Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Doña Haydee

(Arg, 1956, Cabildo en Tordesillas por Alumbre)

Por Juan Macedo

 

Para finales del mes de abril del año 1960 llegó a Venezuela la zaina Doña Haydee. Esta notable corredora argentina, nacida el segundo semestre de 1956, realizó una breve pero productiva campaña en su país de origen, totalizando 7 actuaciones, triunfando en 2 oportunidades, además de un segundo y un tercero. Fue adquirida por el Sres. Humberto León y Genio Amado León para lucir la chaquetilla amarilla con bandas dentadas rojas y verdes del Stud Temis, cediendo la responsabilidad de su cuido y entrenamiento al zuliano Don Euclides Villalobos.

 

 

Debutó en la arena del Hipódromo La Rinconada el 22 de mayo de 1960 ante la 7° Serie en recorrido de 1400 metros con la monta de Emiro Parra, quedando novena a 9 ½ cuerpos de Emperor. Dos semanas después, con la monta de Walter Carrión, mejoró una enormidad al protagonizar un final dramático con Farandulera, que le sacó cabeza de ventaja. El 19 de junio logró su primer triunfo, esta vez con Miguel Moly arriba, a expensas de Lanzada que aventajó con 1 ¼ cuerpos y tiempo de 73”2 para los seis furlones.

 

Luego de figurar tercera en dos ocasiones, a 9 ½ cuerpos de Tungú y a 3 cuerpos de Costumbre, Doña Haydee participó en los 1800 metros del Clásico Día de la Marina de Guerra y Mercante con la monta de Raúl Bustamante donde animó largo trayecto y al final aflojó para quedar tercera a 5 cuerpos de Macarapana. El 6 de agosto regresó a la 7° Serie y con la monta de “El MandamásRogelio Cortez derrotó a Farandulera con un cuerpo de ventaja, parando los cronómetros en 100”1 para la milla.

 

Doña Haydee se mantuvo en el lote común con cuatro derrotas figurando muy cerca de los ganadores hasta que el 8 de octubre que con la enérgica conducción de Jesús Bolívar cristalizar efectivamente con ventaja de 4 ½ cuerpos sobre Gorda Colifa y tiempo de 99”2 para la milla. Acto seguido vuelve a derrotar a Gorda Colifa, esta vez la diferencia fue de un cuerpo recorriendo los 1300 metros en tiempo de 78”4.

 

Dushka y Blasia fueron sus verdugas en las siguientes actuaciones de Doña Haydee, que le sirvieron de preámbulo para los dos kilómetros del Clásico Fuerzas Aéreas escenificado el 4 de diciembre, carrera donde consiguió imponerse en gran forma, conducida con tino por Balsamino Moreira. Se ubicó tercera desde la partida y en los setecientos finales se lanzó en firme logrando pasar en plena recta decisiva y al final hacer caso omiso del acoso de Macarapana que tuvo que conformarse con el segundo lugar a un cuerpo, empleando 126”3 para los dos kilómetros del recorrido.

 

Doña Haydee cerró el año con el Clásico Clausura, carrera que perdió pero dio una demostración de gallardía al animar la carrera y clasificar quinta de Pensilvania, superando a ejemplares de la talla de Banal, Jungle Man, Tombrill y Micarlo. Su esplendida campaña le permitió ser  considerada como la Mejor Yegua Importada de 3 y 4 años en Venezuela.

 

Reapareció el 21 de enero de 1961 fallando desde el octavo a 12 ¾ cuerpos de Alai. Dos semanas después vuelve a fallar, esta vez sexta a 8 ¾ cuerpos de Therefor, pero el 11 de febrero con Raúl Bustamante en las bridas mejoró ostensiblemente al figurar segunda a 3 ½ cuerpos de Klick. A la semana participó en el Clásico Radio y Televisión donde pudo figurar tercera a 10 ¾ cuerpos de Rebeca II.

 

El 5 de marzo, con Carlos Cruz up, figuró cuarta a 14 cuerpos de Klick en los dos kilómetros del Clásico Gobernador del Distrito Federal. Acto seguido quedó quinta a 12 ½ cuerpos de Rebeca II en la Copa Alberto Smith. Dos semanas después conducida por Balsamino Moreira realizó una gran actuación al caer por un cuerpo ante Rebeca II en los siete furlones de la Copa Leoncio Martínez.

 

Luego de fracasar desde el séptimo puesto a 13 ¾ cuerpos de Derrochón, Doña Haydee realizó otra gran faena. Fue el 30 de abril en marco de la Copa Arturo Michelena. A la altura de los 500 finales, Balsamino Moreira requirió a fondo a la zaina hija de Cabildo y esta respondió plenamente, logrando surgir adelante en la recta final donde no tuvo problemas para alcanzar la victoria, aventajando a la argentina Dushka con 1 ¾ cuerpos y dejando a Rebeca II en el 4° puesto, agenciando 84”4 para los siete furlones.

 

De regreso al paddock de ganadores, se veía a claras que terminó claudicando la carrera, tomándose la foto de rigor con el jockey desmontado. Luego de realizarle los exámenes correspondientes, estos revelaron una grave fractura en el miembro anterior derecho, por lo que fue sometida a prolongado reposo. Incluso se llegó a pensar que iba a ser retirada a la reproducción.

 

Sorpresivamente Doña Haydee regresó el 2 de diciembre con la monta de Carlos Pérez y ¡de que manera! figurando segunda a 1 ¾ cuerpos de Blasia. Corrió una vez mas ese año sin pena ni gloria, para que el 13 de enero con Atilio Bracho en sus lomos figurar cuarta a 6 ½ cuerpos de Dushka. La lesión le impedía realizar mejores actuaciones y sus allegados comprendieron que lo mejor era el retiro y no dañar la buena campaña realizada por la noble argentina.

 

Doña Haydee completó una brillante campaña, muy bien llevada por Don Euclides Villalobos, de 29 actuaciones de los cuales en 6 ocasiones saboreó las mieles del triunfo, además de 7 segundos, 7 terceros y 2 cuartos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 182.057. Fue negociada para la cría, siendo enviada al Haras Cocotío donde fungió como matrona, destacando por intermedio de Haydee (ganadora de 11 carreras), Carabobo (ganador de 7 carreras) y Negro Mar. Doña Haydee fue notable en todos los aspectos: en la pista y en la cría.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 31 de mayo de 2012

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados