Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Gliss

(Arg, 1964, Riesgo en Mentirilla por Risco)

Por Juan Macedo

 

El argentino Gliss nació en el Haras El Trébol el 31 de agosto de 1964, en los remates de 1966 con el nombre de Morsecole fue adquirido en Arg$920.000 por la Asociación de Propietarios de Caballos de Carrera del Perú y fue registrado en el Stud Book de Perú con el nombre de Gliss. Realizó campaña en el Hipódromo de Monterrico de 40 actuaciones para 9 primeros, 11 segundos, 7 terceros y 5 cuartos con producción de 808.700 soles. Ganó entre otras carreras el Clásico Armada Peruana, el Premio La Beata y el Premio Roque Saens, además de figurar segundo en el Premio Internacional Suramericano de Fomento del Purasangre de Carreras y en el Clásico Navidad; y tercero en el Clásico Ismael Ganoza Chopitea.

 

 

Este poderoso caballo llegó al Hipódromo La Rinconada a la edad de seis años, con lo cual tuvo que conceder enormes ventajas por la entonces reglamentación de los lotes. De haber llegado joven y sin lesiones, habría sido uno de los grandes idolos equinos de la época. Era propiedad del Stud El Tigre de Don Edmundo Ruiz.

 

Así debutó Gliss el 9 de agosto de 1970 bajo el entrenamiento de Eduardo Azpúrua Sosa en una carrera de 1300 metros correspondiente a la sexta serie, cuando por lo regular los debutantes importados comenzaban por novena serie. Montado por Carlos Cruz paseó el lote agenciando 77”2 a media maquina, superando por cuerpo y medio a la criolla Haydee.

 

La segunda carrera de Gliss fue en quinta serie, el 23 de agosto, de nuevo en 1300 metros. Ganó al trote agenciando 76”4, superando por 3 cuerpos a Softly y Pride, con la monta de Carlos Cruz . La tercera salida fue en la misma quinta serie y ganó batiendo por pescuezo a Intimo y Pride, agenciando 78”2 para 1300 metros con José Luis Vargas. En su cuarta salida sucedió el desastre, el veterano caballo, con la monta de "Varguitas", derrotó al velocísimo Floretti, pero los comisarios lo distanciaron al penúltimo lugar “por irregularidades cometidas en la prueba” con lo que el invicto de Gliss se vino abajo inesperadamente.

 

Gliss salió a vengarse el 25 de septiembre corriendo en 1800 metros, primera vez en largo en Venezuela y de que manera, triunfando cómodamente en 115”2 superando El Alamo, Ejemplo, Canelo y al mismísimo Floretti.

 

De esta forma se preparó su actuación para la carrera del 4 de octubre, el Clásico Asociación Hípica de Propietarios en 2000 metros. Gliss superó entonces a Cinnamon ganando una extraordinaria carrera por tres cuartos de cuerpo. Gliss con 59 kilogramos y la monta de José Luis Vargas, Cinnamon con 52 kilogramos y la monta de Angel Francisco Parra. El resto del lote lo conformó Ejemplo, Outsville, Futrone, Kokotito, Arrecife, Macabí, Paraje, Pav-Ne, Gold Crown y El Alamo.

 

La victoria le permitió un nuevo ascenso a Gliss. Ahora estaba en lo que era la segunda serie de importados y para demostrar su versatilidad, lo llevaron a una carrera de tiro corto para enfrentar a los mejores velocistas de entonces. En una tremenda carrera en tiempo de 84”1, Gliss superó a las siguientes balas equinas: Maravilloso, Only You, Mini Bear, Estense, Aranjuez y Spanish Invader.

 

El 8 de noviembre, en segunda serie, corrió Gliss y perdió al fín. Lo derrotó Estense por medio cuerpo, conducido por Balsamino Moreira, tras una prolongada batalla a lo largo de los 1700 metros, agenciados en fenomenal tiempo de 104”3. Cuando regresaban hacia el paddock, Pedro González Pinto, quien traía a Gliss, desmontó apresuradamente porque el caballo venía severamente lesionado.

 

La lesión fue más grave de lo que pareció inicialmente, lo cual demostró plenamente la guapeza de Gliss que, con todo, hizo el esfuerzo para perder su invicto real contra un buen caballo y apenas por medio cuerpo. La lesión fue de tendón, el problema más crítico e irremediable que puede sufrir un purasangre. De no haber sido por esa lesión Gliss pudo continuar su exitosa campaña, o pudiendo llevarlo a los Estados Unidos como ocurrió con Ejemplo y Paraje, dos ejemplares a los cuales derrotó fácilmente. Para el Haras Santa Rosa pudo ser un golpe de suerte ya que adquirió el caballo y se lo llevó a la cría.

 

 

Gliss no hizo historia y no quedó en la mente de los aficionados por una razón muy sencilla: sólo tuvo menos de cuatro meses en las pistas venezolanas y en tan corto tiempo realizó todo lo que contamos. Su campaña fue de 8 actuaciones para 6 triunfos y un segundo acumulando en premios la cantidad de Bs. 181.512.

 

Como semental no pasó desapercibido, destacó por intermedio de la ganadora clásica Chiquindola (madre de Don Rey), los selectivos Poema, Javito, Chavín (Semental), Los Pacaes, Los Aranguez y Maleigua (en La Limpia); además innumerables ganadores como Enbandolera, Diquiva, Cromagnón, Giarre, Sadagora, Agrolandia, Tulipán, Sicily High, El Abanderado, New Souvenir, Intermitente, El Gananciero, Mc Cloud, Pan de Horno, Salgino, Logistica, Tío Gallo, Magic Splendor, Saint Helens, Kim, El Encanto, Weiss, Olo, Anhelos, Glissemia, etc.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Juan Carlos Rodríguez O, Sr. Gastón Savino, Sr. Antonio N. Tassitch

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, lunes 16 de Enero de 2006
Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados