ana María Campos donde se trajo a Emisael Jaramillo y agencio 98” para la milla ganando cómodamente. Yo estaba ilusionado con la triple corona y en el momento pensé que tenia una yegua con chance de ganar hasta en el Hipódromo La Rinconada, en el 2º de la triple corona ganamos pero lamentablemente fuimos distanciados, pasando a ganar Con Fulgor (una muy buena yegua del Stud GCV). Todavía yo considero que mal distanciada mi yegua el foul lo hubo cuando ya estaba todo decidido, pensé que algo había pasado con la yegua ya que no fue la misma la vi muy agotada en los metros finales y comencé a buscar que había pasado en eso llegamos al 3 paso de la triple corona y nada en los 200 metros finales Con Fulgor rebaso la yegua y llegó de nuevo en 2º lugar. De allí en adelante sabia que tenia una millera por excelencia y que por el momento me dedicaría a mantener la yegua saludable para correr en esas distancias. Una gran yegua sin duda. Después de una campaña poco común si mal no recuerdo ella iba de 17 hizo 12 primeros 4 segundos y un tercero, la yegua tuvo una lesión la cual se separó de las pistas por meses. Le busque su mejor carrera para reaparecer una Copa en 1.400 metros y la yegua estaba quizás en un 85 % pero estaba seguro que con esa condición ella en esa distancia era muy difícil que le ganaran, el domingo recuerdo la lleve al aparato para buscarle el toque final de condición y la yegua voló, dije dentro de mi se le acabo la guachafa a estas que están ganando. Lamentablemente la yegua al momento de la carrera justo en la partida, por problemas de la pista,  dice Jaime Lugo que la yegua cayó en un hueco produciéndole una fractura en la columna la cual no pudimos salvarla, la yegua se nos murió en la caballeriza. Ese día fue muy triste para toda la caballeriza con todo y que esa semana habíamos ganado en la cuadra 6 carreras”.

 

Andrea Ce ganando el Clásico Ana María Campos

 

 

En el corto tiempo que ejerció como Entrenador de purasangres en el Hipódromo de Santa Rita se adjudicó 3 Casquillos de Oro (Las estadísticas del 2002 y 2003 y Entrenador Revelación del año 2001). Es el entrenador mas joven en ganar una Estadística a nivel nacional con 23 años, además sus mis presentados se enracharon con 36 semanas seguidas ganando, algo bastante difícil de hacer. Pero Víctor no tiene dudas de que el éxito de su carrera se debe a mucha dedicación y un gran equipo de trabajo: Caballerizos, Capataces, Galopadores y Medico Veterinario.

 

Mr. Cresus ganando el Clásico Rafael Urdaneta

 

Cerró el año 2003 ganando con el último ejemplar que presentó como entrenador, se trató de Miss Matisse. Su decisión de retirarse de la actividad se debió porque pasó por un momento muy duro cuando en su caballeriza fueron envenenados algunos ejemplares y a pesar de todo lo que hizo: pruebas que le tome a los ejemplares, lleve personas de la Escuela de Veterinaria de la Universidad del Zulia para hacerle necropsia a algunos ejemplares, incluso hasta la Prensa Regional y Nacional lleve al hipódromo hasta mi caballeriza buscando hacer presión a la institución para que diera mas seguridad en todos los aspectos, y pesar que fueron varios entrenadores afectados, Víctor fue el único que llevó esto a la luz publica incluso hasta detenidos por averiguaciones hubo, el Hipódromo y sus Autoridades como si no pasara nada. Comenta Víctor: “Esto me decepcionó  mucho, todavía hasta el sol de hoy ningún profesional se siente seguro con sus ejemplares en las caballerizas ya que el Instituto no brinda el apoyo correspondiente, el ultimo caso que escuche de envenenamiento fue de una potra de ese gran entrenador como lo es Julio Ayala, la yegua Elegida que siempre la he seguido por su importante pedigrí y que paso nada la misma historia de siempre, esto aleja nuestros propietarios y sin ellos no hay caballos, creo además que el sentido de la hípica en nuestro país se ha perdido mucho, la población ve hoy en día el hipismo con cara de apuestas y no es así, la industria hípica considero que después de PDVSA en Venezuela no hay una empresa mas importante y que genere mas empleos directos e indirectos que esta”. Otra causa de retiro fue que tenía en mente irse a los Estados Unidos, consideraba que había logrado lo que quería en su patio y quería abrirse una carrera fuera del país. Comenta Víctor “Mucha gente me preguntaba por La Rinconada, a la cual considero una muy buena plaza donde hay mucha calidad profesional pero la capital como ciudad para vivir nunca me ha gustado, creo que el Zulia en la capital ha dejado muy bien parado nuestra escuela de entrenadores y jinetes, el caso de Gustavo Delgado, Pablo Andrade, Ángel Alciro Castillo, Santiago Gonzalez. Acá en Santa Rita normalmente llegan ejemplares para hacer campaña ya desechos por lesiones de Caracas y Valencia y con ellos mucho se aprende, pero en mi mente siempre esta entrenar en el hipismo mas organizado del mundo, creo que el respeto que se vive en los Estados Unidos por el profesional dentro de la hípica es de mucho valor, esta es una profesión muy dura a la cual en Venezuela en estos momentos no se le da el respeto que se merece”.

 

Luego de dedicarse a las fincas de la familia, Víctor Emiro Barboza fue a ejercer nuevamente la profesión, buscando su sueño en Norteamérica en el año 2015. Ya establecido en Gulfstream Park, su primer presentado fue el 10 de junio con Dreamingoflawrence, que fue un debut triunfal. Ganó su primera carrera de grado el 18 de marzo de 2017 con la yegua Distinta en el Inside Information Stakes (Grado 2). El 1 de octubre de ese mismo año se coronó en el meeting de Gulfstream Park con un total de 29 triunfos. Resumo este trabajo con este último comentario de Víctor: “Creo que nací para entrenar caballos de carreras”.

 

Fuentes: Entrevista realizada al Sr. Víctor Emiro Barboza, Sr. Jesús Adriani (fotos)

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 16 de diciembre de 2010

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados