Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Acertijo

(Arg, 1950, Tonto en Anglia por Madrigal II)

Por Juan Macedo

 

El moro Acertijo está considerado como uno de los mejores velocistas de todas las épocas que haya actuado en nuestro país. nació en el Haras Argentino el 17 de septiembre de 1950, en los remates de 1952 es adquirido en Arg$35.000 por el propietario brasileño José Buarque de Macedo, realizó una corta pero efectiva campaña en su país de origen donde conquistó 2 victorias, 3 segundos y un tercero en sólo 6 presentaciones, totalizando en efectivo la suma de Arg$58.150.

 

Fue adquirido por el Dr. Luis Guillermo Pulgar (que tenía preferencias por los purasangres de pelaje tordillo) para lucir la chaquetilla oro viejo con banda transversal negra del Stud San Isidro en el viejo Hipódromo Nacional El Paraíso, bajo el entrenamiento del chileno Luis Gallegos.

 

Debutó el 2 de enero de 1954 con la monta de Rogelio Cortez en recorrido de 1400 metros, pero nunca fue enemigo defeccionando al quedar décimo muy lejos del ganador Apache. Dos semanas después, el domingo 17 de enero, con la monta de Milton Barra, realiza una presentación fulgurante al irse de punta a punta y ganar con margen de 1 ¼ cuerpos sobre Carabina, agenciando un respetable (para la época) 89”4 para los siete furlones

 

El martes 19 de enero en horas de la tarde se reunió el Comisariato del Hipódromo Nacional, con el propósito de abrir las averiguaciones referentes a las dos actuaciones completamente contradictorias de Acertijo. En dicha reunión acordaron retener la matricula del entonces jinete aprendiz Rogelio Cortez y continuar las averiguaciones pertinentes hasta el regreso del entrenador chileno Luis Gallegos (quien se encontraba en Sao Paulo, Brasil) para imponerle la sanción que amerite su culpabilidad. Al regreso de Luis Gallegos, una semana después, fue sancionado con multa de Bs. 2,000.

 

Pero el tordillo continuó brindando excelentes demostraciones de verdadero sprinter con “El PecosoMilton Barra. El 6 de febrero derrotó a Timepiece por 2 ¼ cuerpos y tiempo de 68”2, a la semana vence a Cupido con ventaja de 1 ¾ cuerpos y crono de 90”4 para los 1400 metros. Cuando se perdió con Julián Ríos up arribó segundo detrás de Coloso apenas a ¾ cuerpo, tuvo inconvenientes en la partida pero ya en los 100 metros iniciales estaba en la delantera, este esfuerzo lo pagó con creces al final.

 

El 7 de marzo el hijo de Tonto pone de manifiesto su gran categoría con Milton Barra al derrotar a Punto Fijo con 5 cuerpos de ventaja y tiempo agenciado de 67”1 para los 1100 metros. Dos semanas después con Rogelio Cortez derrota de manera aplastante a Coloso con ventaja de ¡9 cuerpos! y en tiempo de 73”2 para los seis furlones. A la semana regresa como caballero Milton Barra en recorrido de 1400 metros para vencer fácilmente al americano Otelo con ventaja de 4 cuerpos y tiempo de 89”4. El 10 de abril y en milla, Acertijo se fue de punta a punta y cruzó la raya con ventaja de 3 cuerpos sobre Mi Socio, agenciando 101”2.

 

Carente de otras alternativas, debido a la poca inscripción y mas que todo a la muerte prematura de su verdadero enemigo, Buscapié, el Clásico de los Sprinters escenificado el 23 de mayo se resolvió como era de esperarse a favor de Acertijo, que salió a la delantera y, a pesar de la presión inicial que produjo Solimán II, sin ningún apremio se adjudicó el importante premio con la monta de Juan Araya, aventajando a Imprevisto con ventaja de 2 ¼ cuerpos y dejando crono de 73”2 para los seis furlones.

 

 

El 20 de junio Acertijo participa en la milla del Clásico Hipódromo Nacional donde se presentó una bonita lucha con Carril por el primer lugar durante 1500 metros, cuando afloja y al final queda tercero a 1 ½ cuerpos de Carril y Hábil. Luego se supo que el veloz tordillo compitió en ese clásico algo sentido de una dolencia en una de sus manos, a pesar que la gallardía y calidad de este noble corredor argentino se puso de manifiesto en plena carrera, transcendió en el resto de su vida pistera.

 

Aparentemente recuperado de la lesión, Acertijo reaparece con Juan Araya el 3 de octubre en la milla de la Copa Colegio de Abogados del Distrito Federal donde fracasa al quedar novena a 25 cuerpos de Colibrí, viéndose muy cansado al final. Dos semanas después y con Milton Barra corre ante el máximo lote común para fallar nuevamente, esta vez a 19 cuerpos de Brown Rambler.

 

Acertijo vuelve a tomar otro obligado descanso para reaparecer el 1 de enero de 1955 con la monta de Héctor Revello en distancia de 1400 metros, fracasando al quedar lejos del ganador Mataquito. A la semana mejora al quedar quinto a cinco cuerpos de Anambe, pero su lesión se agrava.

 

Reaparece el 24 de abril con “El ChanchoCarlos Pérez viéndose muy mejorado al quedar segundo a 2 cuerpos de Mataquito, a las tres semanas figura tercero a un cuerpo de Baltazar (ambas carreras en 1400 metros) y el 26 de junio en recorrido de 1200 metros queda segundo a 2 ¼ cuerpos de Petare. Luego de fracasar ante el argentino Clásico, el 31 de julio con Milton Barra queda segundo a ½ cuerpo de Apureño y a las tres semanas con Félix Sabino Pérez nuevamente queda segundo, esta vez a tres cuerpos de Creole War.

 

Luego de solventar problemas físicos y luciendo los colores gris con bolos amarillos de la Sra. Mercedes de Marquiz, que le cede el entrenamiento a Manuel Castelli, Acertijo reaparece el 19 de febrero de 1956 con la monta del ecuatoriano Walter Carrión en recorrido de 1600 metros para ocupar el cuarto puesto a 2 cuerpos de Coloso. El 11 de marzo con Miguel Moly realiza una gran carrera en punta para al final ser rebasado por Petare que lo derrota por un cuerpo. Luego de figurar dos veces quinto cerca ante Matisco y Mataquito, el 6 de mayo con Gustavo Ávila figura tercero a 2 ¼ cuerpos de Ace Var.

 

Lamentablemente, lesionado y cansado, Acertijo continúa en campaña durante el resto del año 1956 y parte de 1957, pasando por las cuadras de R. Piña L., Antonio Jacial y de regreso a la cuadra de Luis Gallegos, pero sin lograr siquiera figurar en el marcador, dejando una racha negativa en su vida pistera, siendo su última salida el 30 de junio de 1957 ante la sexta serie de importados con la monta de J. A. García al quedar lejos del ganador Drapetón.

 

Luego de esa infructuosa e improductiva racha de derrotas fue retirado de la pista del Hipódromo Nacional el tordillo Acertijo dejando en su haber un total de 46 actuaciones de las cuales en 8 salió victorioso (logradas en sus primeras 10 salidas) además de 6 segundos, 3 terceros y un cuarto lugar, acumulando en premios la cantidad de Bs. 172.809. Tuvo algunas oportunidades en la cría, destacando por intermedio de los ganadores Adivinanza, Mandrake, Manuarito, Parda y Dardo.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas, Sr. Antonio Nicolás Tassitch, Sr. Gastón Savino

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 26 de mayo de 2011

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados