Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Calcas

(Arg, 1962, Beigler Bey en Clotilde por Ramazón)

Por Juan Macedo

 

El 18 de octubre de 1962 nacía un potro zaino en Haras El Tala, en Argentina. Su padre era el francés Beigler Bey, quién había estado en Venezuela como reproductor en el Haras Arenales propiedad del Aga Khan, mientras que su madre, Clotilde, reconocida por ser la madre del notable corredor Primordial. En las subastas de 1964 fue adquirido por la cantidad de Arg$1.050.000 por los señores Dr. Tulio Ruiz Ángel y Sr. Carlos Penso e importado a Venezuela sin haber debutado en su país de origen. Fue registrado con el nombre de Calcas.

 

 

Debutó bajo el entrenamiento de Domingo Noguera Mora y con los colores celeste del Stud Tucar el 11 de abril de 1965, donde la habilidad de Balsamino Moreira permite que derrote por 2 ¼ cuerpos a White Face, agenciando 88”1 para los siete furlones. Al mes mantiene su invicto con Héctor Revello, superando por 5 ½ cuerpos a Vairlejos a pesar de mañosear durante la carrera, en tiempo de 80”4 para los 1300 metros. Tres semanas después mejora ese tiempo en dos segundos para batir por cabeza a Menelik II, a pesar de hacer un extraño faltando 100 metros tirándose hacia afuera de manera impresionante a punto de golpearse con la baranda exterior.

 

El 3 de julio con Balsamino Moreira pierde su invicto en 1700 metros ante el uruguayo Guapazo, quien lo aventaja por 3 cuerpos. Pero Calcas vuelve por sus fueros y consigue otros tres triunfos con Juan Eduardo Cruz a expensas de Menelik II, Aristeo y Hurivari para llegar el 4 de septiembre a enfrentarse al lote de la primera serie en distancia de 1800 metros, donde cae tercero a 4 ½  cuerpos de Indra.

 

Pero el 12 de septiembre Calcas mostró una completa reivindicación tras el fracaso tenido ante Indra al darse la partida en el Clásico Internacional de las Américas, cuando Juan E. Cruz apuró al potrillo desde el mismo momento de la salida, accionando con mucha soltura y sacando cada vez más ventaja hasta cruzar la raya con 12 cuerpos de ventaja sobre Khan, además de buenos corredores como Entusiasta, Ferumbrás, Vilcapugio, El Tamarindo y su verdugo Indra, empleando en total 127" en los 2000 metros.

 

 

Todo parecía indicar que el Clásico Simón Bolívar estaba a completa disposición del nieto de Ramazón y desde el momento de la partida Balsamino Moreira salió en procura del primer lugar, pero acosado por Boniato y Flick. Ya al entrar en la recta opuesta Calcas se le veía desempeñarse con bastante facilidad y asumió la dirección de la carrera pero en la recta final era exigido a punta de látigo por su jinete, ya que parecía querer entregarse: el potrillo reaccionó bien; sin embargo Feusinha y Kerflax se aproximaban peligrosamente y la situación se les complicó más cuando Calcas, evidentemente agotado, se iba hacia adentro en el instante en que Feusinha tomaba la delantera y Kerflax entraba a lucharla en esa posición, pero sin ningún éxito ya que la yegua terminó realizando la conquista del Clásico sobre Kerflax mientras Calcas por su parte conservó el tercer lugar.

 

Calcas corrió tres veces mas en la primera serie para importados sin lograr el éxito, figurando en el tercer lugar hasta el 26 de diciembre cuando participa en el Clásico Jockey Club de Venezuela, donde apenas puede figurar sexto a 13 cuerpos de Arabian Sun. Pero su buena campaña fue suficiente aval para obtener el Título como Campeón Importado de 1965.

 

Negociado para continuar campaña en Norteamérica, allí cumplió una distinguida campaña hasta el momento en que sufrió una lesión que puso fin a su campaña pistera en 1967, completando 16  actuaciones para 3 triunfos y 3 segundos, totalizando US$15,930 en premios. En 1969, Calcas fue rematado en las ventas de Hialeah en la cantidad de US$3,660, pagados por Santiago Ledwith.

 

Llegó a Venezuela para reaparecer en el óvalo caraqueño con los colores del Stud Pompeya el 14 de junio de 1969 en recorrido de 1200 metros y la monta de Ángel Francisco Parra, ocupando el sexto lugar a 13 cuerpos de Breso. No era el mismo Calcas de hace cuatro años a pesar de lograr algunas figuraciones ante los rendidores Veguero y Affric. Un trabajo de 1800 metros en 118”1 inspiró a Santiago Ledwith para participar en el Clásico Internacional de las Américas, pero Calcas fracasó ruidosamente. Dos carreras más en el lote común fueron el epitafio del final de su campaña en Venezuela, que se resume con un total de 25 actuaciones, de los cuales 7 fueron cruzando la meta en el primer lugar, además de 4 segundos y 5 terceros, totalizando la cantidad de Bs. 246.806 en premios.

 

 

Dada la amistad de Don Santiago con la familia Azqueta, Calcas estuvo alojado en el Haras Anamar donde preñó a las de yeguas Cisnera y La Americanita, el producto de la última fue la selectiva Yaracuyana (madre del selectivo Klaus y abuela del ganador clásico Stormy). En 1971 fue negociado para ser enviado nuevamente a Norteamérica, esta vez para cumplir campaña como semental, donde destacó por intermedio del selectivo Oide y ganadores como Calcas D (madre de la selectiva Bold Doily), Saclac, Aotrom (madre de la selectiva Nasty List), Fussin, Fixin, Clarissa K, entre otros.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Gustavo Sansón, Revista Turf, Diario El Nacional, Sr. Gaston Savino, Sr. Antonio Nicolás Tassitch.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 10 de mayo de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados