Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Genium

(Arg, 1949, Claro en Ingeniosa por Congreve)

Por Juan Macedo

 

Olvidado por el paso del tiempo, el zaino argentino Genium fue uno de los purasangres importados con mejor campaña que vino a nuestro país. Nació en 1949 en el Haras Don Santiago, adquirido en Arg$80.000 por el Stud Buarque de Macedo, ganó Arg$267.418 en 10 actuaciones de las cuales en 5 carreras saboreó las miles del triunfo, incluso los Clásicos Adolfo y Rufino Luro, Paraguay, Maipú y Jockey Club de la Provincia de Buenos Aires. Cuando fue adquirido para Venezuela en abril 53 por el Sr. Alfredo Abilahoud en una suma importante no revelada, corría para el Stud San Juan de su cuidador Juan Bianchimano.

 

Genium, precedido de gran fama, bajo el entrenamiento de Richard de Tarragón y luciendo la chaquetilla blanca con bandas cruzadas negras debutó el 26 de julio de 1953 en el Hipódromo Nacional El Paraíso en recorrido de 1400 metros y bajo la conducción de Carlos Cruz (quien fue su jinete oficial) cruzó la meta en ganancia superando a Kañileo con ventaja de 3 ½ cuerpos y tiempo de 90”1, dejando ver que se trataba de un corredor notable.

 

Dos semanas después cae batido ante Los Altos por 5 ¾ cuerpos, regresando a su cuadra resentido de una de sus manos. Tras breve receso, reaparece el 26 de septiembre en plan victorioso, aventajando a Centauro II con ½ cuerpo de ventaja y dejando 89” exactos para los siete furlones. Dos semanas después continúa la racha al superar fácilmente a Panduro en el trayecto de los 1800 metros.

 

Genium fue inscrito en los 2000 metros del Clásico Simón Bolívar pero su participación ese sábado 31 de octubre fue incolora al figurar quinto a nueve cuerpos de Los Altos. Al mes regresa al lote común donde nuevamente brilla al superar al inglés Scarlatti con ventaja de 2 ½ cuerpos y crono de 102”2 para la milla. Luego figura tercero a 2 ¼ cuerpos del tordillo Bacco en los 1200 metros de la Copa República Argentina y corre dos veces más durante el mes de diciembre sin llegar a cristalizar, indicativo de su delicada salud.

 

Reapareció el 14 de marzo de 1954 en recorrido de 1600 metros donde da muestras de clase y gallardía al batir a Mi Socio con 3 ½ cuerpos y dejando crono de 103”1. Tal fue la confianza que generó esa reaparecida que fue inscrito en la Copa de Oro X Conferencia Interamericana y ese 28 de marzo brindó una espectacular actuación (de las que se esperaban desde su llegada a El Paraíso) donde batió al argentino Buscapié por un cuerpo y relegando al crack Integro al tercer lugar, agenciando 127”4 para los dos kilómetros.

 

A la semana, en la milla del Clásico Inauguración, tuvo que conformarse con el tercer puesto a 4 ¾ cuerpos de Integro y quince días después participó en la milla y media el Clásico Presidente de la República donde su compañero de cuadra Coloso realizó una gran exhibición y cruzó la meta en ganancia, mientras que el zaino hijo de Claro llegó sexto muy lejos y visiblemente lesionado.

 

Los esfuerzos de los médicos veterinarios y del personal de la poderosa hicieron grandes esfuerzos para recuperar a Genium y regresarlo al ruedo, primero estuvo Richard de Tarragón, luego pasó su cargo el reconocido Ángel Penna y finalizando 1954 le entregó a Don Ambrosio E. Elnen quien logró, en enero de 1955 con “El NegroJuan Eduardo Cruz en sus lomos, reaparecer a Genium pero el resultado fue catastrófico, ya que el caballo terminó la carrera a duras penas.

 

No hay información que permita culminar esta historia, se puede suponer que Genium no pudo superar sus lesiones y probablemente haya sido sacrificado, ya que no se le conoce descendencia. En Venezuela completó una campaña de 14 salidas al óvalo paradisíaco, de los cuales triunfó en 6 ocasiones, además de figurar en el segundo lugar en una oportunidad, dos veces en el tercer puesto y una vez en el cuarto lugar, para acumular en premios la cantidad de Bs. 129,336,35.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas, Sr. Gastón Savino, Sr. Antonio Nicolas Tassitch

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 28 de julio de 2011

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados