Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Carpintero

(Uru, 1964, Imaginado en Annabel Lee por Uranio)

Por Juan Macedo

 

Nacido el año 1964 en Uruguay, el castaño Carpintero fue un potro que maduró lentamente y no daba muchas muestras de impresionar a nadie durante sus primeros entrenamientos allá en su país de origen. A pesar de ello, hizo una corta pero fructífera campaña de 2 triunfos en 3 salidas a la pista, antes de ser adquirido por el Sr. Oscar Fonseca Kolster para correr sus colores verde y azul del Stud Fon-Kol.

 

Después de una etapa de adaptación bajo el entrenamiento de Don Antonio Jacial, Carpintero debuta en nuestro país el 17 de febrero de 1968 en la octava serie para importados en recorrido de 1100 metros con la monta de Jorge Mendoza para ocupar el sexto puesto a nueve cuerpos de Kubelik. A medida que iba aumentando la distancia de las carreras en que participaba, Carpintero daba muestras de mejoría, logrando figurar en el marcador hasta que a finales de marzo, en su quinta salida, en distancia de 1700 metros, logró romper el maiden y superar a Gorila por 1 ½ cuerpos agenciando 106” con la monta de Balsamino Moreira.

 

Corriendo seguido y en distancias de aliento, logra figurar segundo a 2 ½ cuerpos de Renombre y tercero a 3 ¾ cuerpos de Crack, para participar el 19 de abril en el Clásico Presidente de la República con la monta de “El MudoJesús Rodríguez, donde después de animar buena parte de la carrera, al final ocupa el sexto lugar a 11 cuerpos del campeón Four Clubs.

 

Pero Carpintero y Jesús Rodríguez, al regresar a la octava serie, se reivindica derrotando a Good Time por 2 ¾ cuerpos en tiempo de 112”4 para los nueve furlones. Corre dos carreras más en la 8º serie castigado con el máximo handicap (tercero a 8 cuerpos de Farolón y segundo a 6 cuerpos de Drake’s Shanty), por lo cual el 26 de mayo participa en la 7º serie con “El Mudo” donde luce una enormidad al derrotar por 1 ½ cuerpos a Tiritomba agenciando tiempo record de 103” para los 1700 metros.

 

Tres semanas después enfrenta en la 7º serie ante el fenomenal Rapid Fire, cayendo apenas por ½ cuerpo y a la semana figura segundo a ½ cuerpo de Campanero en una carrera preparatoria para el Clásico Fuerzas Armadas. Y es el 5 de julio cuando Carpintero con “El NegroJuan Eduardo Cruz hace gala de su capacidad de fondista para derrotar de manera categórica al sensacional Chateaubriand con ventaja de 6 ¾ cuerpos y de esa manera meterse en el historial del Clásico Fuerzas Armadas, sin conformarse con eso recorrió las dos vueltas a la pista de La Rinconada en el fabuloso crono de 206”2, nueva marca para la distancia.

 

A la semana participa con Balsamino Moreira ante el lote de la 6º serie en recorrido de 1800 metros, donde cae derrotado por cuatro cuerpos ante Gambito, dos semanas después en el mismo lote pero con el aprendiz José Luis Vargas es derrotado por apenas pescuezo por Tiritomba. Pero el 17 de agosto vuelve con “El Negro” Cruz y reverdece laureles derrotando al selectivo Renombre por 1 ¾ cuerpos y agenciando 114”1. Sube al lote de 4º serie, donde cae derrotado por 1 ½ cuerpos ante “La MachaUna Leona, sin deslucir en ningún momento.

 

Pero el 8 de septiembre, en marco del Clásico Internacional de las Américas, Carpintero revivió los hechos del pasado Clásico Fuerzas Armadas cuando logró dar cuenta del argentino Chateaubriand. Otra vez Carpintero fue ganador en vistosa exhibición con lo cual confirmó definitivamente su gran calidad. Su triunfo se produjo con 3 cuerpos de ventaja y en tiempo de 124”4 en el recorrido de los dos mil metros. Fue conducido por Balsamino Moreira.

 

Tras corto descanso, reaparece en la 4º serie castigado en el handicap y apenas ocupa el cuarto lugar a 5 cuerpos de Brancusi, por lo que el 13 de octubre se enfrenta al máximo lote común para importados en recorrido de 1800 metros, en carrera preparatoria para el Clásico Simón Bolívar, cayendo con todos los honores a ½ cuerpo de Four Clubs. Dos semanas después participa en calidad de favorito en los dos kilómetros del Clásico Simón Bolívar, pero apenas logra ocupar el cuarto puesto a 4 ¾ cuerpos de Vivo.

 

Luego de figurar tercero a 4 ½ cuerpos de Juventus, Carpintero con Balsamino Moreira cierra el año triunfando dos veces ante el máximo lote, primero derrota a Corroborí por 6 cuerpos agenciando 84”4 para los 1400 metros y luego supera dramáticamente por cabeza a Four Clubs en tiempo de 85”3, carrera que finaliza sentido de sus manos.

 

Pero la lesión se agudizó y estuvo retirado de las pistas por más de 16 meses, reapareciendo en mayo de 1970 con nuevo entrenador, Eduardo Azpúrua Sosa, y la conducción de José Luis Vargas en distancia de 1700 metros, haciéndolo de manera triunfal al superar a Armenio por ½ cuerpo agenciando 106”. Dos semanas después cae derrotado por ½ cuerpo ante Winter’s Quota para reencontrarse con el triunfo al derrotar por ½ cuerpo a Vivo agenciando 111”1 para los nueve furlones.

 

Todo parecía indicar que Carpintero venía por lo suyo en las pruebas clásicas y fue inscrito en la preparatoria del Clásico Fuerzas Armadas en distancia de 2200 metros, pero fracasa estrepitosamente ante Macanao. A pesar de ese inesperado fracaso, su propietario le tiene fe y fue inscrito en las dos vueltas del Clásico Fuerzas Armadas, donde anima parte de la carrera, pero al final retrograda para volver a fracasar ante Macanao. Regresa nuevamente al lote máximo común en 1700 metros donde obtiene su último triunfo superando a Futrone por 16 cuerpos agenciando 103"4, pero también fue su última carrera ya que las lesiones hicieron crisis y a pesar de los esfuerzos de su preparador, se selló su campaña pistera con 32 salidas a la pista caraqueña de las cuales 11 fueron de manera triunfal, completando con 8 segundos, 6 terceros y 2 cuartos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 522.644,40. Fue retirado a la cría al Haras Santa Cruz, pero no se le conoce descendencia.

 

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Antonio Aragonés

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 20 de marzo de 2008

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados