Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Calirroe

(Arg, 1956, Richer en Faltriquera por The Druid)

Por Juan Macedo

 

 No moja pero empapa”, esta popular frase puede describir la vida pistera en Venezuela de la alazana Calirroe, argentina que nació el 26 de octubre del año 1956 en el Haras S.I.A.S.A., adquirida en Arg$150.000 por el Stud Juan Antonio, y en breve campaña ganó 2 carreras y Arg$206.500. Fue enviada a Venezuela para continuar campaña, luciendo la chaquetilla a franjas horizontales azules, blancas y amarillas del Stud IASA, propiedad del Dr. Cecilio Alcántara.

 

El Musiú Don Millard Faris Ziadie fue el encargado de su cuido y entrenamiento desde que llegó a Venezuela, realizando su debut el 30 de agosto de 1959 en el recién inaugurado Hipódromo La Rinconada con la monta de Paul Rosado ante la Octava Serie, ocupando un lúcido segundo lugar a un cuerpo de Izquierdista. Luego de quedar tercera a 13 cuerpos de Pensilvania, el 11 de octubre “rompe el maiden” con la monta de Gustavo Ávila al superar fácilmente con ventaja de 6 ½ cuerpos a Gorda Colifa y agenciando tiempo de 79”1 para los 1300 metros.

 

Luego de figurar tercera a 1 ½ cuerpos de Empire Star con la monta de Julián Ríos, Calirroe continua su ascenso en el lote común derrotando a Impresor (2 ¾ cuerpos con Gustavo Ávila y 73”4 para 1200 metros) y Linda (4 cuerpos con Teófilo Tosta y 79” para 1300 metros), que le valió su prueba de fuego: la milla de la Copa Luis A. Landaeta efectuada el 16 de noviembre donde lo hizo de manera sensacional atropellando con energías para quedar segunda apenas a pescuezo de Uruguayana.

 

Calirroe regresa al lote común con Gustavo Ávila up para derrotar en buena lid a Macarapana que quedó a un cuerpo, agenciando 72”1 para los seis furlones. Tras figurar tercera a 5 cuerpos de Onagro, fue inscrita para participar el 6 de diciembre en el Clásico Fuerzas Aéreas con la monta de Teófilo Tosta, dando una gran demostración de calidad para superar de manera por demás cómoda con ventaja de 5 cuerpos a la criolla Diamela, agenciando tiempo record de 125” para los dos kilómetros. Cierra ese año la semana siguiente enfrentando al duro lote de la Tercera Serie en recorrido de 1400 metros realizando otra magnífica actuación al quedar segunda a 5 ¼ cuerpos de Chimbol.

 

La descendiente de Richer reapareció el 10 de enero de 1960 defeccionando desde el séptimo lugar a 8 cuerpos de Bumerang, dos semanas después estuvo a punto de sorprender a Efemérides quedando a ¾ cuerpos para nuevamente fracasar al quedar sexta a 15 cuerpos de Jungle Man. Pero el 7 de febrero participó en el Clásico Radio y Televisión con la monta de Gustavo Ávila donde salió en punta trazando el camino, pero poco antes de girar el codo final, Macarapana se lanzó en firme y en plena recta de las angustias logró surgir al frente, dando la impresión de que iba a ganar pero a última hora Calirroe sacó a relucir su clase y reaccionó valientemente para que en propia sentencia consiguió igualar sensacionalmente las acciones, agenciando las ganadores crono de 106”4 para los 1700 metros, dándole a Millard Ziadie el triunfo por partida doble.

 

Regresó al duro lote de la Tercera Serie con la monta de Ignacio J. Ferrer fracasando desde el séptimo puesto a 13 cuerpos del chileno Urgel, pero el 5 de marzo con la monta de “Tumba PoolTeófilo Tosta fue capaz de arremeter con contundencia para superar a Lo Adopto por ¾ cuerpos de ventaja y dejando crono de 84”2 para los 1400 metros. A la semana, ante el lote de la Segunda Serie, mantiene su buena racha al figurar segunda a ½ cuerpo de Bumerang. Participó ante los machos en los dos kilómetros de la Copa Reforma Agraria para ocupar un oscuro sexto lugar a 17 cuerpos del argentino Porvenir. Regresó a la Segunda Serie donde mejoró al quedar segunda a 4 ½ cuerpos de Jungle Man.

 

Luego de tres actuaciones grises ante el lote máximo de importados, el 19 de junio participó en la milla del Clásico Fuerzas Terrestres con la monta de Teófilo Tosta donde protagonizó una de las carreras más emocionantes de ese año perdiendo la misma por la mínima diferencia ante Victoria Regia. Una semana después, Calirroe realizó una actuación desdichada al quedar a 17 cuerpos de Tristán, llegando a la cuadra sentida de una de sus manos.

 

Reapareció el 24 de julio en marco de los 1800 metros del Clásico Día de la Marina de Guerra y Mercante con la monta de Teófilo Tosta, pero no fue ni la sombra de la aguerrida Calirroe, que ocupó el último lugar muy lejos de su compañera de cuadra Macarapana. A pesar de los esfuerzos del personal de la cuadra de “El Musiú”, esa carrera significó la última de su campaña pistera.

 

Calirroe completó una notable campaña de 26 salidas a la pista caraqueña donde en 7 oportunidades logró cruzar la meta en ganancia, además de 7 segundos, 3 terceros y un cuarto lugar, ante una programación donde tenía que enfrentar a los machos en muchas oportunidades, acumulando en premios la cantidad de Bs. 206.635. Fue enviada al Haras San Pablo donde fungió como matrona, destacando por intermedio de los ganadores Gradir y Calibrú. Calirroe murió el 17 de marzo de 1967.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas, Sr. Gaston Savino

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 26 de mayo de 2011

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados