Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Carril

(Arg, 1950, Strand en Cachapa por Aldeano II)

Por Juan Macedo

 

El alazán Carril nació en Argentina, específicamente en el Haras La Victoria en el segundo semestre de 1950, fue adquirido en Arg$20.000 por el Stud Pocho, ganó Arg$99.595 y 3 carreras, incluso la Polla de Potrillos de La Plata. Fue Adquirido por Don Luis Miguel Pecci para reforzar la Chaquetilla azul y fucsia del Stud Cañaveral del Sr. Fortunato Herrera.

 

Fue el 24 de abril de 1954 cuando Carril hizo su debut en el Hipódromo Nacional El Paraíso con la monta de “Mano E’ TigreRaúl Bustamante en recorrido de 1400 metros donde cayó con todos los honores a 1 ¼ cuerpos de Siete Puyas.

 

Dos semanas después, en el mismo recorrido, logró su primer triunfo en final no apto para cardíacos sacando cabeza de ventaja sobre Espero y en crono de 87”4. La racha de victorias de Carril se extendió de la siguiente manera: el 15 de mayo derrotó con 6 cuerpos de ventaja a Festival y tiempo de 102”2 para la milla; el 30 de mayo sacó 2 cuerpos de ventaja al norteamericano Cuyuní dejando registro de 102”3 para la milla; el 6 de junio derrotó con 3 ¼ cuerpos a Devon’s Hill y parando los relojes en 110”1 para los 1700 metros.

 

Esa racha de victorias propició su inscripción en la milla del Clásico Hipódromo Nacional, efectuada el 20 de junio, con la monta de “El NegroJuan Eduardo Cruz. Fue una bonita carrera nos brindaron Carril, Hábil y Acertijo, pues desde los comienzos los asistentes vivieron momentos de verdadera emotividad, debido al electrizante mano a mano que sostuvieron el veloz Acertijo y Carril. La emoción fue creciendo a medida que se acortaba la distancia para la sentencia, pues Hábil (pescando en río revuelto) buscó por dentro en busca del líder Carril pero no pudo dominarlo, sacando éste cabeza de ventaja, dejando registro de 102” exactos.

 

 

El 5 de julio participó en las dos vueltas del Clásico Fuerzas Armadas, pero un sorprendente Devon’s Hill mostró su alta capacidad en esos recorridos para superarlo con 6 cuerpos de ventaja. Nuevamente Devon’s Hill el 31 de julio derrotó a Carril con 2 ½ cuerpos, esta vez en los 1700 metros de la Copa República de Perú. El contrato de Don Luis M. Pecci culminó y Don Fortunato Herrera buscó a Don Julio Castro Ruiz para hacerse cargo de la poderosa cuadra del Stud Cañaveral.

 

Con nuevo entrenador Carril reaparece el 18 de septiembre con Raúl Bustamante figurando tercero a 3 ¼ cuerpos de Colibrí, dos semanas después en la Copa Colegio de Abogados del Distrito Federal quedó nuevamente tercero de Colibrí y el 19 de octubre figuró tercero a 4 cuerpos de Brown Rambler.

 

Bajo un aguacero, el lunes antes del Simón Bolívar, Carril ejercitó 1800 metros en 120"2, lo que generó optimismo en la cuadra. Y efectivamente el 31 de octubre hizo gala de su gran clase al derrotar al crack Viviani con ventaja de 2 cuerpos y dejando fabuloso crono de 124”3 para los dos kilómetros del magno evento. El triunfo de Carril le costó al Sr. Herrera cerca de Bs. 25,000 extras, pues de buena fuente se supo que el propietario le regaló a su jinete y entrenador Bs. 5,000 a cada uno, entre los peones repartió cerca de Bs. 5,000 y la fiesta para celebrar la victoria tuvo un costo de Bs. 10,000.

 

Carril cerró el año triunfalmente el 5 de diciembre al superar con 4 cuerpos a Imprevisto y agenciando 88”1 para los 1400 metros.

 

Pero inexplicablemente Carril inició el año 1955 con una serie de fracasos que no concordaban con la excelente campaña que había desarrollado, y fue el 19 de abril, luego de figurar quinto a 29 cuerpos de Reintegro en el Clásico Presidente de la República cuando una severa lesión que le aquejaba recrudeció y lo alejó del ruedo paradisíaco. Regresó el 12 de diciembre bajo el entrenamiento de Don Camilo Paz, pero no volvió a ser el mismo. Durante el año 1956 corrió 3 veces más para luego desaparecer de las cuadras del Hipódromo Nacional, sin conocerse su destino.

 

Carril completó una campaña de 21 actuaciones para lograr 7 victorias, además de 2 segundos y 4 terceros, acumulando en premios la cantidad de Bs. 246.879. Fue un ejemplar magnífico que no debió terminar de esa manera, restándole a su campaña un brillo fuera de lo común.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas, Sr. Gastón Savino, Sr. Antonio Nicolas Tassitch, Sr. Raúl Bustamante B. (fotos).

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 27 de octubre de 2011

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados