Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta
Bethia
(Arg, 1966, Bonin en Clarbrunne por Claro)

por Juan Macedo

La historia del hipismo venezolano le reserva un espacio a la maravillosa corredora argentina Bethia, propiedad del acaudalado empresario y criador venezolano Dr. Alfredo Toledo Guerrero para los clásicos colores del Stud Saltrón. Bethia  nació en el Haras Don Santiago el 14 de octubre de 1966, fue vendida en forma particular para lucir los colores del Stud San Juan de su cuidador Juan Bianchimano y en su país de origen ganó Arg$16.900 (pesos ley 18.188) y 2 carreras (1 en Palermo y 1 en San Isidro), además de 3 segundos y 1 tercero en 6 duras competencias para ejemplares de 3 y 4 años. Fue importada por US$14.000 a Venezuela por el Sr. Alberto Manzo.

Bethia

Entrando a nuestro país, bajo entrenamiento de Manuel Azpúrua Sosa, hizo su estreno en los 4 años el 18 de julio de 1970 con Juan Eduardo Cruz sobre sus lomos, en el lote de 8va. serie venciendo por 3 largos en 1.100 metros, agenciando 66''3 mostrando una gran velocidad. Su primer laurel selectivo o clásico lo obtiene el 15 de agosto en la Copa José Murillo en 1.400 con registro de 85''2 derrotando a la fenomenal Green Thumb, superando también a sus adversarias en los 1.600 de la Copa Luis A. Landaeta en 101''2, perdiendo por vez primera en la 6ta. serie contra los machos llegando 3ra. a 2 ½ cuerpos de Rechiflador, galopando después los 1.700 en la Copa Rafael Barboza por 7 cuerpos sobre su eterna rival Bazooka montada del ecuatoriano Walter Carrión, marcando 108''1. El Gran Premio Clásico Simón Bolívar del ´70, representaba para la madura Bethia la prueba de mayor envergadura en su breve pero concisa carrera pistera, arribando décima quinta o última con Nestor L. Romero, en la milla y media de los ganadores Senador - Paunero, en aquel histórico y siempre recordado evento en tiempo de 152''4. Finalizando su inicial campaña, corre en 2 ocasiones sin ganar, para terminar con 6 primeros, 1 segundo, 2 terceros y 1 fuera del dinero en 10 competencias.

Ahora para 1971, Bethia, gana cómodamente los 2.000 del Clásico Fuerza Aérea Venezolana en 126''4 repitiendo laureles en el Clásico Día de La Marina en 1.800 metros con 115''3 para conquistar consecutivamente las Copas: Carlos Zuloaga, Ramón Rotundo Mendoza, Henrique Otero Vizcarrondo, Miguel Emmanuelli, y Rafael Barboza por segunda vez, haciéndolo de paso con la prueba en honor al padre de su efectivo cuidador con victoria en la copa Don Manuel Azpúrua Alcántara sobre 1.300 con marca de 78''3. Todos estos méritos fueron suficientes para que fuese proclamada como Yegua del año.

Comenzando 1972, la campeona Bethia -que tuvo un duro trajinar corriendo todas las distancias y contra los machos y llevando alto handicap- logra cruzar el disco en 2 oportunidades mas: en la Serie Especial o Primera Serie, ganándole por cabeza a Tocorón, y el 18 de marzo en la Copa Rafael Ruggiero y cayo vencida en los 1.300 de la Copa Ramón Rotundo Mendoza por Tres Suertes. Figuró segunda en la preparatoria del Clásico Presidente de la República detrás de Gateway, y continuó batallando y figurando contra ejemplares de la talla de Straightway, hasta el 2 de septiembre cuando realizó su última carrera sin figurar en la pizarra. Bethia concluyó su historial pistero con 17 primeros (2 clásicos y 9 copas), 6 segundos, 7 terceros, 4 cuartos y 10 no figuraciones para 44 actuaciones, totalizando Bs. 883.576,70 en premios. Fue retirada a la cría en el Haras El Recreo, donde procreó a los ganadores Milhojas y Strudel. Murió en le mismo establecimiento de cría en el año 1976. 

Fuentes: Sr. Julio Rafael Chacín, Sr. Miguel Ángel Sosa, Revista La Fusta, Revista Gaceta Hípica, Sr. Gastón Savino, Sr. Antonio Nicolás Tassitch.

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 04 de Enero de 2001
Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados