Anécdotas Hípicas Venezolanas

Cinnamon

(Ing, 1967, Le Levanstell en Valdemosa por Princely Gift)

Por Juan Macedo

 

Cinnamon como pistero fue realmente un gran caballo para su época, a pesar de no triunfar en prueba selectiva alguna. Corría el año 1970, cuando su padre Le Levanstell surgió a la fama dando a los extraordinarios Levmoss y My Swallow que deslumbraban en el ámbito europeo. Dicha temporada fue la mejor de Cinnamon, de 21 carreras que disputó ganó 8, con un segundo, 5 terceros y 5 cuartos lugares, para una ganancia de unos 200 mil bolívares.

Cinnamon y Canelo, del mismo stud 

 

Cinnamon confrontó caballos de gran clase, algunos extraordinarios velocistas con Maravilloso, Floretti y Outsville, y le tocó un momento en el que estaba en la pista otro formidable pistero como lo fue Senador. Cuando iba a ganar el Clásico Asociación Hípica de Propietarios de 1970, se topó con un veterano y fuerte caballo llamado Gliss, que lo batió por tres cuartos de cuerpo. A continuación figuró quinto a trece cuerpos de Senador y Paunero en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar. Más tarde tuvo un descenso, por inocultables lesiones. Fue de un lado a otro, cambiando de entrenador. Y cuando cerró su campaña en 1972, había completado 41 actuaciones de las cuales 11 veces cruzo la meta en ganancia, 2 segundos, 7 terceros y 8 cuartos, totalizando Bs. 308.958,35 en premios

 

 

Cuentan que cuando comenzaba a establecerse el Haras Santa Rosa de la sucesión Herrera-Zubillaga en Carora, el gerente del haras estaba a la caza de buenos reproductores. Le gustaba mucho una yegua llamada Vany Fair, del mismo Stud Baby One, de Cinnamon. Edmundo Ruiz, que siempre ha sido un buen asesor, recomendó entonces la compra de dos sementales si los dueños se ponían en precio. Estos dos ejemplares recomendados eran Chateaubriand y Cinnamon. Según tenemos informado, la negociación se hizo por Bs. 100.000 por Vany Fair y Cinnamon, llevándose la yegua el 70% del costo. Como son las cosas, Vany Fair nunca pudo quedar preñada, mientras que al transcurrir el tiempo Cinnamon se revalorizó como semental.

 

Cinnamon destacó por intermedio del Campeón Dosañero de 1976 El Policía; el ganador clásico y récord horse Tintoreto (Semental); los selectivos Turi Junior (Semental), Del Art (Semental), Cartagena, Monfortina; y los buenos corredores Marroncita, Mondego (Semental), Cotopaxi (Semental), Armoniosa, La Plazuela, Clochard, Jarné (madre de Jarnerina), Berkelio, Trina (abuela de Burana), Segadora, Poderoso, Mentón, Super Tramp, Corvo, El Falconiano, La Liebre, Natyanto, entre otros .

 

 

Cinnamon murió a principios de noviembre de 1978, aún bastante joven para la cría y en un momento complicado cuando el mercado para la importación fue restringido. Este es otro caso que muestra la posibilidad que la calidad no solo se ve en las pistas.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, lunes 16 de Enero de 2006
Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados