Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Cuadra Ocho

(Arg, 1962, Banyan II en Petronila por Petrarca)

Por Antonio Aragonés

 

Esta simpática corredora zaina nació en Argentina en el segundo semestre del año 1962, especificamente en el Haras Los Prados. Adquirida a muy temprana edad, fue exportada a Venezuela sin realizar campaña en su país de origen, donde fue negociada a los señores Ramón Chiarelli y Gabriel Angarita para correr los colores anaranjado y blanco del Stud Raga, quienes la enviaron con “El PavoDomingo Noguera Mora para su doma y entrenamiento.

 

Debuta el 19 de abril de 1965 a los dos años en el óvalo caraqueño e inmediatamente se hace favorita del público, tal vez porque era medio hermana de Rin (corredor selectivo de 10 carreras en La Rinconada y posterior ídolo en el Hipódromo de La Limpia) y de Chasqueado (un tresañero que en esos momentos impresionaba con sus triunfos). Enfrentando al lote de la 9º Serie de importados con Morris Valbuena y en distancia de 1200 metros logra salir airosa derrotando de punta a punta y por ½ cuerpo a otro buen prospecto argentino llamado Gatsby (que dos años después ganó el Clásico Fuerzas Armadas) agenciando tiempo de 75”1.

 

Después de ese augurioso debut, le montan a Balsamino Moreira en 1400 metros pero ocupa  el tercer lugar a dos cuerpos de Coliseu. En su tercera salida, con Félix García, fue en 1200 m figurando segunda a dos cuerpos del irlandés Torrid Toes. El 10 de julio con la monta de “El DiabloÁngel Francisco Parra logró un aplastante triunfo con ventaja de 11 cuerpos sobre Royal Dancer agenciando un excelente 72”3 para los seis furlones.

 

El 25 de julio participa nuevamente en la 8º Serie y “El Pavo” busca el descargo del aprendiz Víctor M. González, quien logra un ajustado triunfo por apenas pescuezo sobre Maktub agenciando 79”3 para los 1300 metros. La calidad mostrada por la hija de Petronila y con sus tres años recién cumplidos fueron suficientes para que tuviera su prueba de fuego en la Copa Allen Thomas en distancia de 1400 metros, escenificada el 7 de agosto con la monta de Morris Valbuena, donde luchó en toda la carrera para que al final ocupara el quinto lugar a 4 ½ cuerpos de Tamagás. Carlos Cruz se hace caballero en la milla de la Copa Luis A. Landaeta, donde ocupa en tercer lugar a 4 ¼ cuerpos de Peinadora.

 

Virtualmente bajada de lote, participa ante las de su sexo en el lote común con la monta de Balsamino Moreira y en recorrido de 1400 metros, donde sorpresivamente cae derrotada a 5 ¾ cuerpos de Zoncera desde el cuarto puesto. Pero la semana siguiente, contra los machos y en un lote más exigente estuvo a punto de sorprender a Clavileño II, quien la alcanzó y superó por apenas pescuezo de ventaja.

 

Dos semanas después, el 26 de septiembre, reaparece en el mitin selectivo al participar en los 7 furlones de la Copa Arturo Michelena, pero cae derrotada ante la recordada Feusinha quedando tercera a 2 ½ cuerpos. A la semana nuevamente se enfrenta a Feusinha en el lote común esta vez con Gustavo Ávila sin muchas diferencias, ya que queda segunda a 1 ¾ cuerpos.

 

Pero la historia cambia el 9 de septiembre, cuando Cuadra Ocho con la monta de “MalabarFélix García recorre los 1700 metros de la Copa Manuel Vicente Lander como una exhalación y cruza la meta en ganancia aventajando por ¡11 cuerpos! a Peinadora y Feusinha, agenciando un notable 107” para la distancia. Al mes enfrenta nuevamente a los machos en la 6º Serie con Ángel Francisco Parra y distancia de 1400 metros, donde obtiene un buen segundo a 7 cuerpos de Clavileño II. Regresa Balsamino Moreira a sus lomos en otra carrera de la 6º Serie y en recorrido de 1800 metros, pero esta vez defecciona al ocupar el quinto lugar a 18 cuerpos de Flick.

 

El 05 de diciembre participó en el Clásico Fuerzas Aéreas en recorrido de 2000 metros derrotando a Yastá y María Blanca de punta a punta agenciando 129”3 para el recorrido con la monta de Gustavo Ávila. Por cierto, con este triunfo callaron muchas bocas que decían que Cuadra Ocho era una floja que no pasaba de los 1400 metros. Dos semanas después participa en el Clásico Turfipán con Félix García, pero no se ve en carrera en ningún momento y culmina en el 12º lugar a 21 cuerpos de Bulpret, finalizando así un productivo año.

 

Comienza a todo vapor el año 1966, ya que el 09 de enero se anotó los 1700 metros de la Copa Felipe S. Toledo con Gustavo Ávila up superando a la chilena Yastá con ventaja de 4 ¼ cuerpos dejando registro de 109”3. Tres semanas después busca anotarse el Clásico Alberto Smith en símil recorrido con Walter Carrión, pero apenas logra ocupar el quinto lugar a 3 cuerpos, terminando algo sentida de sus manos.

 

Tres meses de descanso y Cuadra Ocho reaparece el 23 de abril en una carrera de la 5º Serie, en marco del Trofeo Sabio Rafael Rangel, en recorrido de 1200 metros, y corriendo fuera de sus características, ya que ahora se la vio en atropellada, logró imponerse en la carrera donde formó pareja con su medio hermano Chasqueado, que justamente terminó en pos suyo por apenas pescuezo agenciando 73”, proporcionándoles ambos ejemplares a su entrenador Domingo Noguera Mora, la satisfacción de una victoria bastante completa.

 

Daba la impresión que la consentida del Stud Raga estaba recuperada de sus dolencias, pero el desempeño de las próximas 16 actuaciones durante 1966 e inicios de 1967 fue un síntoma inequívoco que no era ni la sombra de la notable velocistas que destacó durante 1965, apenas un segundo lugar con Raúl Bustamante a 3 ¾” cuerpos de Vélika en los 2000 metros del Clásico Fuerzas Aéreas fue su única figuración dentro de la pizarra electrónica de La Rinconada. El 2 de febrero de 1967 fue su última salida a la arena caraqueña ante el lote de la 6º serie de importados con la monta de Félix García, ocupando el sexto lugar a 16 cuerpos de Imparcial.

 

Cuadra Ocho completó una campaña de 35 salidas anotándose un total de 7 triunfos, complementados con 5 segundos, 3 terceros, 1 cuarto y 5 quintos, acumulando en premios la cantidad en metálico de Bs. 170.342. Retirada a la cría por sus propietarios fue alojada en el Haras Karen Sissy, donde destacó con la selectiva Valentina (abuela de Tiglat) y de los ganadores Del Caribe (hay que comentar que la unión de Cuadra Ocho con Victoreado fue una de las mas publicitadas de su tiempo, ambos eran favoritos y consentidos de la afición y su hijo también fue un caballo simpático que llegó a ganar 12 carreras), Special Risk, Chabelena y Secreta.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Revista Gaceta Hípica.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 18 de diciembre de 2008

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados